Diez imágenes y diez momentos para resumir el Mundial de Fórmula 1 de 2019

 |  @fernischumi  | 

Fin de fiesta. La Fórmula 1 cerró ayer en Abu Dhabi su temporada 2019 casi sin tiempo para disfrutar ya que desde mañana mismo la acción en Yas Marina tendrá continuidad con los dos días de test. Se acaba un año en el que de nuevo Lewis Hamilton sigue ampliando su porcentaje de efectividad por encima del 50% de victorias por temporada gracias a sus 11 triunfos de 21 posibles que ha logrado cerrar el piloto británico. Pero ha habido mucho más, por lo que ponemos en marcha nuestro repaso de los últimos 9 meses a través de 10 fotografías que han marcado esta campaña en el Gran Circo.

El imperio rojo de Ferrari entre la ilusión, el fracaso y las tensiones:

Año para olvidar en la Scuderia Ferrari. Lo que era un debut ilusionante por parte de Charles Leclerc ha ido convirtiéndose Gran Premio tras Gran Premio en una temporada pesadilla para los de Maranello, capaces de lo mejor y de los peor. Con el inicio de la segunda mitad de calendario resurgieron de sus cenizas con grandes actuaciones en Spa-Francorchamps y especialmente en Singapur, circuito en el que estrenaron sus soluciones para conseguir carga aerodinámica. Errores en clasificación (Leclerc se quedó en Q1 en Mónaco y sin segundo intento en Abu Dhabi), fallos de fiabilidad (colapso de suspensión en USA, problema eléctrico en Rusia y fallo de motor en Bahréin), los errores de sus pilotos y especialmente el toque entre ambos en Brasil. Toca aprender de todos lo acontecido para que no se vuelvan a repetir.

Podio de Carlos Sainz que sabe a victoria para seguir creciendo:

La temporada de Carlos Sainz Jr. justifica plenamente la apuesta por parte de McLaren. El madrileño cerró el año siendo sexto, pero de no ser por los problemas en boxes y algunos abandonos por problemas de fiabilidad a inicio de campaña hubiera tenido algo más de margen sobre los dos hombres de Red Bull Racing. Su adelantamiento a Checo Pérez en Interlagos, la remontada de Austria y ese último hachazo final a Nico Hülkenberg en Yas Marina terminan por demostrar que algo ha cambiado en la mentalidad del piloto español, el cual se ha mantenido más regular en carrera que un sorprendente Lando Norris que se ha quedado ligeramente sin gas en esta segunda mitad de temporada. El podio de Brasil culmina un año de crecimiento para Carlos, el cual necesitará que McLaren dé con la tecla y consigan un monoplaza con el que pelear por los primeros puestos.

El 125º aniversario de Mercedes-AMG F1 se convirtió en pesadilla: 

Era una gris mañana de domingo y Mercedes-AMG F1 disfrutaba de su 125 aniversario vestidos de época y entre alegría. Pocos hubieran pronosticado que esa jornada en Hockenheim sería uno de los capítulos más negros para la escudería de la estrella en este 2019. La entrada a boxes in extremis de Lewis Hamilton para cambiar el alerón dañado, su trompo posterior, el accidente de Valtteri Bottas. Solo la sanción a los dos Alfa Romeo evitó que se rompiera la estadística de que al menos uno de los dos W10 EQPower+ ha terminado en los puntos en cada uno de los 21 Grandes Premios de este 2019.

Verstappen le gana la primera batalla a Leclerc:

Max Verstappen se llevó el primer gran duelo generacional con Charles Leclerc. Igual que empezó, así terminó este fin de semana en Yas Marina. El monegasco y el holandés se encontraron en pista, pero el de Ferrari apenas pudo contenerle en una recta antes de que el Red Bull se perdiera en el horizonte. Verstappen también se llevó el espectacular mano a mano en Austria, viniendo desde atrás y sorprendiendo a Charles, mientras que unos días después, ya en Silverstone, Leclerc buscó revancha empujando hasta los límites a Verstappen antes de que el holandés le adelantara. Finalmente, el error de Vettel terminó de tirar por tierra la posición de Max. No se encontraron mucho más en pista hasta el toque en Japón de la primera vuelta o en Abu Dhabi, pero se anticipa un duelo histórico entre ambos.

El salseo de Rich Energy y las áreas grises de Renault y Ferrari:

La Polémica fuera de los circuitos fue también uno de los puntos clave este año. Especialmente en el caso de HAAS F1 Team y Rich Energy en un contencioso entre ambos que terminó con la empresa de bebidas energéticas abandonando su papel como sponsor principal y con su dueño mofándose a través de Twitter del más que negativo año de los estadounidenses. Más allá de eso, las continuas suspicacias creadas en torno a la procedencia de ese extra de potencia de los Ferrari, o la decisión de descalificar a los Renault del pasado Gran Premio de Japón por utilizar un sistema de asistencia al piloto que, si bien no rompía ninguna regla técnica, sí contravenía el espíritu del reglamento deportivo.

El espectáculo lamentable de la clasificación de Italia: 

Monza nos dejó el otro momento rocambolesco de la temporada 2019. Nadie quería ser el primero en tirar durante el último intento de Q3 con miedo a que le cogieran el rebufo y le levantaran la posición. Esta táctica vista en otras competiciones como la NASCAR (hasta el cambio reglamentario) o en el Mundial de Motociclismo, nos dejó a los 10 monoplazas llegando a rodar en paralelo en fila de a tres controlándose a través de los espejos. El resultado, Sebastian Vettel, Valtteri Bottas, Daniel Ricciardo, Nico Hülkenberg, Lance Stroll, Alexander Albon y Lewis Hamilton se quedaron sin segundo intento al cruzar meta en su out-lap con el semáforo en rojo.

Adiós con honores para Nico Hülkenberg y Robert Kubica: 

Emotivo y con la sensación de que no será un adiós y sí un “hasta luego”. Nico Hülkenberg era recibido por el pasillo de Renault F1 Team justo antes de la carrera. El alemán cerraba una etapa menos exitosa de lo que se hubiera pronosticado después de su debut en la temporada 2010. Ningún podio en 10 temporadas, siempre rozando con los dedos las posiciones de honor y con el éxito cosechado lejos de la Fórmula 1 como otros pilotos de su generación. Si en el caso de Robert Kubica bien parece que es el punto y final en su carrera de piloto de Fórmula 1, no sería de extrañar que Hülkenberg pueda regresar de cara a un 2021 en los que se premiará la experiencia y el feeling de los pilotos.

En el Gran Premio de Canadá se comenzó a torcer todo: 

Corría la vuelta 48 del Gran Premio de Canadá 2019 cuando Sebastian Vettel perdía el coche y se iba sobre la hierba. El alemán era líder y trató de regresar a la pista manteniendo la primera posición frente a un Lewis Hamilton que venía decidido a sacar provecho del error de su rival. Dos correcciones después del de Ferrari, el británico se encontraba aprisionado contra el muro, mientras que Sebastian aguantaba la cabeza de la prueba norteamericana hasta que le confirmaban que había sido penalizado con cinco segundos. El descontento mostrado por Vettel posteriormente sería uno de los momentos más disparatados del año, con ese enfado contenido del tetracampeón con el que quería expresar su discrepancia, pero con el que no quería buscarse más problemas.

Los actores secundarios regresan al podio:

Hacía tres años (temporada 2016) que no veíamos a tres pilotos que no formaran parte de las tres mejores escuderías subirse al podio durante el año. Pierre Gasly y Daniil Kvyat con Toro Rosso y Carlos Sainz con McLaren lograban romper el monopolio de ese tríptico. Para hacernos una idea de la superioridad de Mercedes-AMG F1, en 121 Grandes Premios de la era híbrida la firma de la estrella ha logrado 89 victorias, mientras que de 242 podios posibles han cerrado 150 cajones. Si ampliamos las cifras a Red Bull, Mercedes y Ferrari, de los 363 podios posibles se han repartido entre ellos 337. Los restantes van a parar a manos de 15 de Williams, 5 de la antigua Force India, tres de McLaren (los dos del GP de Australia 2014) y el de Sainz de Brasil’19, los dos de Toro Rosso en 2019 y el conseguido por Romain Grosjean con Lotus en Bélgica’15.

Niki Lauda y Charlie Whiting, siempre en el recuerdo:

Cuesta aún más despedirse de las leyendas. Niki Lauda fallecía el pasado mes de mayo y dejaba a la Fórmula 1 llorando desconsolada una de las pérdidas más importantes de los últimos años. Solo dos meses antes, el paddock del Gran Circo se veía sacudido antes del Gran Premio de Australia por la muerte de Charlie Whiting. Dos golpes muy duros, dos personas irrepetibles.

Lee a continuación: Crónica del GP de Abu Dhabi 2019: una buena carrera sin emoción por la victoria