CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Superdeportivos

5 MIN

Los 10+1 mejores Lamborghini que nos deja la era Winkelmann

David Clavero | @ClaveroD | 24 Feb 2016

Un repaso en imágenes a los mejores Lamborghini que Stephan Winkelmann deja tras de sí...

Por David Clavero

Stephan Winkelmann deja su cargo como CEO de Lamborghini tras 11 años para afrontar un ambicioso proyecto como nuevo CEO de quattro Gmbh. Recogiendo el testigo de Winkelmann nos encontramos a un Stefano Domenicali que abandona el área deportiva de Ferrari para ser la cabeza visible de Lamborghini en los próximos años.

Lamborghini, a través del poderío económico y tecnológico del Grupo Volkswagen-Audi, ha sabido reconvertirse en un fabricante no sólo de superdeportivos, sino en una verdadera escuela de diseño e ingeniería para aquellos que buscan otra forma de entender las prestaciones. Una marca cuyo emblema es un toro en posición de envestida no puede fabricar deportivos para todos los días, y Lamborghini ha conseguido crecer en todos los aspectos manteniendo intacta su verdadera esencia, esa forma de entender las altas prestaciones que sólo ellos saben plasmar en un chasis.

No os voy a engañar, son muchas las dudas sobre el futuro de Lamborghini ahora que Winkelmann cede el testigo a Domenicali, pero demos un voto de confianza al exferrarista mientras repasamos las 10 mejores creaciones que nos ha dejado la era Winkelmann en Lamborghini.

Lamborghini Reventón. Presentado en 2008 y tomando como punto de partida el Lamborghini Murciélago en su versión de 650 CV, la firma italiana decidió dar rienda suelta a sus diseñadores del Style Centre para fabricar 20 unidades de un coche único cuyo precio de compra fue 1 millón de euros.

Lamborghini Murcielago LP670-4 Super Veloce. El Lambo más esperado tras la toma de control por parte de los alemanes. El Murciélago demostró que el rumbo de la nueva Lambo era correcto, pero había que ver de qué era capaz Audi a la hora de poner a trabajar a sus ingenieros. 0-100 Km/h en 3,2 segundos y 345 Km/h... no está nada mal.

Lamborghini Sesto Elemento. El deportivo, quizás más cotizado, de la última época de Lamborghini. Un verdadero laboratorio rodante que tomó lo mejor del Grupo Volkswagen para implementar materiales de última generación como el CFRP, el GFRP o el Kevlar. Pese tener "sólo" 570 CV, gracias a su contenido peso de 999 kilogramos el Sesto Elemento ejecuta el 0-100 Km/h en 2,5 segundos.

Lamborghini Aventador J. En el Salón de Ginebra de 2012 Lamborghini nos sorprendió con uno de los concept más bellos de la exposición. Lamborghini había tomado un Aventador LP700-4 y había creado una barchetta pura que sería rifada por los más adinerados coleccionistas.

Lamborghini Egoista. Radical, extremo y hasta difícilmente defendible como ejercicio de diseño, pero este Lamborghini llevaba un paso más la influencia aeronáutica de los últimos Lambo tomando como referencia al F22 Raptor. Su diseño monoplaza es obra de Walter Da Silva y pasará a la historia como el Lamborghini más radical jamás ideado en materia de diseño. Nunca llegó a fabricarse.

Lamboghini Veneno. Fabricado en edición limitada tanto en versión coupé como roadster, el Veneno ha sido el último gran superdeportivo fabricado por Lamborghini, una muestra de poderío presentada cuando el mundo no podía hablar de otra cosa que LaFerrari, Porsche 918 Spyder y McLaren P1. El Veneno dio un puñetazo encima de la mesa a base de diseño y mucho ruido, un puñetazo que consiguió restar flashes a la batalla por ser el mejor híbrido.

Lamborghini Asterion LP910-4. Lamborghini nos dejaba a todos con la boca abierta presentando un GT y no un deportivo. El Asterion era un concepto completamente nuevo en Lamborghini y es que este coupé cambiaba de filosofía en diseño, concepto y en su mecánica al ser el primer Lamborghini híbrido enchufable con la friolera de 910 CV. ¿Una premonoción sobre el futuro de Lamborghini?

Lamborghini Gallardo LP570-4 Squadra Corse. El último y el mejor Lamborghini Gallardo que despidió por todo lo alto al deportivo más vendido por Lamborghini en toda su historia. Con el Gallardo todo cambió en Sant'Agata Bolognese, y es que Lamborghini se abrió a un nuevo mercado. Basado en los Gallardo Super Trofeo, la edición Squadra Corse buscó ofrecer lo mejor de lo que era capaz el Gallardo en circuito para poner el broche de oro.

Lamborghini Aventador LP750-4 SV. Si el lanzamiento del Aventador ya consiguió que todos tuviéramos un nuevo coche al que adorar sobre todas las cosas, con la versión Super Veloce consiguieron demostrar que se puede reinar en Nürburgring con una buena puesta a punto. Su 0-100 Km/ en 2,8 segundos y una punta de 350 km/h son sólo cifras ante las posibilidades reales de esta máquina de carreras vestida con traje italiano.

Lamborghini Huracan. Dar relevo al Lamborghini Gallardo no parecía sencillo, pero Lamborghini sabía que había margen de mejora en su técnica. Así, el Lamborghini Huracán se ha convertido en el último deportivo en usar un motor atmosférico junto al Audi R8, nada menos que un 5.2 V10 con hasta 610 CV. ¿Lo mejor de todo? El Huracán tiene ante sí un futuro repleto de versiones especiales y mejoras, por lo que lo mejor, aunque parezca mentira, está todavía por llegar.

Lamborghini Centenario. Pocos días después de publicar este artículo fue presentado el Centenario (10+1), el superdeportivo que conmemora los 100 años del nacimiento de Ferruccio Lamborghini. Estamos ante el verdadero último proyecto de Winkelmann, con 770 CV, 0-100 Km/h en 2,8 segundos y sólo 40 unidades a un precio de 1,75 millones de euros antes de impuestos.