CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

3 MIN

Mercedes AMG no quiere interferir en los otros equipos fichando a sus estrellas

Iván Fernández | 4 Dic 2016
2016 Abu Dhabi Grand Prix, Sunday
2016 Abu Dhabi Grand Prix, Sunday

Como ya comentábamos horas después del anuncio de la retirada de Nico Rosberg, Mercedes AMG, y en concreto Toto Wolff, no quieren ni oír hablar de entrar en posibles disputas legales con otros equipos por un posible fichaje de uno de sus empleados estrella. La silly season está más abierta que nunca a pesar de que únicamente quedan cuatro asientos disponibles gracias a esa posibilidad que se encuentra ahora disponible dentro de la escudería de la estrella.

Obviamente, un puesto en Manor o Sauber no resulta tan atractivo como un monoplaza Campeón del Mundo y esto ha llevado a que según el propio Toto Wolff “todos han llamado menos Kimi Räikkönen y Daniil Kvyat”. Wolff ha vuelto a expresar su intención de no interferir en los asuntos internos de otras escuderías, tal y como ha reconocido a la Gazzetta Dello Sport el austriaco.

No es mi intención interferir en los asuntos internos de Ferrari. Ni siquiera saben si Sebastian tiene realmente intención de venir con nosotros. Es el mismo caso con Alonso: ¿Qué sería de Ferrari y McLaren si se quedan sin Vettel y Alonso en diciembre? ¿O Williams sin Bottas? Me han bombardeado con llamadas telefónicas. Me han llamado el 80% de los pilotos de la F1. ¡Los únicos que no lo han hecho han sido Räikkönen y Kvyat porque no tienen mi número!

Después de una semana, Wolff y el resto de dirigentes de la escudería germana deberán moverse con celeridad. Lo primero, tal y como reconocen en el equipo, será el estudiar si tener de nuevo dos números uno, como ha sido en el caso de Rosberg y Hamilton, o anteriormente con Schumacher y Nico, o si se apuesta por una organización con un primer y un segundo piloto claramente definidos que hagan más sencilla la dirección de la formación.

La primera opción es la de considerar tener un número uno y un número dos. Un poco como Ferrari durante la época de Schumacher y Massa. Es decir, contratar a un piloto que garantice los puntos para el campeonato de constructores. La segunda hipótesis es la de promocionar a uno de nuestros jóvenes pilotos, Ocon o Wehrlein. Después de todo, otros equipos ya lo han hecho con Verstappen y Vandoorne. LA tercera vía es la de volver al mercado para encontrar a un piloto superior. El lunes me reuniré en Brackley con Ron Meadows, Andrew Shovlin y un grupo de ingenieros de alto rango para comenzar a trabajar en la mejor solución.

Vía | Autosport