CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

7 MIN

Toyota arrasa en una emocionante primera cita del Super GT en Okayama

Àlex Garcia | 12 Abr 2021
sgt_toyota_rookieracing_2021okayamab
sgt_toyota_rookieracing_2021okayamab

El Super GT vuelve a estar en marcha tras la primera carrera de la temporada en la que Toyota estuvo claramente por encima de los rivales. Okayama inauguró la temporada 2021 con una carrera movida con mucha acción y emoción a pesar de quedar limitada la pelea por la victoria a una sola marca. Al final, el triunfo en GT500 fue para Kenta Yamashita y Kazuya Oshima en el Toyota GR Supra número 14 de Rookie Racing, que devolvió al sponsor "Eneos" a lo más alto del podio por primera vez desde la última cita de 2013 en Motegi. Para ello, el Toyota número 14 tuvo que imponerse a la máquina número 36 de TOM'S con Yuhi Sekiguchi y Sho Tsuboi, que se batió en un duelo singular con Yamashita en los últimos compases de la prueba. El podio lo completó el otro coche de TOM'S con el número 37 y Ryo Hirakawa al volante, acompañado en esta ocasión por un Sena Sakaguchi que toma el lugar de Sacha Fenestraz, aún sin haber podido entrar en Japón. En GT300, Kiyoto Fujinami y João Paulo de Oliveira arrancaron la defensa de su título con victoria al volante del Nissan GT-R GT3 de Kondo Racing en una prueba marcada por la normativa especial (estará en Okayama y en Motegi) de obligar a cambiar los 4 neumáticos en algún momento de la carrera.

GT500: Rookie Racing y TOM'S, en otro mundo

La sesión clasificatoria trajo una inesperada pole position del Toyota número 37 de TOM'S. El coche de KeePer nunca dejó de estar entre los favoritos pero al no estar en pista Sacha Fenestraz, nadie esperaba que Sena Sakaguchi pudiera ser el autor físico de la vuelta más rápida en clasificación en la que es su segunda carrera en GT500, su primera con TOM'S. Este piloto "desahuciado" del programa de Honda tras estar por debajo de lo esperado en Fórmula 3 ha seguido trabajando duro para ganarse el pan y la confianza de Toyota, que le recompensa con un volante en Super Fórmula y la posibilidad de demostrar su talento en Super GT como sustituto. En carrera, Sakaguchi fue el primer líder por delante de Oshima en el coche de Rookie Racing y Sekiguchi en el TOM'S número 37.  A pesar del buen ritmo inicial de Sakaguchi, un coche de seguridad causado por el Toyota Prius número 30 de GT300 permitió que Oshima se acercara al líder. Con todo, Sakaguchi realizó un gran trabajo con su defensa y su pelea por la victoria solo se vino abajo tras las paradas en boxes, adelantadas por un accidente del Nissan GT-R número 360 de GT300. Era la vuelta 33 y prácticamente todos los coches pararon en boxes, alterando el orden en pista. En algunos casos, los culpables de los problemas estuvieron en el espacio disponible y esto fue lo que le sucedió al coche número 37 que cayó desde su liderato hasta la cuarta posición.

Tras el caos de las paradas, Yamashita se hizo con el liderato en el coche número 14 de Rookie Racing por delante de Tsuboi en el TOM'S número 36 y de Yuichi Nakayama en el Toyota SARD número 39. Tras reiniciarse la carrera, Tsuboi mostró un ritmo espectacular, persiguiendo a Yamashita y buscando el hueco para adelatarle. El duelo por la victoria fue el punto álgido de la carrera y los intentos de Tsuboi fueron múltiples aunque Yamashita logró defenderse de todos y cada uno de ellos. A falta de 8 vueltas y tras el enésimo toque entre ambos, Tsuboi se fue largo en la horquilla y visitó la gravilla, perdiendo muchos segundos en el proceso, además de cualquier opción de pelear por ganar. De ahí hasta el final no hubo ya pelea en cabeza, dejando que Kenta Yamashita y Kazuya Oshima se llevaran la primera victoria del año al volante del Toyota GR Supra número 14 de Rookie Racing, equipo que toma el nombre del que fuera el perro del presidente de la marca, Akio Toyoda. Sho Tsuboi y Yuhi Sekiguchi fueron segundos en el Toyota número 36 de TOM'S, mientras el tercer peldaño del podio acabó en manos del TOM'S número 37 de Ryo Hirakawa y Sena Sakaguchi tras dar cuenta del Toyota de SARD, cuarto en ver la bandera de cuadros. El primer coche de otra marca fue el Honda de Real Racing con Bertrand Baguette y Koudai Tsukakoshi, mientras el Toyota Cerumo de los veteranos Hiroaki Ishiura y Yuji Tachikawa fue sexto. El Honda del Team Kunimitsu (ahora con los colores de Stanley en lugar de Raybrig) fue octavo con Hideki Mutoh como sustituto de Tadasuke Makino junto a Naoki Yamamoto.

GT300: Kondo Racing arranca en cabeza

En GT300 hubo relativa polémica por la decisión de la organización de obligar a todos los participantes a cambiar las cuatro ruedas en sus respectivas paradas obliagatorias, penalizando así a los JAF-GT que en ocasiones han sido capaces de ganar por virtud de una parada rápida y bajo consumo de neumáticos. Esta decisión debía dar mejores opciones a los "Mother Chassis" y sobre todo a los GT3, llevando a João Paulo de Oliveira a decir, antes de la carrera, que esta normativa debería aplicarse todo el año y no solo en la primera y última carrera. En la sesión clasificatoria, el Nissan número 11 de Gainer se llevó la pole position, mientras los esperados GR Supra GT de GT300 eran segundo, quinto y sexto, todos ellos con buen ritmo. La primera parte de carrera tuvo al coche de Katsuyuki Hiranaka y Hironobu Yasuda en cabeza, seguido de cerca por el Toyota número 52 del Saitama Toyopet de Kohta Kawaai y Hiroki Yoshida. Al igual que en GT500, el caos de las paradas en boxes afectó al orden en pista de GT300, llevando a que ambos coches cayeran en la clasificación y se vieran obligados a remontar para salvar un resultado decente de una prueba en la que parecían estar medio paso por delante de sus rivales.

Así, pasó a ocupar la primera posición el Nissan GT-R GT3 número 56 de Kondo Racing, con João Paulo de Oliveira al volante. Acabaría llevándose la victoria junto a Kiyoto Fujinami para arrancar su temporada de defensa del título de la mejor manera, de nuevo al frente de la general. El brasileño tuvo que defenderse de los asaltos del Mercedes número 65 de LEON Racing de Naoya Gamou, que a pesar de sus esfuerzos no pudo con el ex-GT500 y junto a Togo Tsuganami tuvo que conformarse con una por otra parte nada despreciable segunda posición. El último puesto del podio lo ocuparon Kohta Kawaai y Hiroki Yoshida, tras una buena remontada ayudada por el buen ritmo de los Toyota GR Supra de GT300. Tras el Nissan de Gainer, que acabó cuarto, el segundo Supra finalizó en quinta posición mientras el restante fue octavo. Por delante queda ahora un descanso de poco menos de un mes, ya que el Super GT disputará su segunda ronda de la temporada los próximos días 3 y 4 de mayo en Fuji. Será, como siempre, la cita que se celebra durante la 'Golden Week', el periodo vacacional de primavera en Japón. Por ello, la carrera tendrá lugar un martes en lugar de darse en un domingo como es habitual.