Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
WTCC
Logo Icon

4 MIN

El Mundial de Turismos deja mejores sensaciones en Monza

En un fin de semana donde la Fórmula 1 y la IndyCar (cuya crónica publicaremos próximamente) dejaron bastante que desear, jamás me podía imaginar que el entretenimiento para los aficionados al motor lo ofrecieran categorías tan habitualmente criticadas como el Europeo de Fórmula 3, el Mundial de Turismos o el GT Open. Cierto es que las dos primeras compitieron en un trazado que rara vez decepciona como Monza, pero en el caso del WTCC este fin de semana cayó como agua de mayo después del aburrimiento de Marrakech.

La sesión de clasificación tuvo cierta polémica por las dudas sobre si todos los pilotos habían respetado los límites de la pista en sus vueltas rápidas, pero finalmente los tiempos de cabeza no se vieron afectados por decisiones de los comisarios y asistimos a una pole de Thed Björk y Volvo, por delante de Tiago Monteiro y Rob Huff. La marca sueca refrendó posteriormente su potencial con una nueva victoria en MAC3. Además la pole para la primera carrera volvió a recaer en Tom Coronel, como en Marruecos.

Sin embargo el neerlandés volvió a desaprovechar esa posición de privilegio. Si en aquella ocasión la culpa fue de las frenos, esta vez caló en parrilla y permitió que en cabeza se colocaran los Citroën de Mehdi Bennani y Tom Chilton, seguidos del Honda de Norbert Michelisz y el Volvo de Néstor Girolami. Y nada más completarse la primera vuelta se desataron las hostilidades entre ellos. Primero cayó Girolami por un problema en el eje trasero de su Volvo; luego Bennani cerró la puerta a Michelisz en la Parabólica, acabando los dos KO.

Chilton se quedó al frente en solitario, mientras por detrás veíamos un precioso duelo entre Björk y Monteiro, así como varios adelantamientos al Chevrolet de Esteban Guerrieri, que pasó de 2º a 5º, superado por un Huff que trató sin éxito de arrebatar la victoria a Chilton, Monteiro y Björk, que le superó en la recta de meta... para ser posteriormente sancionado con un segundo e intercambiar así posiciones con el argentino. Al igual que Guerrieri perdió posiciones regularmente Catsburg, aunque en el caso del neerlandés de Volvo la causa no fue una falta de ritmo natural sino un capó motor suelto, finalizando octavo, por delante del debutante Kevin Gleason al volante del segundo de los Lada de RC Motorsport. Su compañero Yann Ehrlacher destacó pero fue sancionado con diez segundos por saltarse la salida.

En la carrera principal del fin de semana Tiago Monteiro arrancó mejor y superó a Björk en la salida, pero el sueco arregló su problema en la segunda vuelta: gran velocidad punta del S60 camino de la Parabólica y liderato hasta la bandera a cuadros sin que ni siquiera un Safety Car por avería en el Citroën de Chilton pudiera inquietarle. Sin embargo los otros Volvo no tuvieron tanta facilidad a la hora de adelantar y para ver un cambio de posición tuvimos que esperar hasta el último metro de carrera: tras Björk, Monteiro, Huff y Catsburg, el argentino Girolami logró arrebatar el quinto puesto a Michelisz por tan sólo una milésima. La zona de puntos quedó completada por Bennani, Guerrieri, Ehrlacher y Filippi.

Tras cuatro carreras y cuatro marcas vencedoras distintas, como en el Mundial de Rallyes, Tiago Monteiro es líder con 15 puntos de ventaja sobre Thed Björk. En cambio en el certamen de marcas Volvo disfruta de idéntica renta sobre Honda. Entre los independientes, cuatro pilotos quedan separados por cuatro puntos: Huff, Chilton, Guerrieri y Bennani. Hungaroring será el siguiente escenario que visite el WTCC, dentro de dos semanas.

Foto | Polestar - Facebook