comscore
MENÚ
Diariomotor
Industria

5 MIN

Tras el Brexit, Reino Unido vota abandonar la Unión Europea, ¿qué consecuencias tiene para la industria del automóvil británica?

portada_Jaguar_XKSS_1_(128045)

Reino Unido ha votado, y esta mañana hemos amanecido con un 52% de los votos a favor de su salida de la Unión Europea. Aunque no estaban en la unión monetaria y mantenían un mayor grado de independencia, tras el Brexit no tendrán que obedecer las políticas comerciales, ni al mercado común europeo. Reino Unido es un país netamente importador, pero su potente industria automovilística vive casi exclusivamente de las exportaciones. ¿Qué consecuencias tiene el Brexit para la industria del automóvil británica?

¿Cuán importante es Reino Unido para la industria?

161.000 empleos directos y 64.100 millones de libras de facturación. La dimensión del sector automovilístico en Reino Unido es grande.

Reino Unido es el segundo mercado europeo tras Alemania. Se venden unos 3 millones de coches al año en el país, y multitud de multinacionales automovilísticas tienen grandes centros productivos instalados en el país. Por ejemplo, Nissan fabrica en Sunderland el exitoso Qashqai, y tiene también su sede europea de desarrollo de vehículos e ingeniería. Honda posee una fábrica en Swindon en la que fabrica los CR-V, HR-V y Civic para el mercado comunitario. Tres cuartos de lo mismo para Toyota Manufacturing UK.

El Grupo BMW fabrica los MINI en Cambridge y los Rolls-Royce en Goodwood, así como algunas motorizaciones de gasolina en Hams Hall. Ford of Europe tiene en Reino Unido centralizada su producción de motores, y emplea a 14.000 personas. Vauxhall - la división británica de Opel/General Motors - es el mayor empleador del sector con 35.000 puestos de trabajo. No nos olvidamos de otras marcas autóctonas: Land Rover, Jaguar, Bentley, Aston Martin y una gran variedad de pequeños fabricantes independientes.

A nivel comercial, Reino Unido exporta el 77% su producción automovilística, de la que casi el 60% tiene como destino el continente europeo.

¿Cuál es la postura de las marcas establecidas en Reino Unido?

Si conduces un Toyota Auris, un Nissan Qashqai o un Honda CR-V, ha sido fabricado en Reino Unido.

De forma casi unánime, las marcas extranjeras han expresado públicamente su deseo de permanecer en la Unión Europea. Según la Society of Motor Manufacturers and Traders, casi el 80% de los miembros de la industria automovilística británica creían que la permanencia en la Unión Europea era lo mejor para su negocio. Los tres argumentos más esgrimidos en contra del Brexit eran el acceso al mercado comunitario, el acceso a una fuerza de trabajo bien formada y la habilidad de influir las decisiones legislativas.

Nissan ha sido la marca más vehemente con sus deseos de permanecer en la Unión Europea. De hecho, la campaña pro-Brexit ha usado la imagen de Nissan para apoyar sus actos, y el fabricante les ha denunciado por uso ilegal de su imagen. Toyota también ha expresado su malestar, al igual que Ford of Europe e incluso el Grupo Jaguar-Land Rover. Todas las marcas coinciden en que la incertidumbre legislativa terminará influyendo de forma negativa en las inversiones extranjeras del sector automovilístico en Reino Unido.

¿Cuál es el verdadero miedo de los fabricantes?

De forma gradual, algunos fabricantes podrían empezar a derivar producción a otros centros europeos.

El encarecimiento de sus materias primas y componentes por la depreciación de la libra - la libra esterlina se ha depreciado en torno a un 10% en unas horas, encareciendo las importaciones británicas de bienes - y la posible introducción de aranceles a la importación de automóviles británicos por parte de la UE. Toyota Manufacturing UK - que exporta a la Unión el 90% de su producción británica - estima que podrían alcanzar un 10%. El Brexit no será un cambio radical, sino un proceso de separación gradual que durará al menos dos años.

Es la responsabilidad de los gobernantes británicos garantizar un futuro digno a todas las inversiones extranjeras en Reino Unido, especialmente aquellas que viven de las exportaciones a la Unión Europea. De lo contrario, muchas corporaciones podrían empezar a derivar producción a otros centros productivos europeos. En su conjunto, varios analistas creen que las ventas de automóviles podrían caer hasta en un 10% en 2017 en Reino Unido, debido al encarecimiento de las importaciones y la incertidumbre jurídica.

¿Qué terminará pasando?

Posiblemente nada tan traumático como la visión que os hemos pintado. O sí. Es muy pronto para saber las repercusiones de un anuncio que tiene apenas horas, pero hemos querido daros unas pinceladas acerca de las posibles implicaciones de este anuncio de abandono de la Unión Europea. El Brexit - significa British Exit - podría sentar precedentes para otros países, y deja en posición especialmente vulnerable a Irlanda, un país que vive de Reino Unido, pero cuyos intereses están completamente alineados con Europa.

Fuente: ANE | Jalopnik En Diariomotor: