CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

7 MIN

Toyota se reencuentra con la victoria en el Super GT y aprieta la general más que nunca

Àlex Garcia | 5 Oct 2020
salidasupergtfuji2020octubre
salidasupergtfuji2020octubre

La apretada temporada 2020 siguió su camino el pasado fin de semana con una nueva carrera más del Super GT, una de las pocas competiciones a lo largo del mundo que de una manera o de otra conseguirán mantener el número de eventos previstos a principios de año... aunque sea con cuatro visitas (sobre ocho) al circuito de Fuji. La cita de ayer fue la tercera en el circuito propiedad de Toyota y la marca local logró un importante resultado con la victoria del Supra del Team SARD  de Heikki Kovalainen y Yuichi Nakayama pero también con con buenos puestos de los demás coches, que siguen en liza en la pelea por el campeonato. La segunda posición fue para Kazuya Oshima y Sho Tsuboi, nuevos líderes de la general en el Supra Wako's de Rookie Racing tras remontar desde la duodécima posición en parrilla. El Honda ARTA de Tomoki Nojiri y Nirei Fukuzumi completó el podio. En GT300, João Paulo de Oliveira y Kiyoto Fujinami se llevaron la victoria en el Nissan GT-R de Kondo Racing tras batir al Honda ARTA de Shinichi Takagi y Toshiki Oyu, dejando al Mercedes de LEON Racing de Naoya Gamou y Togo Suganami en tercera posición como nuevos líderes de la clase pequeña.

En el caso del pasado fin de semana, la tercera visita al circuito de Fuji de esta temporada tenía un aliciente especial más allá de lo deportivo. Por primera vez este año estuvo permitida la presencia de espectadores en una cita del Super GT. No fue un gran número ya que 'solo' se vendieron 5000 entradas pero para una competición tan plástica como esta, la presencia de los aficionados en la estética tribuna principal de Fuji era algo muy bienvenido. En lo deportivo, los lastres siguen aumentando y por delante queda solo una carrera más con el máximo peso antes de reducirlo a la mitad y luego quitarlo por completo para la última prueba del año.

GT500: Toyota al contraataque

La primera sorpresa del fin de semana se vivió en la sesión clasificatoria con la pole del Honda ARTA número 8 de Nojiri y Fukuzumi, un coche que ha mostrado buen ritmo todo el año pero una enorme dosis de mala fortuna que le ha impedido brillar como merecían. Además, el segundo puesto del Nissan Calsonic dejaba al primer Toyota en tercera posición con la sorpresa de que fuera el coche de WedsSport con neumáticos Yokohama. El cuarto puesto del Nissan de Kondo Racing, también con Yokohama, hacía pensar en la posibilidad de un gran resultado de este fabricante de gomas, aunque por delante tenía el habitual desafío del Super GT. En la salida, un toque acabó con daños terminales en el Nissan número 3 de B-Max y el coche de seguridad en pista. Mientras tanto, tomaba el liderato el Nissan número 24 de Kondo Racing. Tras la resalida, el coche aguantó en cabeza hasta la vuelta 13, cuando cedió ante el empuje del Honda ARTA. Desafortunadamente, la fortuna no iba a estar de parte de Nissan ya que problemas técnicos obligaron al coche número 24 pasar por boxes cuando no estaba previsto cerca de mitad de carrera, quedándose sin opciones de un podio que habría sido más que merecido.

Sí iba a tener suerte el Toyota número 39 del equipo SARD. Yuichi Nakayama y Heikki Kovalainen estuvieron impecables, pero a falta de dos vueltas para el final el japonés vio como le saltaba un aviso de falta de combustible, que de hecho se terminó al salir de la última curva... aún así, el equipo dirigido por Juichi Wakisaka logró una importante victoria. La segunda posición también tuvo historia, con una feroz batalla que al final se resolvió a favor del Toyota número 14 de Sho Tsuboi y Kazuya Oshima. Los pilotos del Rookie Racing partían duodécimos pero lograron recuperar diez puestos a lo largo de la carrera. En parte, se vieron beneficiados por los problemas de motor del coche número 37 de Hirakawa y Cassidy, que aún así aguantó la cuarta posición. Completando el podio estuvieron los chicos de la pole position; Nirei Fukuzumi y Tomoki Nojiri. Fue también una jornada difícil para Fenestraz y Sekiguchi en el Toyota número 36 de TOM'S. Con problemas con el restrictor de carburante usado como lastre, un pinchazo acabó de dejarles sin posibilidades de salvaguardar un resultado decente que les ayudara a sumar los siempre necesarios puntos para pelear por el título. Reseñable fue ver como Tsukakoshi y Baguette lograron una décima posición a pesar de ser el coche con mayores lastres del fin de semana. Para la próxima cita, este honor recaerá en el coche número 14, nuevo líder del certamen.

GT300: Kondo Racing se desquita ganando

La sesión clasificatoria de la clase GT300 trajo la sorpresa de la pole position del Toyota 86 "Mother Chassis" número 6 de Muta Racing, por delante del Toyota Prius número 31 de apr. Los primeros coches competitivos estaban en segunda fila con el Mercedes de LEON Racing y el Subaru BRZ de R&D Sport, ambos con el máximo de 100 kg de peso de lastre. Sin embargo, la mayor parte del interés en la carrera quedó para los compases finales. Una vez más, la estrategia jugó un papel crucial y el Toyota Supra del Saitama Toyopet de Hiroki Yoshida y Kohta Kawaai hizo lo que mejor sabe hacer; parar en boxes sin cambiar neumáticos y mantenerse en cabeza durante buena parte de la prueba mientras maneja la situación para terminar la carrera en primera posición. Por detrás, el Nissan número 56 de Kondo Racing de Kiyoto Fujinami y João Paulo de Oliveira venía con toda la energía del mundo. En el caso de estos últimos, su parada en boxes les vio cambiar los cuatro neumáticos, de manera que a pesar de haber perdido más tiempo en boxes, mostraban un ritmo muy superior.

El adelantamiento se produjo a falta de 15 vueltas para el final y ya no hubo pelea por la victoria, que recayó en manos de Fujinami y De Oliveira. La falta de ritmo de Yoshida y Kawaai en el único Toyota Supra de GT300 hizo que acabaran cayendo hasta la cuarta posición. En el podio, Shinichi Takagi y Toshiki Oyu fueron segundos en el Honda NSX de ARTA, mientras el Mercedes AMG de LEON Racing ocupó el tercer puesto con Naoya Gaou y Togo Suganami. Eso sí, la pelea por ese segundo puesto fue absolutamente emocionante aunque con ventaja clara para el coche naranja. A fin de cuentas, la máquina alemana contaba con el máximo lastre que se puede llevar en el Super GT ya en esta quinta carrera. Lo mantendrá de cara a la sexta prueba de la temporada en la que aún se mantienen los lastres normales antes de empezar con las reducciones para las últimas dos citas de este 2020. Mención especial también al Nissan Gainer número 11 de Hiranaka y Yasuda, que a pesar de tener también el máximo lastre aún consiguieron rescatar un punto gracias a la décima posición.

Tras la quinta prueba de la temporada, la igualdad no podría ser mayor en la clase GT500, con seis coches separados por nueve puntos. Salvo enorme sorpresa, entre ellos debe estar la pelea por el título. Tsuboi y Oshima son líderes en el coche número 14 de Rookie Racing con 47 puntos, pero están también en la pelea los dos coches de TOM'S y el único de SARD, además de los Honda de Real Racing y Team Kunimoto. Equipos como el Cerumo o NISMO aún tendrían alguna opción pero no han mostrado en ningún caso ritmo suficiente como para que sea razonable esperarles en la zona alta. En GT300, Gamou y Suganami son lideres con 50 puntos con 9 de ventaja sobre el segundo clasificado, el Nissan GT-R del equipo Gainer con Hiranaka y Yasuda. Parecería que entre estos dos debiera estar la pelea por el título, pero el grupo de cinco coches con opciones reales al tercer puesto aún podrían dar alguna sorpresa. En este sentido, la próxima carrera será vital para recortar el número de candidatos ya que tras la cita de Suzuka solo quedarán dos carreras por delante. Este próximo evento se disputará los días 24 y 25 de octubre.