CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WEC

3 MIN

Peugeot sigue acordandose de la resistencia, pero no sin reducción de costes

Iván Fernández | 10 May 2016
peugeot-908-hybrid-famin-2016
peugeot-908-hybrid-famin-2016

Desde un tiempo a esta parte os hemos ido informando acerca de las posibles medidas que podrían introducir ACO y FIA para reducir los costes de los programas para los LMP1. Uno de los interesados en ver cómo evoluciona la toma de decisiones es Peugeot Sport, que con Carlos Tavares y Bruno Famin al frente de la marca y del brazo deportivo, parece que el futuro en competición de la firma de los del león está asegurado siempre y cuando los números de ventas sigan acompañando.

Como las cifras están repuntando tras la crisis que les llevó a abandonar entre otras cosas el programa en la resistencia, Peugeot ya no oculta su predisposición a tener de nuevo un LMP1 en las 24 Horas de Le Mans de cumplirse una serie de requisitos claros. El primero de ellos es que los costes se vean reducidos drásticamente. Bruno Famin es consciente que FIA y ACO están trabajando en este objetivo, pero sigue creyendo que actualmente los presupuestos de un equipo de fábrica para una temporada con dos LMP1-H son demasiados elevados. En el caso de Porsche y Audi se habla de que superarían los 200 millones de euros (el de los de Stuttgart sería de 220), mientras que el Toyota sería bastante menor.

Según confirma Famin, aunque Tavares sueña con el regreso de la firma a Le Mans, la participación en el Dakar “fortalece la imagen de Peugeot internacionalmente y permite promocionar el 2008”. Además, tal y como indica en declaraciones al portal endurance-info: el presupuesto es mucho menor al que se necesita para estar en LMP1 y los retornos son positivos y al público le interesa. La cabeza visible de Peugeot Sport deja bien claro que si los presupuestos se reducen, la tecnología y el formato de carreras sigue siendo muy interesante para la marca.

Hasta que se conozca el nuevo reglamento para 2018 (posible refuerzo de equipos privados, tokens, limitaciones de pruebas…), previsiblemente en la semana de las 24 Horas de Le Mans. Mientras tanto, Peugeot sigue investigando en tecnologías que puedan encajar en el concepto de las carreras y además servir para los coches de calle del día de mañana. Es por ello que mientras que TMG está estudiando la introducción de un nuevo ERS en su TS050, la firma de Sochaux no descarta utilizar el Box 56 como trampolín antes de su vuelta al WEC, incluso hablando ya de la posibilidad de investigar también en la pila de hidrogeno.