Lucas di Grassi gana en Long Beach y aprovecha el naufragio de e.DAMS

 |  @eloy_eg  | 

Con los dedos cruzados para que no nos fastidie la crónica una nueva descalificación de Lucas di Grassi, os contamos que el brasileño fue el vencedor del e.Prix de Long Beach 2016. Fue una carrera bastante insulsa más allá de dos o tres accidentes, pero la jornada en el mítico trazado urbano de California dejó bastantes cosas que contar. Quizá lo más destacado sea el desastre protagonizado por los grandes dominadores de la Fórmula E esta temporada, Renault e.DAMS.

En un trazado tan corto y de medias de velocidad tan altas como el de Long Beach la lucha por la pole fue bastante divertida. Hubo tortas para entrar en la Superpole pues entre el cuarto y el octavo clasificado por grupos no hubo ni una décima de diferencia. Así finalmente se colaron en la pelea por la pole position Sam Bird con un tiempazo, António Felix da Costa, Nick Heidfeld, Lucas di Grassi y Stéphane Sarrazin.

Bird no fue capaz de repetir el tiempazo que marcó en la primera ronda de clasificación (por debajo de los 57 segundos y por encima de los 135 km/h de media) y ello dio en un primer momento la pole a Da Costa, pero en un episodio más de una temporada aciaga para el luso los comisarios le arrebataron su posición de privilegio en parrilla por una irregularidad en las presiones de los neumáticos de su monoplaza.

El británico de DS Virgin ocupó así la primera fila junto a Lucas di Grassi y no falló, para con una gran arrancada separarse ligeramente del brasileño. Sin embargo pronto el de ABT se pegaría a él como una lapa mientras por detrás Sébastien Buemi intentaba remontar desde el séptimo puesto en parrilla. Y tantas ganas tenía de alcanzar a los de cabeza que en la célebre horquilla final de Long Beach se comió la trasera del monoplaza de Robin Frijns, víctima totalmente inocente. A ambos les enseñaron banderas negras y naranja, hubieron de cambiar de coche y encima se impuso un drive through al suizo, que se centró el resto de la carrera en obtener los dos puntos de la vuelta rápida.

Poco más tarde Lucas di Grassi lanzó su ofensiva sobre Sam Bird, quien no opuso una gran resistencia y terminó cayendo poco antes de que empezara el baile de paradas programadas. En ella llegaría otro absurdo error por parte de Renault e.DAMS, pues Nicolas Prost, situado entre los cinco primeros, no cumplió con el tiempo mínimo de parada y recibió otro drive through. Por delante DS Virgin se arriesgó a un 'unsafe release' de libro con tal de que Bird saliera pegado a Di Grassi y en ese intento por seguir de cerca al brasileño se pasó de frenada segundos más tarde y acabó impactando contra las barreras de neumáticos.

Bird pudo seguir adelante, pero cayendo al sexto puesto por detrás de los Mahindra de Heidfeld y Senna, quienes alargaron su primer relevo una vuelta más que el resto, colocándose así a las puertas del podio. La carrera parecía vista para sentencia, con Di Grassi solo en cabeza y grandes diferencias entre él, Sarrazin y Abt, que completaban el podio, pero un fuerte accidente de Nelsinho Piquet en la chicane obligó a la salida del Safety Car.

Este se retiró a tres vueltas del final y pese a la emoción que siempre da una circunstancia así, las posiciones apenas variaron. Victoria para Di Grassi seguido del Venturi de Sarrazin, un merecido premio para el único que ha puntuado en todas las carreras de este año, y Abt, con los Mahindra cuarto (Heidfeld, aunque con una investigación en curso) y quinto (Senna), Sam Bird sexto y los Dragon Racing más discretos que de costumbre en séptima (D'Ambrosio) y octava posición (Duval). Simona de Silvestro se convirtió en la primera mujer que puntúa en Fórmula E al finalizar novena, puesto que alcanzó gracias a un error de Jean-Éric Vergne en la parte final. Lo cierto es que no fue la mejor carrera de la helvética pese a todo. Cerró la zona de puntos Mike Conway.

Fuera de la zona de puntos todo parece un parte de guerra. Tras su drive through, Nicolas Prost se clasificó 11º, seguido de Oliver Turvey, Jean-Éric Vergne, Salvador Durán, Robin Frijns y Sébastien Buemi, que minimizó pérdidas con los dos puntos de la vuelta rápida. António Felix da Costa ni siquiera pudo ver la bandera a cuadros pese a que remontó hasta la zona de puntos.

Con este resultado Lucas di Grassi le arrebata el liderato del campeonato a Sébastien Buemi por un solo punto, mientras que ABT se queda a seis de e.DAMS en la clasificación por equipos. Lo increíble es que tras seis carreras y con el motor Renault demostrando una superioridad insultante con respecto al resto, tanto el equipo galo como sus pilotos parezcan dispuestos carrera sí, carrera también a explorar nuevas formas de perder el campeonato de la manera más tonta. Y lo cierto es que no quedaría nada bien que hicieran el ridículo en casa, dentro de tres semanas, en el estreno de París en el calendario de la Fórmula E.

Foto | FIA Fórmula E - LAT

Lee a continuación: KIA desvela su espectacular cee'd para el TCR

  • angeluam

    Parece que estamos viendo al Buemi que corria en Toro Rosso y no el que corre con Toyota