CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WRC

3 MIN

Históricos, Pikes Peak, RallyCross y Sébastien Loeb. ¿Plantará cara al DiRT?

Iván Fernández | 10 Dic 2015
Sebastien-loeb-rally-evo-2016
Sebastien-loeb-rally-evo-2016

Muchos ya contamos los días que faltan hasta poder ver el último título de Codemasters Racing en nuestras consolas de nueva generación, sin embargo hasta entonces tenemos distintas formas de calmar nuestro mono de rallyes y de videojuegos. La primera de ellas es la de apostar por el WRC5, título que tal vez no ha llegado al nivel que se esperaba. La otra es la confiar una vez más en Milestone (anterior desarrolladora de los videojuegos oficiales del Mundial de Rallyes) y en el título que llevará el nombre del nueve veces Campeón del WRC.

En este marco, Sébastien Loeb Rally Evo tiene todo lo necesario para hacer un buen videojuego de rallyes. Coches de distintas épocas, (desde los Grupo 4 hasta todos los WRC 1.6 Turbo pasando por los Gr.B y Gr.A míticos como el Renault Clio de Jean Ragnotti), el trazado completo actual de la Subida a Pikes Peak y muchos de sus modelos que marcaron época (Peugeot 205 T16, Audi Quattro S1, 208 T16 PPIHC o el Suzuki Escudo de Monster Tajima) e incluso la recreación de algunos de los circuitos oficiales del World RX como Trois-Rivieres, Franciacorta o Loheac.

Además de todas estas licencias, de las que esperemos saquen provecho con un buen modelado de los coches y unos sonidos realistas, también cuentan con el nombre de Sébastien Loeb detrás y un modo carrera en la que nos pondremos en su piel ante distintos retos (miedo me da cuando la propia desarrolladora no sabe que el último rally de Loeb fue Monte-Carlo 2015 y no Alsacia 2013). El alsaciano demostró su carácter perfeccionista en su paso por la sede de Milestone en Milán para probar el juego que llevará su impronta. Si el mayor dominador que ha tenido la historia del WRC llega a tus oficinas y te dice que tienes que cambiar cosas como la respuesta del diferencial o la caja de cambios, tú te vistes el buzo de trabajo y lo solucionas.

A pesar de que se nota el trabajo de los últimos meses detrás del título, a poco más de mes y medio de su lanzamiento sigue pareciendo más un spin-off de la saga WRC que una gran obra maestra como sí lo fueron Colin McRae 2 o Richard Burns Rally (más como base para los modders que como juego ya que se quedaron sin presupuesto en la fase final de desarrollo y salió al mercado sin terminar). Hablar de simulador, con otros títulos delante como DiRT Rally es difícil, por no decir imposible, pero a buen seguro nos quitará el mono de rallyes a muchos y dará una nueva visión de la categoría a los que no la conocen. Sin embargo, todo parece indicar que los que busquen las sensaciones más realistas deberán esperar pacientemente…