¿Por qué un Audi R8 Turbo sería un pecado, aunque también una genialidad?

 |  @ClaveroD  | 

Sí, lo sabemos, el Audi R8 ya no tiene complejos y puede decir alto y claro que es hermano del mismísimo Lamborghini Huracán. Pero si Audi puede permitirse algo con el nuevo R8, es el arriesgar e intentar ir un paso más allá de los estereotipos y convencionalismos. Ofrecer un motor V10 atmosférico en dos sabores es toda una declaración de intenciones, sin embargo la idea de ver motores Turbo en el Audi R8 no cesa, dejando entrever que esa posibilidad podría llegar en algún momento para ofrecer un verdadero deportivo basado en la innovación tecnológica y en la línea de algunos de sus competidores que ya han sucumbido a las bondades de la sobrealimentación.

El Audi R8 ha subido un peldaño en imagen y prestaciones con su V10, la llegada de un motor Turbo de acceso podría ser contraproducente

Desde que la segunda generación del Audi R8 comenzó a gestarse, la posibilidad de ver un nuevo motor sobrealimentado siempre estuvo rondando por la cabeza del grupo de ingenieros que se encargó de su desarrollo. Cabe recordar que, con el proyecto de esta segunda generación del R8 ya en marcha, fue cuando se produjo uno de los cambios más importantes de Audi en los últimos años, el regreso de Ulrich Hackenberg. Con su regreso se resucitaron proyectos como el Audi R8 e-tron, pero también se abrió un poco más el campo de visión hacia nuevas tecnologías.

Pero la realidad es que nunca sabremos a ciencia cierta en qué proyectos o posibles configuraciones mecánicas trabajaron durante el desarrollo del nuevo Audi R8. Nadie esperaba que el propulsor V8 de acceso a la gama desapareciera, pero en un giro inesperado de los acontecimientos, el Audi R8 reclamó para sí un puesto que le colocara frente a frente con el Lamborghini Huracán. Audi decía adiós a sus complejos.

¿Todavía no has leído nuestra prueba del Audi RS7 con motor 4.0 V8 TFSI de 560 CV?

¿Pero qué más motores podrían ser instalados en el Audi R8? Existe cierto motor 4.0 V8 TFSI que les está haciendo realmente fácil la vida a gran parte de los modelos prestacionales del grupo Volkswagen. Este motor V8 se podría entender como el sustituto natural del V8 atmosférico de 4.2 litros y hasta 450 CV, pero nada más lejos de la realidad, porque el 4.0 V8 TFSI con posibilidad de ser exprimido hasta los 600-650 CV, es muy capaz de dejar en el olvido al 5.2 V10 que tantas alegrías ha traído a Audi y Lamborghini.

Audi quiere convertirse en líder en tecnología de sobrealimentación, algo que hace más que interesante la idea de un Audi R8 Turbo

Con todo ello, y a pesar de que esta segunda generación del Audi R8 tiene su versión de acceso en los 540 CV del V10 atmosférico, se echa en falta una verdadera opción de acceso encarnada por un V8 sobrealimentado que, tal y como se ofrece en Bentley, puede conciliar magníficos consumos y prestaciones en su variante de alrededor de 500 CV.

Hackemberg no ha tenido reparos a la hora de hablar del futuro del Audi R8 a lo largo de sus próximo 8 años que se estima que estará a la venta esta segunda generación, dejando caer que durante la vida del nuevo R8 será bastante posible que veamos cambios en relación a la introducción de motores sobrealimentados.

Fuente: Motoring
En Diariomotor: Audi R8 2015: disponible en España por 191.870 euros | ¿Un Audi R8 y un Lamborghini Huracán con cinco cilindros? Los turbos eléctricos son la respuesta

Lee a continuación: Audi R8 2015, nueva galería de imágenes: foto a foto con el superdeportivo de Ingolstadt

Solicita tu oferta desde 194.720 €