Previo del Gran Premio de Brasil: el mundial de equipos por decidirse

 |  @ADelgadoM_  | 

Dos carreras y la temporada 2018 llegará a su fin. Por delante quedan todavía el título de equipos por decidir. En esta ocasión será el trazado de Autodromo José Carlos Pace el que verá en sus instalaciones a los monoplazas de Fórmula 1. El Gran Premio de Brasil aguardará importantes sorpresas para el devenir del campeonato.

La pista brasileña tiene una peculiar configuración, con un sector revirado y los otros dos en los cuales la velocidad punta será clave para la carrera.  Por otra parte, hay que destacar que se rueda en sentido anti horario por lo que los pilotos podrían sufrir más fatiga de lo previsto pese a la altitud del trazado. El circuito tiene una longitud de 4.309km,  y los pilotos tendrán que dar un total de 71 giros hasta completar los 305.939km que conforman la distancia de carrera.

En Mercedes llegan motivados a Brasil.  El equipo de Brackley, que en la anterior cita del calendario celebraron el título de Campeón del Mundo de Lewis Hamilton, espera que la pista de Interlagos les sea más favorable que la de los Hermanos Rodríguez. En Scuderia Ferrari esperan mantener la buena racha que llevan esta temporada. Los de Maranello necesitan seguir sacando el máximo partido a su monoplaza y batallar por la victoria si quieren acercarse a Mercedes en la clasificación por equipos.  Por su parte, Red Bull Racing dio la sorpresa en la pasada cita del calendario tras mostrar un ritmo bastante superior al resto. Los de Milton Keynes saben que el trazado brasileño no es muy favorable para su monoplaza. Pese a eso, desde el equipo consideran que todo puede pasar.

En la zona media todo puede pasar. En Haas F1 Team necesitan cambiar la tendencia de las dos últimas citas de la temporada. El equipo americano llega a Interlagos, un trazado que ellos mismos reconocen que no permite descansar en ningún instante y que pueden sufrir bastante los motores. Sin embargo, consideran que por la peculiar configuración del circuito les puede ir bastante bien para alcanzar su objetivo de la temporada.

Los hombres de Scuderia Toro Rosso necesitan continuar en esta buena racha que llevan desde hace varias carreras.  Los de Faenza  llegan motivados con buenas sensaciones al trazado brasileño y esperan conseguir un buen resultado. A todo ello, el equipo seguirá llevando importantes novedades a estas dos últimas citas del calendario. Para esta prueba, introducirán una nueva especificación de Honda y probarán un paquete aerodinámico con el que intentarán luchar en la zona media y conseguir sumar puntos en su casillero.

En Force India esperan confirmar su buen estado de forma, pese a que en la anterior cita uno de sus dos monoplaza se tuvo que retirar y el otro se quedó a las puertas de entrar en la zona de puntos. Desde el equipo británico saben que se trata de un circuito en el que los pilotos marcan la diferencia. Por ello, se centrarán en encontrar una buena configuración que les permita tener alta velocidad, y a la vez tener un monoplaza estable en la parte trasera y sin mucho subviraje para el sector 2.

McLaren necesitan pasar página tras una de sus peores rachas en los últimos años. El equipo de Woking llega a Interlagos tras tener un sabor agridulce en México con Stoffel Vandoorne en la zona de puntos y Fernando Alonso retirándose.  Por ello, lucharán por seguir puntuando y dar un buen espectáculo en uno de los circuitos que les puede beneficiar en esta temporada.

Por su parte, en Renault esperan que la fiabilidad no les juegue una mala pasada tras verse Carlos Sainz obligado a retirarse en el Gran Premio de México. Por ello, el equipo francés destaca que el trazado brasileño será  importante no cometer ningún error este fin de semana, especialmente en el sector intermedio que puede hacerles perder la carrera  y conseguir un buen resultado.

En la zona baja de la parrilla en Sauber esperan confirmar su buen estado de forma y lucharán por entrar en la zona de puntos. Desde el equipo apuntan que será importante no cometer ningún error en la clasificación para partir desde una buena posición. Por su parte, en Williams necesitan seguir trabajando en su monoplaza tras quedarse a las puertas de puntuar en México.

Para esta cita, la firma suministradora de neumáticos ha decidido llevar los compuestos medio, blando y superblando. Se trata de una selección de una gama un poco más baja que la del año anterior y sería como un debut virtual del ultrablando.  Para esta cita será importante saber gestionar el desgaste de neumáticos en las curvas de alta velocidad.

En esta ocasión, la peculiar configuración de la pista puede hacer que los equipos tengan serios problemas para gestionar la carrera. Según Mario Isola, las altas velocidades alcanzadas en este circuito, junto a lo revirado que es y su corto recorrido puede provocar serios problemas en los neumáticos y no descartan que algunos equipos opten por más de una parada para completar la distancia de carrera.

Lee a continuación: Gran Premio de Brasil 2018: horarios para seguirlo por televisión