5 curiosidades que cambiarán tu visión de los asientos del nuevo Opel Astra

 |  @sergioalvarez88  | 

Hace apenas unos días retorné de Portugal, donde por primera vez pude probar el nuevo Opel Astra Sports Tourer. Fue mi primer contacto con la nueva familia Astra, y durante la cena, pude conversar con Andrew Leuchtmann, jefe de ingeniería de asientos en General Motors Europe. Opel presume de sus asientos, certificados por AGR – una asociación alemana que campaña por las espaldas sanas – y Leuchtmann nos ha contado algunas curiosidades muy enriquecedoras, que trataré de transmitiros de la mejor manera posible en este artículo.

1) Sí, son lo único que te une al coche

Hay mucha más ingeniería de lo que parece en el diseño y construcción de un asiento moderno.

Es una obviedad, pero conviene de vez en cuando recordarla. Los asientos son los responsables de unirnos al coche, y una gran parte de las sensaciones que sentimos al volante las sentimos a través del asiento. Por supuesto, también agarramos el volante, pero nuestra estabilidad corporal es responsabilidad única del asiento – y el imprescindible cinturón de seguridad. Aunque son imprescindibles en cualquier coche, no se prestó demasiada atención a su diseño e ingeniería hasta bien entrados los años 60 del pasado siglo.

2) Representan el 12% del coste de producción del Opel Astra

¿Sabías que los asientos representan el 12% del coste de producción del nuevo Opel Astra? Tal y como lo oyes, y es un porcentaje que también me sorprendió por lo abultado. Andrew me explicó varias claves de este abultado coste. En primer lugar, la cantidad de componentes que esconde el interior de un asiento. No es solo una estructura metálica rodeada de espuma y tapizada por tela o cuero. En su interior hay multitud de sensores, pueden estar calefactados y/o ventilados, e integran en su estructura airbags.

“La complejidad de diseño e ingeniería de asientos ha aumentado de forma exponencial durante las últimas décadas”.

Además, no se debe olvidar que muchos de ellos cuentan con una banqueta extensible y posibilidad de regulación eléctrica. Y no solo en altura y extensión longitudinal, sino en sus pétalos o en su soporte lumbar. Sin olvidarnos de las funciones de masaje. Los asientos “Wellness” del nuevo Opel Astra tienen en su haber todas las amenidades antes citadas, completamente invisibles desde fuera. No se debe olvidar la miniaturización necesaria de todos estos componentes, tanto por espacio como por ahorro de peso.

3) Opel tiene responsabilidad global para asientos en General Motors

Mejor dicho, General Motors Europe es la subsidiaria de General Motors que se encarga del desarrollo global de asientos para todas las marcas del grupo. Su desarrollo está centralizado en Rüsselsheim, sede de Opel, situada a escasa distancia de Frankfurt. Andrew Leuchtmann es el máximo responsable de este departamento, que cumple con las necesidades de marcas tan ajenas a Europa como es Buick, sin ir más lejos. El desarrollo de las estructuras de los asientos es otra parte importante del trabajo de este departamento.

4) ¿Por qué considera líderes a los asientos de Opel?

La regulación en altura de los asientos delanteros es de hasta 65 mm, líder en el segmento, adelantando al Volkswagen Golf (61 mm).

Leuchtmann trabaja para Opel, y he podido comprobar que es un auténtico apasionado de su trabajo. En sus más de 30 años en la empresa ha participado en el desarrollo de decenas de asientos. Tras preguntarle en qué se diferencian de la competencia, me dió una respuesta clara: son los más ergonómicos. ¿Por qué? Porque se adaptan a pasajeros de toda talla y peso, con los márgenes de regulación más amplios entre sus competidores. Siendo más concretos, sirven a un percentil 95 de la muestra representativa de conductores.

Hablando en cristiano – y siempre en lo tocante a los asientos delanteros – se adaptan perfectamente a personas de hasta 98 kilos de peso, y con una estatura comprendida entre los 1,56 metros y los 1,93 metros. El 95% de los conductores encajan en este intervalo, aunque Leuchtmann reconoce que extendiendo al máximo los ajustes los asientos se adaptan a un percentil 98. Una gran posibilidad de regulación no solo hace la conducción más cómoda, es absolutamente vital para proteger al ocupante en caso de accidente.

5) Son 10 kg más ligeros que los anteriores asientos

Los asientos del Opel Astra son de nueva factura, y se han invertido 5 años en su desarrollo.

El ahorro de peso es una de las claves del desarrollo del nuevo Opel Astra, y los asientos son 10 kg más ligeros que los asientos del anterior Opel Astra. También son más delgados, aumentando el espacio disponible para los pasajeros de las plazas traseras. Su estructura es de acero de alta resistencia – similar al empleado en los chasis de los coches – y está formado por placas con un grosor máximo de 1,5 mm en la base y un mínimo de 0,6 mm. En el desarrollo de la espuma de alta densidad se ha invertido no poco tiempo.

La relación con los proveedores es capital para llevar a buen puerto el desarrollo de un asiento, constantes reuniones, tira y afloja con costes, plazos y materiales. En cuanto a AGR, es una asociación alemana que hace campañas médicas por la salud de la espalda. Han avalado estos asientos opcionales, un extra de 500 euros de precio – que bien lo merecen – del nuevo Opel Astra. Esta certificación se renueva cada seis meses, y Opel lleva ya bastantes años trabajando con esta asociación.

En Diariomotor:

Lee a continuación: Opel Astra Sports Tourer 2016, toma de contacto: los crossover aún tienen mucho que aprender de los familiares compactos

  • oli

    Tengo los asientos sport en el Insignia de primera generación, es de 2009, y también están recomendados por la asociación alemana y en mi caso son los más incómodos que he tenido. Son con tapicería de tela en mi caso y la zona lumbar está exageradamente marcada y sacada hacia afuera, aunque quites todo el soporte lumbar se sigue marcando mucho. Todos los que se han subido a mi coche delante, opinan igual, a unos les parecen más incómodos y a otros menos, pero a ninguno le parecieron cómodos.

    Está claro que esto de los asientos va por gustos, pero en mi caso, después de probar los asientos de serie en el astra j acabado sport de un amigo, que no tienen el certificado de la asociación alemana esta, los prefiero a los míos, para mi son mucho más cómodos, con el respaldo sin tanto apoyo lumbar, más recto y más natural para la espalda.

    Los míos da la sensación que están concebidos para conducir muy erguido, no para ir en una posición más relajada.

    Habrá que probar estos asientos del astra k a ver que tal, está claro que la comodidad para cada cual es distinta.

    Saludos

    • elgrone77

      Es que ese es el detalle, lo que se siente y lo ideal ergonomicamente. La verdad es que yo nunca he manejado por largos periodos de tiempo en unos asientos con soporte lumbar como los describes tu, pero si siento que al bajarme la espalda en la parte baja me duele como el diablo, al rato se me quita pero si duele mucho. Se baja uno del carro rengo(como si tuviera un esguince lumbar) como dice uno aca en Colombia….

  • sat

    12%? dinero tirado..