comscore
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Youtube Diariomotor

3 MIN

Aquellos maravillosos años 80: Opel Kadett GSi vs Ford Escort RS turbo (vídeo)

ford-escort-rs-opel-kadett-gsi-video

A veces es bueno mirar atrás y recordar que hace unas décadas no necesitábamos más de 300 CV para divertirnos. Que en aquellos años había deportivos para todos los bolsillos que con poco más de 130 CV hacían las delicias de su conductor. Deportivos que, lejos de lo que ahora podemos encontrar en los concesionarios, exigían pilotos de verdad, conductores habilidosos, capaces de exprimir sus prestaciones sin la vigilancia continua de la electrónica, que por suerte ha hecho que hoy en día prácticamente cualquier deportivo se pueda conducir muy muy rápido sin arriesgar la vida. Y entre todos esos deportivos compactos de los ochenta hay dos que brillan especialmente, el Opel Kadett GSi y el Ford Escort RS que se presentan en este espectacular vídeo de Fifth Gear. Dos modelos que bien podríamos considerar los abuelos de los Opel Astra OPC y Ford Focus RS modernos.

En los años ochenta, un compacto superando los 150 CV ya era un auténtico deportivo de referencia.

Aunque en nuestro país lo conociéramos como Opel Kadett GSi, en Reino Unido ya se comercializaba con el nombre que más tarde sustituiría al Kadett, Astra. El Vauxhall Astra GTE que vemos en este vídeo es esencialmente el Opel Kadett GSi que conocimos en España, en su versión de 16 válvulas, que ya superaba los 150 CV.

Por otro lado, el Ford Escort RS Turbo ya iba dibujando el aspecto del compacto deportivo del Siglo XXI. El óvalo azul escogió un motor más pequeño, de 1.6 litros, turboalimentado para la ocasión para llevar las prestaciones de aquel Escort de los ochenta a un nuevo nivel. Y vaya si lo consiguieron.

Recordar a estos dos representantes de los deportivos para todos los bolsillos de los ochenta fue la excusa que llevó a Fifth Gear, y el gran Tiff Needell a ponerse a los mandos del Opel Kadett GSi (o mejor dicho, Vauxhall Astra GTE), y el Ford Escort RS.

Una excusa que a nosotros también nos debería llevar a valorar lo que se ha conseguido, sobre todo en lo que respecta a la seguridad, en los compactos deportivos modernos. Y a preguntarnos de nuevo si de verdad es necesario superar los 300 CV para crear un compacto divertido y deportivo...

Fuente: Fifth Gear En Diariomotor: