Volvo Way to Market: las 8 claves del proyecto con el que Volvo quiere cambiar las reglas del juego de la industria

 |  @davidvillarreal  | 

Desde Suecia nos acaba de llegar más información del plan Volvo Way to Market. Se trata de un proyecto que, dentro de la exaltación de la fe que práctica el converso, el que acaba de descubrir que el negocio puede manejarse de otra manera, es realmente innovador y sincero a la hora de reconocer que existen otras vías en la manera de actuar en muchos ámbitos del marketing y la comunicación de una marca. Volvo alega en su defensa que no están de acuerdo con el conservadurismo y la falta de evolución – en cuestiones de marketing – de la industria del automóvil. Y hete aquí su propuesta en 8 claves que nos dan algo de claridad acerca del proyecto que se ha propuesto Volvo.

  • Menos salones del automóvil. Organizar un salón internacional no es, ni mucho menos, económico para ningún fabricante. El coste del expositor y de la logística que implica no siempre es sencillo de justificar en base al retorno obtenido y en el objetivo que se persigue, trasladar a la prensa y a los clientes potenciales las últimas novedades sobre productos, tecnologías e innovaciones. Volvo cree – y cito palabras textuales – que “se han convertido en una batalla entre marcas por atraer la atención de la prensa”. Por esa misma razón Volvo solo estará presente a partir de ahora en un único salón internacional por continente y año, en Ginebra en Europa, en Shanghai o Pekín en China y en Detroit en Estados Unidos.
  • Apostar por el formato keynote estilo Apple. Volvo cree que una de las mejores estrategias para comunicar a la prensa, y como consecuencia de ello a sus clientes, sus últimas novedades serán los eventos anuales que organizarán con motivo de la presentación de sus productos más importantes. En el evento de este año, en agosto, se presentó a la prensa el Volvo XC90 en Estocolmo.

Respecto a estos dos puntos os recomiendo un artículo en el que Daniel Seijo ya os hablaba de la política de salones del automóvil y la estrategia keynote de Apple.

Volvo no está dispuesta a pagar por patrocinios futbolísticos, y en otros eventos deportivos, pero sí aumentarán sus esfuerzos y su inversión en la famosa Volvo Ocean Race.

  • Volvo no quiere competir en publicidad. Aunque la entrada de capital del grupo chino Geely haya supuesto tranquilidad económica para Volvo, los suecos no están dispuestos a dilapidar sus fondos en inversiones publicitarias. Su único objetivo es invertir para transmitir un mensaje global, de marca, y no tratarán de competir en exposición publicitaria con las inversiones multimillonarias de sus rivales.
  • Menos patrocinios. Mientras que muchos fabricantes se rifan – literalmente – los patrocinios en eventos deportivos de muy diversa índole, sobre todo fútbol, Volvo reducirá todos sus patrocinios y no apostará por esta estrategia publicitaria. Pero por otro lado sí que seguirán apostando, y de hecho aumentarán sus inversiones, por la Volvo Ocean Race, un prestigioso evento náutico, de regatas, también conocido como la vuelta al mundo a vela.

Volvo aboga por centrar los esfuerzos de sus concesionarios cada vez más en la post-venta y en el tratamiento personal de la boutique, del showroom de estilo sueco, para crecer más en ventas por internet.

  • Venta de coches por internet. No entraremos en más detalle y os remitiremos al artículo que publicábamos estos días al respecto de la nueva estrategia de Volvo, de potenciar la venta de coches por internet. Volvo considera que su crecimiento pasa por mejorar la red de concesionarios, pero sobre todo por buscar nuevos canales de venta en internet.
  • Una página web más trabajada y mejores configuradores de coches. Volvo trabaja en un configurador en el que el cliente podrá personalizar hasta el último detalle de su coche y contemplarlo, tal y como lo recogerá en su concesionario, rodando en un vídeo.
  • Mejorando la red de concesionarios. En vez de expandir su red de distribución y crecer más en las grandes ciudades, Volvo abogará por transformar sus concesionarios, mejorar su imagen y ofrecer diferentes alicientes que transformarán el concesionario en una boutique sueca. Entre otras cosas, sus distribuidores ofrecerán diferentes expositores para palpar, e incluso oler, los materiales que se emplean en los revestimientos de sus automóviles. También ofrecerán refrescos típicos de Suecia a sus clientes y vestirán a su personal con un uniforme diseñado por el modista sueco Oscar Jacobsson.
  • Un asistente personal por cada coche. En el momento en que un cliente recoja su Volvo, se le presentará a el asistente personal que le acompañará a lo largo de la vida de su automóvil. Ese asistente personal, y no otro, será el encargado de atender cualquier incidencia que suframos y se responsabilizará de facilitar las reparaciones o la resolución de dudas que requiramos. Este servicio ya ha comenzado a ofrecerse en algunos países a modo de “experiencia piloto” y en 2018 esperan que esté incorporado en toda su red de concesionarios.

Fuente: Volvo
En Diariomotor: Volvo quiere ser el Amazon de la industria, convertirse en líder de la venta de coches en internet

Lee a continuación: El primer Renault “made in China” es un buen negocio para sus intereses en Asia

  • LaRubiaDelChallenger

    Pues la verdad , son ideas bastante buenas. A ver si los demás fabricantes aprenden… jaja

  • el interceptor

    Estoy viendo que de aqui a varios años mas, volvo no la conocera nadie por falta de publicidad