Opel Corsa 2015, prueba y primer contacto: ¿Qué hay de nuevo, por dentro y por fuera, en el best-seller alemán?

Tal y como ya os hemos ido anticipando estos días, por fin hemos tenido ocasión de probar por primera vez a este nuevo Opel Corsa 2015, el que llegará a los concesionarios a comienzos del año próximo, en enero de 2015, aunque las reservas podrán realizarse a partir de este mes. Ya te hemos contado que este Opel Corsa es un modelo completamente nuevo, aunque recurre a la plataforma de su predecesor, también que se fabricará en Figueruelas, muy cerquita de Zaragoza. De momento no tenemos precios definitivos, y tan solo sabemos que en su versión más económica, un Expression 1.4 de 75 CV y 3 puertas, arrancará en 13.540€. El cinco puertas supondrá 525€ más. Y estos precios, por supuesto, no incluyen descuentos promocionales ni Plan PIVE, por lo que hay que tener en cuenta que ese precio se verá reducido significativamente.

Aterrizamos en Frankfurt y a la salida de la terminal del aeropuerto, en el kiss and fly, nos encontramos con una nutrida selección de Opel Corsa de diferentes colores, con tres y cinco puertas, pero todos ellos con llantas de 17”, y por ende chasis Sport, y dos opciones de motor: 1.4 Turbo de 100 CV y 1.0 ECOTEC de 115 CV. Entre ellos, también se ha colado algún Opel Corsa OPC Line.

A la vista de las cifras del Opel Corsa de la anterior generación, que al final de su vida comercial seguía siendo un best-seller, Opel optó por un cambio evolutivo, no una revolución.

De un vistazo, este Opel Corsa no puede negar sus orígenes. El Corsa no ha asistido a una revolución, a un cambio dramático de enfoque ni estética que modifique sustancialmente su carrocería, sino a una evolución bastante conservadora. La silueta es prácticamente la misma, pero en el detalle ha cambiado por completo y de hecho no conserva ningún panel exterior de su predecesor. Su aspecto es muy ADAM, especialmente por el diseño de su frontal, el cromado de la parrilla, los faros, la integración de la iluminación antiniebla o el aspecto del capó. Su línea lateral también ha buscado un aspecto más musculoso y sus pasos de rueda se han adaptado para que nos acostumbremos a verlo con llantas de 17”, aunque la opción más adecuada en la mayoría de los casos, y probablemente la más confortable, sea con 15” o 16”.

La silueta del portón trasero tampoco ha cambiado demasiado, aunque sí el diseño de los pilotos, las defensas y el emblema de Opel que oculta un botón en la zona inferior que nos permite abrirlo para acceder al maletero.

Hay cosas que no cambian. El Opel Corsa seguirá contando en su gama con tonos muy llamativos, que son una revisión de aquellos dorados y celestes que ya conocimos en generaciones previas. Aquí te lo mostramos en un amarillo “dinámico” y un celeste Peppermint, que sin lugar a dudas serán los dos tonos más llamativos del nuevo catálogo de este Corsa.

A bordo, Opel ha abogado por mejorar la calidad transmitida a los ocupantes. El nuevo Opel Corsa recurre a materiales que aparentan solidez y agradables al tacto, plásticos lisos bien rematados, leve mullido en el área superior del salpicadero. Hay algún detalle que me gustó menos, como el tacto y la fragilidad que aparenta el revestimiento del techo o el plástico empleado en el área en el que se integra el sistema de apertura del elevalunas eléctrico.

Una de las claves del nuevo Opel Corsa, y el detalle que quizás más llama la atención, lo tenemos en una gran pantalla táctil de 7” empleada por el equipo de entretenimiento IntelliLink, del cual ya os hemos hablado en mayor profundidad. Este sistema hace uso de algunas funciones ya presentes en nuestro móvil, como la navegación o el streaming de audio y es muy asequible, puesto que será opcional al módico precio de 250€. Su posición no es demasiado cómoda, puesto que para no romper la horizontalidad del salpicadero, Opel ha integrado la pantalla en una posición intermedia, por debajo de los radios centrales del volante, que definitivamente no es lo más cómodo para ayudarnos en la navegación.

Como de costumbre, el Opel Corsa cuenta con tapizados atractivos y coloridos para los asientos, que en el caso de las unidades probadas me resultaron muy cómodos y con un mullido correcto.

Otra de las novedades la tenemos en su cuadro de mandos, que ahora cuenta con un ordenador de a bordo digital que se sitúa entre los analógicos del cuentarrevoluciones (a la izquierda) y el velocímetro (a la derecha), y que por su tamaño es capaz de mostrarnos mucha información de manera clara y legible de un vistazo.

En apariencia, el espacio para los pasajeros ha mejorado levemente. Pensemos que este Opel Corsa apenas ha crecido un par de centímetros y la base es la misma que la utilizada por su predecesor, pero Opel habría ganado unos centímetros en sus cotas interiores optimizando la integración de los paneles y el diseño del salpicadero y los respaldos de los asientos.

El maletero no ha crecido demasiado, pero sí resulta más aprovechable que en su predecesor. El espacio de carga es de 285 litros hasta la bandeja y hay que tener en cuenta que la rueda de repuesto se ha sustituido por un espacio revestido de moqueta. También cuenta con una bandeja móvil, que puede colocarse en dos posiciones diferentes, para distribuir la carga. Esta bandeja es bastante práctica, porque en su posición más elevada nos permite alojar en el doble fondo dos maletas de mano no demasiado voluminosas (con dimensiones aptas para un vuelo en compañía de bajo coste) y aún poder alojar otras dos maletas y otros bultos en el espacio superior.

No te vayas muy lejos. Aún nos queda hablarte de su tecnología y, faltaría más, de cómo ha mejorado en dinámica, confort y un vistazo a lo que ofrecen sus nuevos motores 1.4 Turbo de 100 CV y 1.0 ECOTEC Turbo de 115 CV y tres cilindros.

En Diariomotor: Diseccionando al nuevo Opel Corsa: ¿De verdad es un modelo completamente nuevo? ¿Qué ha cambiado (y qué no)?

Lee a continuación: Opel Corsa e IntelliLink: navegación, entretenimiento y streaming por 250€

Solicita tu oferta desde 8.990 €
  • Alejandro

    Pues me está gustando muchísimo. Se nota que los interiores de Opel están hechos pensando en que el diseño aguante fresco y actual bastante tiempo.

    El 1.4 Turbo de 100cv se me antoja una alternativa interesante para el Polo TSI de 110cv y para el Fabia, también TSI. Ya podéis ir planteando una comparativa, Sres. de Diariomotor, que uno de vuestros más fieles seguidores va a necesitarla :D

  • siroco007

    Con el peso del Corsa para poder comparar con los TSI del grupo VAG habrá que irse a la versión de 115 cv y ni con esas creo que iguale en rendimiento.
    Me sigue pareciendo bastante al anterior y siguen sin arreglar los problemas de peso… Esperemos que este gire por lo menos.

    • OPC

      Que gire??????? Cuando quieras con tu vag, elige la la carretera tú.