ESPACIOS
Cerrar CERRAR

Susto para Toyota a sólo unas horas de empezar el Dakar 2017

El Dakar es una carrera de dos semanas que se puede perder en un segundo. Eso es algo que todos los participantes que se enfrentan a esta aventura deben de saber antes ni tan siquiera de mandar su inscripción a la ASO. Miles han sido los ejemplos durante estas casi cuatro décadas de carrera y a buen seguro, la 39ª edición de la prueba nos dejará un buen puñado más, incluso antes de empezar.

Y es que, además de las numerosísimas bajas que se han dado en estas últimas semanas previas a la carrera (Menzies, Poulter, Benavides, Ramírez, Jubany, Antoine Meo…), los pequeños shakedowns que realizan los equipos ya sobre el terreno no han estado exentos de dramatismo. Cuatro kilómetros han sido suficientes para que la Toyota Hilux V8 de Giniel de Villiers tuviera graves problemas de temperatura en su motor a sólo unas horas de que comience la carrera, algo que obviamente metía el miedo en el cuerpo al equipo de uno de los principales favoritos a pelearle la carrera a los Peugeot.

La falta de tiempo ha obligado al equipo a actuar rápido. Han cambiado bombas de agua, radiadores… Todo ello pensando que podría ser problema de algún componente defectuoso, pero, aun así, las cifras de temperatura se mantenían por encima de lo normal y recomendable para una carrera de dos semanas. Finalmente, el equipo sudafricano ha encontrado el motivo: se han encontrado algunas virutas de aluminio que habían entrado a través del colector y bloqueaban el correcto flujo del agua de refrigeración.

Glyn Hall, Giniel de Villiers y a buen seguro Nasser Al-Attiyah han respirado aliviados ya que precisamente la fiabilidad de las Hilux será una de las áreas más exigidas este año, con el motor ahora recibiendo un extra de potencia gracias al nuevo diámetro de brida que estrenan para esta carrera. Un segundo, una subida de temperatura, una posible rotura, todo ello puede tirar por tierra meses de trabajo.

En cuanto a las curiosidades internas del equipo Toyota GAZOO Racing SA, se ha hecho público que Giniel de Villiers finalmente sí saldrá con aire acondicionado, al igual que los Peugeot 3008 DKR, mientras que Nasser, criado en el desierto qatarí, ha preferido no montarlo en su unidad, una de sus peticiones nada más llegar al equipo y que dice mucho de Al-Attiyah y su planteamiento de carrera.

Foto de Iván Fernández

Iván Fernández

Cargando...