Iván Ares consigue en Ferrol su primera victoria al volante del Hyundai i20 R5

 |  @fernischumi  | 

Un desapacible día de verano. La meteorología tenía una sorpresa reservada a los participantes en el Rallye de Ferrol 2017. La niebla y una ligera llovizna daban la bienvenida a los competidores en una prueba que otro año más se ha visto obligada a modificar su formato, pasando en esta ocasión a disputarse en una sola jornada íntegramente, manteniéndose el shakedown durante la jornada del viernes. Todas estas circunstancias se veían aderezadas por una cita cargada de novedades, la cual contaba entre otros con Miguel Fuster al volante de su recién estrenado Renault Clio N5 y la presencia de Víctor Senra, ganador del año pasado, el cual pilotaba en esta ocasión el Citroën DS3 R5 de los hermanos Vallejo.

También estaba de estreno Surhayén Pernía, el cual tenía aquí una unidad nueva del Hyundai i20 R5, reglada in extremis con apenas medio centenar de kilómetros de test. Aun así, todas estas sorprendentes noticias se veían eclipsadas al conocerse los problemas gastrointestinales del líder del Campeonato, Cristian García, que llegaba aquí después de lograr una inmejorable victoria en el pasado Rallye de Ourense. El de Tarazona sólo pudo realizar dos pasadas por el shakedown, antes de retirarse para descansar y recobrar fuerzas de cara al inicio de la competición el sábado.

Aunque llegó a ponerse en duda su participación, el pupilo de Roberto Méndez tomaba la salida en una primera especial en la que la niebla apenas daba un respiro. A pesar de ello, la afición gallega llenó una vez más las cunetas, de forma respetuosa y mostrando su amor por los rallyes a pesar de las desagradables condiciones meteorológicas dura la mañana. Los dos bucles que se disputaban antes del mediodía dejaban ya visto para sentencia el Rallye de Ferrol 2017.

El primero en sufrir problemas sería el propio Fuster, el cual tenía un incidente con un espectador y la neutralización de dicho tramo después de que Bouza sufriese una fuerte salida de pista, corriendo la misma suerte en su segunda pasada, siendo en esta ocasión neutralizado a partir del vehículo #54. Ares y Cristian parecían los grandes candidatos a la victoria, más aún después de confirmarse los problemas de Pernía, la falta de adaptación de Senra a su nueva montura y los problemas de frenos que han perseguido a los Burgo durante toda la jornada, algo que ha hecho prácticamente inconducible al Skoda Fabia R5 al bloquearse las ruedas delanteras en cada frenada fuerte.

Aun así, el gallego, sería el encargado de escoltar a su paisano después de que, en el segundo tramo, Cristian García sufriera un toque y dañara dos de sus ruedas. El vigente Campeón de España podría reparar los desperfectos de la carrocería y montar nuevas gomas y llantas, por lo que salía a las segundas pasadas por los tramos San Sadurniño – As Somozas y As Somozas – As Pontes, a morder.

El piloto de Cambre, que todavía no había conseguido ganar con su Hyundai i20 R5, se iba al parque de asistencia del mediodía con los deberes hechos, acumulando más de un minuto de ventaja respecto al duelo mantenido por Senra y Ares. Por su parte, Fuster seguía acoplándose a su nueva montura, rodando cerca del mejor de los Suzuki Swift N5 y recobrando poco a poco el ritmo después de estar un año parado. El Renault Clio N5 parecía haber convencido a la mayoría (sigue teniendo los evidentes problemas de juventud) y desde RMC ya nos dejaban caer que se puede retrasar la llegada del R4, más allá de los problemas que pueda tener ORECA en el suministro de los Kit FIA R4, sino también por decisión propia del equipo, los cuales desean ver cómo avanzan estos coches.

La adaptación de Surhayén Pernía a su nueva montura terminaba de forma precipitada. El cántabro sufría un dolor cervical (un pinzamiento) tras una fuerte compresión en el segundo tramo, algo que le obligaría a tomar el camino de la retirada por recomendación médica cuando se encontraba peleando por las posiciones de honor. Con la mayoría de los grandes favoritos fuera de carrera o perdiendo mucho tiempo después de haber experimentado muchos problemas, Iván Ares se encontraba con el que podía ser su primer triunfo de la temporada en bandeja. Con esa premisa salía a los tramos de la tarde, sin lugar a un error similar al cometido en Sierra Morena, cuando se jugaba la segunda posición con Pernía.

Ni tan siquiera unos inoportunos problemas mecánicos en el último bucle de la prueba ferrolana apartaría al gallego de su primera victoria al volante del Hyundai, mientras que una salida de pista de Cristian García cuando trataba de rebajar los apenas 11 segundos que mantenía con él Senra, dejarían al piloto del Citroën DS3 R5 en una envidiable segunda plaza tras Ares en su primera cita con dicha unidad de los hermanos Vallejo.

En Vallejo Racing nos confirmaban que el plan para el resto de la temporada pasa por ser el mismo llevado a cabo en Ferrol, ir cediendo su vehículo a otros pilotos y en los que no sea posible, puede ser el propio Sergio Vallejo el que se ponga a su volante. Especialmente ahora que han encontrado los problemas con el propulsor que les han traído de cabeza durante todo el año, algo que no tuvo relación con el accidente sufrido en el Rallye Islas Canarias. Aun así, la intención de Sergio parece ser la de poner un punto y aparte en su carrera deportiva dentro del Nacional de Asfalto.

No habría lugar para más sorpresas y más de una década después volvíamos a tener un podio completamente gallego en el Rally de Ferrol. En 2006 Burgo, Vallejo y Rantur completaban los tres escalones. Once años después, sólo el apellido de los lucenses se mantenía, siendo Iván Ares y Víctor Senra los que copaban las dos primeras posiciones. El del Autoclub Arteixo además llega al parón veraniego como líder, después de una rally para olvidar en el caso de Cristian García, que mantiene su relación de amor-odio con la cita del Nacional.

Gran resultado para las dos unidades del Swift R+, terminando ambas entre los cinco primeros, sirviendo de consuelo después de los abandonos de Adrián Díaz y Santi Cañizares. Joan Vinyes y Gorka Antxustegi terminaban por delante del Abarth 124 R-GT, con un Álvaro Muñiz que corría en su segunda casa y llevaba al GT de la marca del escorpión a su mejor posición de lo que llevamos de año, sexto, en clara línea ascendente después del octavo en Ourense.

Por su parte, Miguel Fuster terminaba su primera prueba con el Clio N5 justo por delante de los R2 de Pardo, Blach y Barroso. Fran Cima ganaba la Clio Renault R3T, mientras que Alberto Monarri cerraba su brillante participación con el triunfo entre los Swift. Fojón y David Fernández hacían lo propio en la Dacia Sandero Cup. Ambas monomarcas sufrieron la dureza de la carrera con abandonos tan importantes como los de Esteban Vallín o Ángel Paniceres.

Clasificación final del Rallye de Ferrol 2017:

PosPilotoCopilotoVehículoTotalDif. 1º
1I. AresJ. PintorHyundai i20 R51:32:48.5+0.0
2V. SenraD. VázquezCitroën DS3 R51:34:22.8+1:34.3
3P. BurgoM. BurgoSkoda Fabia R51:35:43.2+2:54.7
4J. VinyesJ. MercaderSuzuki Swift R+ N51:36:52.4+4:03.9
5G. AntxustegiA. IglesiasSuzuki Swift R+ N51:38:16.6+5:28.1
6Á. MuñizA. SolórzanoAbarth 124 R-GT1:40:18.1+7:29.6
7M. FusterI. AviñóRenault Clio N51:41:26.8+8:38.3
8J. PardoA. PérezPeugeot 208 R21:41:48.2+8:59.7
9R. BlachA. BonillaPeugeot 208 R21:42:03.9+9:15.4
10O. BarrosoI. GómezPeugeot 208 R21:48:04.7+15:16.2

Lee a continuación: Subida a Pikes Peak: ¿Es posible un duelo entre Dumas, Loeb y Faggioli?

  • Herculino

    En Hyundai ya pueden ir pensando en prestar más apoyo a Ares, que es evidente que es mucho mejor piloto que Pernia. Este fue mi segundo rally del Nacional este año, después de Ourense, y me queda claro que Cristian e Ivan estan a otro nivel por encima del resto.

    Sobre el rally en si, desconozco el motivo por el cual no se corrieron los míticos tramos de Monfero e Irixoa, pero el rally esta como capado sin ellos. Los tramos de la mañana, por la zona de San Sadurniño y As Pontes, son los tipicos del rally de Ferrol; Sucios y estrechos, pero los de la tarde ayer no los veo muy exigentes.