El BMW Serie 3 GT se despide del mercado, completamente canibalizado por los SUV

 |  @sergioalvarez88  | 

Los BMW Serie 3 GT siempre fueron coches de nicho. Una curiosa combinación de berlina, familiar y todocamino. Quizá su problema fue tratar de satisfacer demasiadas necesidades a la vez, y como dice el refranero español, “quién mucho abarca poco aprieta”. Pese a no ser un mal coche en absoluto – siempre me pareció muy logrado a nivel estético – su baja demanda no justifica su continuidad en la gama de BMW. Todocaminos como el BMW X1, el BMW X3 o el BMW X4 se han comido su merienda, y ya es oficial: en la completa renovación de la Serie 3 no hay hueco para una versión GT. Fue bonito mientras duró.

El jefe de desarrollo global de BMW confirmó esta noticia al medio australiano Motoring. En sus palabras, el BMW Serie 3 GT fue lanzado al mercado en un momento en el que los SUV no tenían la enorme inercia comercial que tienen hoy en día. Cuando el GT fue desarrollado se buscaba un coche con una posición de conducción algo más alta y una estética algo más marcada. En palabras de Klaus Fröhlich, “en los X1 y X3 también puedes tener una posición de conducción más alta, y además sentirte más joven”. El nicho de mercado del BMW Serie 3 GT ha sido casi completamente canibalizado por los SUV.

La continuidad del BMW Serie 6 GT no está en entredicho. Sigue siendo un vehículo de nicho, pero de un nicho con mayor margen de beneficio.

Hoy por hoy, los todocaminos suponen casi la mitad de las ventas de coches nuevos en países como España, y en otros países la proporción es aún superior. La tendencia parece imparable. Las berlinas y los monovolúmenes han sido los segmentos más damnificados por su pujanza, así como los coupés y deportivos. Además, la gama de SUV de BMW es cada vez más amplia, cubriendo más nichos de mercado. Se han lanzado recientemente los BMW X2 y este mismo año también conoceremos al BMW X7, que se convertirá además en el buque insignia del fabricante bávaro.

Hay un SUV para cada tipo de cliente y en palabras de Fröhlich, no suponen una desventaja significativa a nivel de consumos o comportamiento dinámica. “Los nichos de mercado se expanden y se contraen, y se debe ser muy cuidadoso”, admite. El directivo afirma que el BMW Serie 3 GT fue un experimento comercial sin un resultado satisfactorio, y que su ausencia no tendrá un impacto en el volumen de ventas de los BMW Serie 3 y BMW Serie 4. “Tenemos siete u ocho versiones de la Serie 3 y Serie 4. Podríamos hacer 10 diferentes carrocerías, y seguiríamos vendiendo lo mismo”, remata.

Fuente: Motoring
En Diariomotor:

Lee a continuación: BMW Serie 3 GT 2016, en vídeo: y tú… ¿no ves con mejores ojos al Serie 3 GT tras este vídeo?

El BMW Serie 3 GT es un 5 puertas premium, bastante más grande que un Volkswagen Golf, que comparte mecánicas, interiores y todo lo demás con el clásico Serie 3, al que se le añade un práctico portón trasero.

Ver todos los comentarios 3
  • ADN

    Nunca le vi sentido. No tiene la elegancia de una berlina, ni la practicidad de un familiar. No es tan alto como un SUV ni tiene ese aspecto marcado que los hace tan exitosos. Estaba en un limbo, aplaudo a BMW por explorar un segmento diferente pero no era necesario.

  • Manolo

    Siempre me pareció feo; no tanto como el Serie 5 GT, pero de todas formas.

  • Smat

    No todo es culpa de los SUV, la estética poco afortunada, un concepto que nadie entendía, una gama demasiado poblada (touring, 4 GC, X3, X4) y finalmente un tamaño que no se corresponde con lo que se espera de un serie 3, si al F30 se le puede tachar de aburguesado en exceso, los GT lo son aun más diluyendo la esencia sel modelo.

El BMW Serie 3 GT es un 5 puertas premium, bastante más grande que un Volkswagen Golf, que comparte mecánicas, interiores y todo lo demás con el clásico Serie 3, al que se le añade un práctico portón trasero.