Posible cartel de precios de compra de acero: BMW, Daimler, Volkswagen, Bosch y ZF investigadas

 |  @sergioalvarez88  | 

Bloomberg revela que seis empresas automovilísticas de origen alemán están siendo investigadas por una práctica anticompetitiva. Hablamos de un cartel de precios en la compra de acero para sus productos. Esta práctica agruparía a las empresas, que pueden así ejercer una mayor presión sobre sus proveedores, comprando mayores cantidades de producto a un menor precio. Esta práctica perjudica al resto de empresas de la industria automovilística, y está expresamente prohibida mediante regulaciones tanto alemanas como comunitarias.

Un cartel entre empresas busca el control del suministro, producción o distribución de productos finales o materias primas.

De momento, se sabe que las oficinas de BMW, Daimler, Volkswagen, Bosch y ZF han sufrido una “redada” informativa por parte de la Polizei alemana, en busca de pruebas físicas de este cartel anticompetitivo. Hay una sexta empresa implicada cuya identidad es aún desconocida, pero conociendo el tamaño de las actualmente implicadas, no me extrañaría que hablásemos de un fabricante como General Motors Europe o un proveedor de componentes de gran tamaño. Malos tiempos para un sector que ya ha sufrido en sus propias carnes el Dieselgate.

Y más sombras para Volkswagen, que aún debe hacer frente a pagos millonarios por su fraude de emisiones en 11 millones de motores TDI, a lo largo de seis años. La oficina antitrust alemana tendría sospechas fundadas para proceder a la investigación de estas seis grandes empresas. Todas estarían colaborando para permitir a los investigadores el rápido esclarecimiento de la acusación. De confirmarse la existencia de un cartel, la multa podría ser millonaria: hasta el 10% de la facturación anual de las empresas.

Aunque nunca se suele pagar el importe máximo de este tipo de multas, hablamos igualmente de miles y miles de millones de euros. Los fabricantes de coches y componentes son uno de los grandes pilares de la economía alemana. Según la World Steel Association, a pesar de que los materiales ligeros comienzan a adquirir importancia, cada coche usa una media de 900 kilos de acero. Millones y millones de coches son producidos cada año en Alemania, por lo que la importancia de este posible pacto de precios es capital.

La investigación podría demorarse durante meses, incluso años, y afectaría a las compras realizadas por estos fabricantes durante los pasados años. Hablamos de toneladas de documentos y terabytes de información a analizar. Tendremos culebrón para rato.

Fuente: Bloomberg
En Diariomotor:

Lee a continuación: Mercedes GLC Coupé: ¿qué diferencia de precio existe con la versión normal, con el GLC?

  • ORG91

    Volkswagen no se pierde una xD

  • Turbo

    En caso de comprobarse, la multa que pagarian las empresas, iria a parar al fisco? No deberia ir a parar a las empresas que vendieron el acero mas barato, que fueron las perjudicadas por las otras empresas?

  • Txesz

    Vi la noticia ya la semana pasada y parece ser que GM emitió un comunicado en el que afirmaba estar libre de investigaciones.

    • GTR43V3R

      O sea el topo)))