CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

7 MIN

Team Kunimitsu gana en el Super GT con los nuevos colores de Stanley

Àlex Garcia | 23 Jul 2021
salidasupergt2021motegi
salidasupergt2021motegi

El Super GT está de vuelta tras más de dos meses desde su última carrera. Después de posponerse la cita prevista en Suzuka para finales de mayo, esto dejó un hueco en el certamen japonés que duró hasta el pasado fin de semana en el Twin Ring Motegi. El Super GT retornó con una interesante carrera estival que acabó con resultados históricos en ambas categorías. En GT500, el Team Kunimitsu logró su primera victoria con los colores de Stanley, lógicamente la primera sin Raybrig. Junto a Naoki Yamamoto, este triunfo es también el primero después del retorno a la competición de Tadasuke Makino, que sufrió meningitis a finales de 2020 y estuvo meses sin poder subirse a un coche de carreras. Les acompañaron en el podio Yuji Kunimoto y Ritomo Miyata en el Toyota WedsSport y Yuhi Sekiguchi y Sho Tsuboi en el Toyota au TOM'S. Mientras tanto, en GT300 la victoria acabó por sorpresa en manos del Lotus Evora 'Mother Chassis' de muta Racing con Hiroki Katoh y Ryohei Sakaguchi.

GT500: Victoria soñada para Kunimitsu

La victoria del Honda NSX número 1 del Team Kunimitsu en Motegi resultó empática por muchos motivos. Tanto para Honda como para Kunimitsu Takahashi (fundador y director del equipo) y Naoki Yamamoto (primer piloto), se trataba de la carrera de casa. Además, el hecho de lograr un triunfo en su tercera carrera con los colores plateado y naranja de Stanley significa la auténtica apertura de una nueva era para el equipo. En los entrenamientos clasificatorios, Yamamoto y Makino ya habían logrado la pole position por media décima sobre el Toyota número 19 del Team Bandoh con los colores de WedsSport con neumáticos Yokohama (la pole era con Bridgestone). La presencia del Honda del Team Mugen en tercera posición con neumáticos Dunlop hacía que tres de los cuatro fabricantes estuvieran en las tres primeras posiciones. Situación inusual, sobre todo siendo Michelin la 'ausente', con su primer coche séptimo en parrilla. Era también el primer Nissan en un fin de semana en el que los GT-R no acabaron de funcionar en ningún momento. El orden de los dos primeros clasificados se mantuvo durante las primeras siete vueltas, hasta que los doblados de GT300 ofrecieron a Kunimoto la posibilidad de adelantar en su Toyota al Honda de Makino. Durante las paradas, un 'undercut' del Team Kunimitsu devolvió al Honda a la cabeza, ahora con Yamamoto defendiéndose de un Miyata que alcanzó al líder en la vuelta 35 de 63.

La pelea que vino a continuación fue sin duda el mejor momento de la prueba, pero esta se decantó del lado de los líderes gracias a la mayor experiencia de un Yamamoto que supo gestionar mejor las resalidas tras dos breves periodos de "Full Course Yellow". Parecía que la carrera estaba resuelta, aunque Miyata realizó un último y valiente intento de alcanzar a Yamamoto desde los tres segundos de desventaja que tenía. Llegó a estar a menos de un segundo, pero ir más allá fue misión imposible. Naoki Yamamoto se había guardado suficiente vida en sus gomas como para controlar los compases finales y llevar el Honda NSX Stanley del Team Kunimitsu a su primera victoria del año, junto a Tadasuke Makino. Al final, la ventaja volvió a ser de más de tres segundos cuando cayó la bandera ajedrezada, con una segunda posición para Ritomo Miyata (su primer podio en GT500) y Yuki Kunimoto en el Toyota WedsSport Team Bandoh número 19. El podio lo completó el coche número 36, el principal de TOM'S con los colores de au en el que militan Yuhi Sekiguchi y Sho Tsuboi, aunque a casi doce segundos. Por detrás, los Honda del Team Mugen y ARTA cerraron el top 5 en una jornada en la que el primer Nissan solo pudo ser sexto gracias al esfuerzo del coche número 3 de NDDP with B-Max.

En la clasificación general, Kazuya Oshima y Kenta Yamashita mantienen el liderato con 35 puntos aunnque ahora solo con 3 de ventaja sobre Naoki Yamamoto, segundo. De momento, suya va a ser la pelea (Makino se perdió la primera prueba y tiene por lo tanto 3 puntos menos que su compañero, hecho que le descarta para ser campeón) por el momento, aunque con cinco carreras por delante, todo puede cambiar... y seguramente lo haga.

GT300: Lotus vuelve a ganar

Donde la clase reina vivió de un duelo de titanes con una mezcla de campeones veteranos y jóvenes promesas, el GT300 tuvo el picante que llega con las ocasionales sorpresas en la clase menor. La victoria del Lotus Evora "Mother Chassis" número 2 de muta Racing siempre habría sido algo inesperado, pero cuando el vencedor partía desde la décimo séptima posición, la situación se convierte en épica. La sesión clasificatoria del sábado había puesto en pole position al Nissan número 11 de Gainer, con Hiranaka y Yasuda, justo por delante del Toyota GR Supra número 244 y el Nissan de Kondo Racing que encabeza la general. De hecho, la carrera empezó con el liderato de Yasuda en el coche de la pole, defendiéndose de los ataques de Tsutsumi en el Toyota que ocuupaba la segunda posición. El duelo se mantuvo durante las pimeras 25 vueltas de carrera con ambos coches separados siempre por menos de 2 segundos. Las estrategias en boxes dieron vida a la carrera y una vez realizadas las paradas, tres coches con tres opciones distintas ocupaban las tres primeras posiciones. El Nissan número 11 de Gainer era líder teórico tras haber cambiado las cuatro gomas, seguido por el popularísimo Mercedes AMG de Goodsmile Racing Hatsune Miku y el verde Toyota GreenBrave Saitama Toyopet con el número 52, que habían cambiado los neumáticos izquierdos y los traseros respectivamente.

Otros coches optaron por llegar al máximo de dos tercios de carrera con un mismo stint, algo que estipula el reglamento. Esto dejaba al Lotus número 2 en cabeza aunque con la expectativa de caer cerca del top 10 tras su paso por boxes. Sin embargo, un periodo de "Full Course Yellow" lo cambió todo, permitiendo que el líder parara y volviera a pista con una ventaja de 12 segundos sobre el Nissan número 11. La clave había sido no cambiar neumáticos. Doble o nada. Ryohei Sakaguchi (tío de Sena Sakaguchi) estaba en pista, sabiendo que su defensa marcaría el resultado de su equipo. La resalida tras un segundo 'FCY' dejó la ventaja en solo cinco segundos en la vuelta 44... y cuatro giros después, la diferencia era de menos de un segundo. La victoria estaba perdida... o eso habría sido lo lógico. Pero Sakaguchi se defendió con maestría para lograr una inesperada victoria para el Lotus Evora (segunda en dos años) número 2 de muta Racing junto a Hiroki Katoh, con una ventaja de apenas un segundo y medio sobre el Nissan número 11 de Gainer de Hiranaka y Yasuda. Solo a tres décimas más, el Toyota GR Supra del Saitama Toyopet GreenBrave de Yoshida y Kawaai completó un podio muy popular.

En la clasificación general, Naoya Gamou y Togo Suganami son los nuevos líderes tras ser novenos en carrera en el Mercedes número 65 de LEON Racing. Comparten el liderato con 25 puntos con Hiranaka y Yasuda en el Nissan número 11 de Gainer, mientras por detrás hay cuatro coches más en el espacio de 4 puntoos. La próxima cita será los días 21 y 22 de agosto en Suzuka, prueba en una fecha nueva tras cancelarse su original en mayo.