KIA Optima T-Hybrid: un híbrido que promete, con motor diésel y compresor eléctrico

KIA quiere combinar compresor eléctrico e hibridación para lograr un diésel que, además de ahorrador, ofrezca buenas prestaciones y una respuesta inmediata del acelerador en todo su régimen de revoluciones.
 |  @davidvillarreal  | 

Europa no es, ni mucho menos, el mercado ideal para un híbrido como el KIA Optima Hybrid. Aún así, Kia sigue presentándonos las claves de su visión de la hibridación y del diésel en un futuro próximo. Y hemos de reconocer que nos gusta. El nuevo prototipo que se presentará en el Salón de París será el KIA Optima T-Hybrid, una suerte de híbrido diésel, con cambio manual, condimentado con un motor eléctrico y un compresor eléctrico. ¿Qué repercusiones tendría abogar por esta tecnología en sustitución del antiguo híbrido de gasolina de la gama KIA Optima?

De momento es un prototipo, pero KIA espera lanzar esta tecnología en su próxima generación de híbridos.

El fin último de un híbrido suele ser el ahorro de combustible, algo inherente en el motor térmico diésel empleado por este prototipo. Si a eso le sumamos la hibridación, obtendremos un KIA Optima T-Hybrid que en condiciones de homologación lograría un consumo de 4,2 litros/100 kilómetros y unas emisiones de CO2 inferiores a los 99 g/km. Pero tampoco se nos escapa lo que podría conseguir este diésel de cuatro cilindros de la mano de la hibridación, de un motor eléctrico que añade 11 kW (15 CV) y un compresor eléctrico que virtualmente carece de lag (el retardo es inferior a un cuarto de segundo).

Esta tecnología podría verse en unos años en los concesionarios, en la próxima generación de híbridos de KIA.

Una tecnología prometedora, compresor eléctrico en diésel de cuatro cilindros

Respecto a sus prestaciones, el KIA Optima T-Hybrid lograría una potencia máxima de 170 CV a 4.000 rpm, de la mano de su diésel de 1.7 litros (1.685 cm3), turbo convencional y el ya mencionado compresor eléctrico. El funcionamiento del compresor eléctrico exige una instalación de 48 voltios, con una batería que también se encarga de alimentar los sistemas de a bordo y un motor de arranque eléctrico que permite, en ciertas circunstancias, circular en modo eléctrico puro.

La razón por la cual nos resulta tan prometedora la incorporación del compresor eléctrico ya os la dábamos este mismo verano, cuando tuvimos ocasión de probar algunos de los primeros prototipos TDI de Audi equipados con compresor eléctrico. Sin lag, o con un mínimo lag, la respuesta de un motor más perezoso en bajas y con una latencia alta en el turbo como estos diésel, se transforma en una respuesta inmediata. En el caso de los Audi tuvimos ocasión de probarlo en modelos diésel de seis cilindros, con compresor eléctrico y uno y dos turbos, pero sin lugar a dudas ya os adelantábamos que la verdadera revolución para el diésel de esta tecnología llegará cuando el compresor eléctrico se popularice en motores más modestos.

Los ingenieros aún tienen que pulir algunos detalles para que los compresores eléctricos comiencen a extenderse en estos motores diésel de cuatro cilindros. También hay que tener en cuenta que exige una instalación eléctrica de 48 voltios, que en un momento dado se podrá utilizar para sistemas híbridos, como en el caso del KIA, o incluso equipos eléctricos de a bordo más potentes.

Fuente: KIA
En Diariomotor: ¿Por qué los compresores eléctricos serán la nueva revolución del TDI de Audi?

Lee a continuación: Nuevas imágenes del Lamborghini Asterion: ¿estamos ante el primer híbrido de Lamborghini?

El Kia Optima es una berlina que intenta plantar cara al VW Passat apostando por una estética diferenciada y un amplio habitáculo

Ver todos los comentarios 2
  • Es el segundo híbrido manual que vemos después del Honda CRZ, lástima que no lo hayan creado de gasolina, porque podría haber sido todo un éxito de ventas, y haberse convertido en mi sueño húmedo: un buen híbrido de gasolina, manual.

  • ADN

    Resulta curioso como cada vez se incorporan tecnologías para un bien común. Diesel+turbo+ supercargador+ híbrido.
    Poco a poco veremos desaparecer a los motores atmosféricos convencionales.