Lo que pasa en la pista se queda en la pista: por qué el incidente entre Max Verstappen y Esteban Ocon crea un mal precedente

 | 

El automovilismo es un deporte de riesgo y de emociones fuertes con un esfuerzo generalmente infravalorado por buena parte de su público. Los pilotos tienen que dar toda su entrega y capacidad de resistencia a altas velocidades durante un tiempo determinado y lo deben hacer lo más rápido posible y sin cometer errores. La excesiva perfección de cada nueva generación, en especial viendo la Fórmula 1 actual, hace que el concepto del deporte se devalúe de forma involuntaria al ver carreras poco emocionantes en ocasiones. Desde luego un coche más indomable ayudaría más al espectáculo pero esos pilotos se adaptarían en poco tiempo. Sería por lo menos una situación más aceptable que lo ocurrió en el Gran Premio de Brasil.

Max Verstappen y Esteban Ocon colisionaron en un incidente nada justificable, tanto por lo que ocurrió en pista como sobre todo fuera de ella. La acción en el asfalto tiene una explicación breve: Ocon partió atrás y en su intento de remontada puso neumáticos superblandos en la vuelta 40. La bondad de las nuevas gomas le permitió alcanzar al líder Verstappen, con blandos no mucho más viejos. El francés intentó desdoblarse y se puso por el exterior de la 'S' de Senna pero el holandés no le vio y ambos chocaron. Los dos siguieron en carrera, quedando Verstappen segundo tras Lewis Hamilton (al que había adelantado tres giros antes) y Ocon 15º después de recibir un stop and go por el incidente.

El choque de la vuelta 44 (que irónicamente le dio la victoria a Hamilton, el piloto del #44) no quedó solo en pista. Los típicos improperíos que sueltan los pilotos por la radio continuaron en el pit lane, dónde Verstappen se encaró con Ocon en la zona de pesaje y el de Force India le devolvió la gentileza ante su propia incredulidad. El breve enfrentamiento físico fue rápidamente apaciguado por los comisarios y ambos pilotos tampoco quisieron darle más relevancia en el momento, siendo Verstappen "castigado" con dos días de servicio público en campañas de la FIA, probablemente dentro del contexto de la seguridad vial que el organismo quiere transmitir.

Sin embargo, toda esta situación es ridícula. El movimiento de Ocon es prohibitivo, fue sancionado con la mayor penalización posible en pista y no da la mejor sensación de gestión a un piloto cuestionado. Todavía no se ha confirmado la continuidad del galo en la Fórmula 1 en 2019, aunque se da por hecho que Lance Stroll le relevará en lo que por ahora es Force India y Ocon tendrá que irse a Williams o buscar un asiento en otros campeonatos. Mercedes le sigue teniendo en cuenta y es probable que le necesite si Valtteri Bottas no reacciona en temporadas venideras, pero la jugada de Ocon en Interlagos no le hace ningún favor de cara a futuras contrataciones.

Peor aún es la reacción de Verstappen. Es comprensible su reacción en el calor del momento, atropellado por un doblado siendo líder de carrera y con ganas de obtener un triunfo que tenía al alcance de la mano. No obstante, el holandés tuvo tiempo de sobras para calmarse y buscar un elemento que le ayudase a evitar lo que finalmente ocurrió en la zona de pesaje. Verstappen es un piloto joven y visceral, que ha crecido un entorno que no podría definirse como halagüeño y con una presión por triunfar muy elevada desde hace tiempo. El hecho de que su talento sea extraordinario no le exime de su parte de culpa al ir descontrolado hacia Ocon.

Se han mezclado dos caracteres chocantes en situaciones distintas. El piloto con un futuro nada claro que ha demostrado su valía y aún no ha recibido la gran oportunidad de demostrar sus dotes contra el piloto de éxito con ganas de resacirse y de liderar un equipo ganador pero no dominador. Dos choques de misma generación y diferente momento mental que se cruzaron en Brasil de forma explosiva y nada recomendable. Ambos ahora pueden quedar perfectamente como dos seres demasiado egoístas, un hecho que es necesario en la Fórmula 1 en su justa medida, siempre y cuando se evite que el creerse el mejor consuma el trabajo y el esfuerzo.

Y por supuesto, la violencia física es un hecho inaceptable e indigno de un paddock. Un doblado no puede tener esa falta de tacto con el líder de carrera por muy rápido que el primero sea, un líder no puede revolverse fuera del asfalto e ir a por el contacto como si estuviéramos en una pelea de patio de colegio. Además entre gente que no ha sufrido en general en su vida, por mucha presión que aguanten en un coche rapidísimo. Si el nivel es este, quizá sería adecuado darles dos guantes de boxeo a cada piloto y se peleen entre ellos para dictaminar un vencedor. No habría motores ni ningún tipo de implicación externa y quizá sería una pelea más justa, pero desde luego a ese deporte no se le llamaría Fórmula 1.

No tengo la menor duda de que esta situación quedará en poco más de lo que hemos visto y que los protagonistas continuarán su vida. Verstappen será el mismo piloto tan cuestionable como candidato a campeón desde que está en Red Bull, Ocon encontrará su lugar y podrá demostrar su potencial en un lugar más adecuado (ya veremos si es en Fórmula 1) y Christian Horner podrá dejar de defender hechos extraños y pensar que Ocon podría haber recibido un puñetazo. Debe quedarnos claro que lo que pasa en la pista tiene que quedarse en ella y no permitir que el exceso de emociones nos haga defender un arrebato físico que debería ser la última consecuencia en una situación límite.

Lee a continuación: Un altercado que tapa una buena carrera. Crónica del GP de Brasil 2018

Max Emilian Verstappen es uno de los pilotos más mediáticos de la Fórmula 1 actual. Hijo del ex piloto Jos Verstappen, ha protagonizado el ascenso más meteórico de la década, pasando de karts a Fórmula 1 en tan solo un año y medio ...

  • Slim Charles

    Yo creo que se le está dando demasiada bola al asunto. Incluso le llegaron a preguntar a Hamilton si temía por su integridad. Hamilton, totalmente sorprendido, pregunta que por qué debería temer por su integridad; a lo que el periodista responde que Verstappen ha agredido a otro piloto... wat de fac.

    Por 3 empujones alguno se pone histérico perdido. Y lo que es ese enfrentamiento, ya fue solucionado por la FIA y los propios protagonistas que a la media hora ya habían hecho las paces.

    Lo que me parece que merece mucha más atención es, otra vez, el muy poco consistente criterio de la FIA. Osea, te puedes desdoblar pero tiene que ser de manera segura. Y por eso la acción de Ocon es inaceptable... pero si Ocon no hizo nada mal, fue Max el que giró como si no hubiese nadie.

    Otra cosa es, que Ocon tendría que haber aflojado (si le era posible reaccionar) al ver que Max le estaba cerrando. Pero eso es un tema de cabeza y tal.

    • Folco

      Totalmente de acuerdo. Muchos duques de sangre fría juzgando a un jovencito en un momento de tremenda calentura (cualquiera con un poco de sangre en las venas lo emboca mal a Ocon).
      Se pierde de vista algo realmente notable, y que yo no sé si pasó alguna vez:
      Max superó en pista a los 4 más rápidos, superó ni más ni menos que a las dos Ferraris y a los dos Mercedes.
      Eso me parece fenomenal.
      No entiendo que se esté hablando de los empujoncitos.

  • TeboMazda

    Yo creo sinceramente que ni Verstappen, ni Ocon, ni ninguno de la "nueva" generacion aguantan un round de los bien puestos... esos empujoncitos de niñito son lo mas patetico... si quieren irse a la manos que se vayan tipo USA.. jajaja niñitos nomas.

    Nota: Estoy en contra de toda agresión fisica, pero es que esos empujoncitos de niñitos no me vale.. son muy descafeinados... bueno uno poco como la F1.

  • M.A.

    Estuvo muy feo, y punto.
    Habría estado feo simplemente el ir a buscarlo e increparle.
    No digo ya los empujones...
    Me da igual que en otras categorías se llegue a las manos facilmente. Está igual de feo e indigno.

  • almafuerte

    Pues las declaraciones de Horner, Marko y el entorno de Max no ayudan a calmar las cosas. No hay escusa ni justificación alguna. Estuvo completamente fuera de lugar. Tolerancia cero. Si unos empujones se castigan con dos días de trabajo comunitario, a saber q hara, algún sumbado podría pensar q un buen puñetazo serán 4 o 5. Y seguimos.
    Además, como ya alguien dijo acertadamente por aquí, Red Bull terminará haciendo un video publicitario de Max sirviendo a la comunidad. Al final le sacan rédito a algo insalvable y vergonzoso.
    (Toma nota Brown)

  • angeluam

    Pff a mi ya me dio una pereza monumental lo del incidente, es un calentón como paza en muchos deportes, nadie aqui entiende la presión que manejan estos tipos y despues de incidentes absurdos no veo por que chiquillos que conducen magistralmente deberian de tener el temple de un tipo de 30 años, ademas que el incidente no paso de unos empujones y se habla de el como si Max hubiera sido poseido por Conor McGregor. En todo caso es mucho mas peligroso hacer maniobras absurdas a 200km/h que darle tres empujones a alguien.

  • XQV

    La inmadurez y la inconsciencia que el piloto ya había demostrado en carrera han aflorado también tras élla... Le ha tocado a Ocon, en su intento de desdoblarse e ir poco a poco obteniendo posibilidades de seguir demostrando su talento en F1, aguantar esta vez sus desaires... Y ello con la "salchicha" en el interior de la curva, obstaculizando la posibilidad de echarse más al interior...

    Una cuestión: suavizar la conducta de Max supone fomentar el comportamiento de hooligan de fútbol... Ya vemos conductas de auténtico ultra en automovilismo y motociclismo, así que mejor no contribuir a asentarlos...