Es oficial: Saab ha muerto (pero seguirá viva en NEVS)

 |  @davidvillarreal  | 

Dicen que algo se muere en el alma cuando un amigo se va. A los que amamos la conducción, y el mundo del automóvil, también nos embarga cierta tristeza cuando una marca desaparece. Y ese, por desgracia, es el caso de Saab. Mirando atrás con cierta perspectiva, y contemplando la evolución de fabricantes como Volvo, no podemos hacer otra cosa que lamentarnos porque el potencial de una marca como esta no se hubiera aprovechado. Tras desvincularse de General Motors, explorar una salida junto a Spyker, y finalmente mirar al futuro bajo la National Electric Vehicle Sweeden (NEVS), una empresa de capital chino con la aspiración de recuperar el Saab 9-3 en formato eléctrico, ya podemos adelantaros que ningún otro coche, de momento, volverá a recibir el nombre de Saab, ni lucir su emblema.

Decíamos que lamentábamos que el potencial de Saab no se haya aprovechado. El de Saab es un buen ejemplo de lo sucedido con dos grandes grupos automovilísticos que no supieron encontrar el sitio de marcas que, de alguna forma, podían atacar a sus principales firmas. Hablamos de Ford y de Volvo, Jaguar y Land Rover. Hablamos de General Motors y Saab.

Mientras su compatriota, Volvo, y las británicas, Jaguar y Land Rover, encontraron su sitio bajo el abanico del capital chino y de no pocas libertades, y liquidez, para reinventarse, a Saab le tocó – con perdón de la expresión – bailar con la más fea. Viendo la evolución, y las perspectivas de cara al futuro, de marcas como Volvo, no podemos hacer otra cosa que preguntarnos qué hubiera sucedido si Saab se hubiera reinventado siguiendo los pasos de su compatriota.

La mala noticia, por lo tanto, es que jamás volverán a fabricarse coches bajo el emblema Saab. Al menos mientras NEVS ostente sus derechos y considere que, bajo ningún concepto, el emblema Saab pueda volver a quedar unido fracaso como los sufridos en los últimos años.

La buena noticia, porque también hay una buena noticia, es que Saab seguirá viva de alguna forma en los productos que comenzará a fabricar NEVS a partir de ahora. Y entre esos productos, confirmado y listo para comenzar a producirse, nos encontraremos con un NEVS 9-3, un Saab 9-3 transformado en coche eléctrico que está destinado, sobre todo, al mercado de China aunque se fabricará en dos localizaciones muy diferentes, la de NEVS en China, y la de Trollhättan, en Suecia.

Fuente: Saab
En Diariomotor:

Lee a continuación: Piensa bien antes de responder: ¿es más rápido un Skoda Superb 280 que un Honda NSX, un Porsche 911, un Ferrari 308 y un Lotus Esprit?

  • Hicieron lo que quisieron con el. De tantos planes a largo y a corto plazo, todo quedó encajonado. Por más que haya pasado por varios dueños, parece que Saab siempre estuvo maldita por eso nunca pudo ver la luz, como otros fabricantes. El último 9-5 NG que llegó en 2010 con su única versión Kombi, eran un soplo de aire fresco, seguido del 9-4X pero por querer ser mezquinos con una plataforma y componentes de origen de GM esta tuvo que irse con lo que tenía y vérselas como pudo.. hizo de todo si, pero al fin de cuentas es una tristeza que desaparezca.
    Ojalá en algún momento puedan haber alguien que quiera darle una oportunidad desde 0.