CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Youtube Diariomotor

7 MIN

Citroën C4 X 2023, un curioso (y muy espacioso) crossover de cuatro puertas (+vídeo)

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 29 Jun 2022

Hace apenas unos días se presentó el Peugeot 408. Un curioso vehículo que desdibuja la frontera entre las berlinas y los crossover, con un diseño muy llamativo, una gran calidad y un buen componente práctico. Cuando Citroën nos convocó a su centro de diseño en París a conocer el nuevo Citroën C4 X, esperábamos encontrarnos el “Peugeot 408” de Citroën. Lo sencillo y obvio sería definirlo como un Citroën C4 más grande, más espacioso y más crossover. Sin embargo, este coche es más peculiar de lo que aparenta, y una pista de ello es que no tiene cinco puertas, si no cuatro.

En este artículo, y la toma de contacto en vídeo que lo acompaña, no solo vais a descubrir y entender el nuevo Citroën C4 X. También conoceréis cómo encaja en la gama de Citroën, además de averiguar si es comparable a lanzamientos tan recientes como el Peugeot 408 o el Renault Arkana.

Diseño del Citroën C4 X

Aunque mide 4,60 metros de largo, el C4 X tiene la misma distancia entre ejes que su hermano pequeño, el C4. Por tanto, el crecimiento se ha hecho a base de crear un voladizo trasero que supera el metro de alzada. Para que sus proporciones no fueran demasiado desgarbadas, han creado una línea de techo tipo fastback. Sin embargo, lo que más llama la atención es que el Citroën C4 X es un coche de cuatro puertas, no de cinco puertas. El motivo es que este es un coche diseñado con mercados como África y Oriente Medio en mente, y además de las familias, también se ha orientado a las exigencias del sector del taxi y los VTC.

Los mercados y sectores a los que se enfoca valoran la separación entre el habitáculo y el espacio de carga.

La silueta tipo fastback no solo logra que la estética del coche no sea demasiado alienígena, si no que también permite un coeficiente aerodinámico de 0,29 - mejor que el del Citroën C4. El portón del maletero está bien integrado en la zaga, pero sus ópticas traseras y las exigencias propias de un cuatro puertas hacen inevitable que el Citroën C4 X parezca, en cierto modo, una berlina con zancos. Nos gustaría leer vuestra opinión al respecto de su diseño. Os leemos en la sección de comentarios.

Interior y tecnología del Citroën C4 X

Las plazas delanteras del Citroën C4 X son idénticas a las del Citroën C4. Esto es, según tu prisma, bueno o malo. Por una parte, no destacan por su calidad de materiales o ajustes - se abusa del negro piano y hay algunos crujidos - pero por otra parte, la ergonomía es impecable y hay multitud de detalles prácticos. Esto es patente en la doble guantera, el soporte integrado para tabletas, los mandos físicos de la climatización o la excelente visibilidad de las pantallas. La pantalla principal, por cierto, sí es novedad: ahora proviene directamente del sistema de infotainment estrenado en el Citroën C5 X.

La comodidad de los asientos es sensacional. Este coche apuesta abiertamente por el confort.

La nueva interfaz de esta pantalla de 10 pulgadas es muy fluida e intuitiva. El sistema MyCitroën Drive Plus cuenta con widgets personalizables y un asistente de voz, y es, por supuesto, compatible con Apple carplay y Android Auto. Ademas, está conectado a internet para ofrecer servicios en tiempo real. Lo que no ha evolucionado es la instrumentación digital, que sigue siendo idéntica a la del C4. Su pantalla es de 5" y ofrece bastante información, pero tiene pocas posibilidades de personalización y en ocasiones, se nos antoja demasiado pequeña. Por suerte, un Head-Up Display nos sacará las castañas del fuego.

Las plazas traseras del Citroën C4 X son idénticas a las del C4, a excepción de contar con un respaldo algo más inclinado - 27 grados, concretamente. La distancia entre ejes del C4 X es igual a la del C4 - 2,67 metros - y por tanto, tenemos el mismo espacio para las piernas, que por cierto, es más que correcto. Sin embargo, el ancho no es excelente y mi cabeza está casi rozando el techo del vehículo. Los ocupantes disfrutan, eso sí, de puertos de carga USB y aireadores. Hablando de mimo a los ocupantes, los asientos Advanced Comfort de Citroën son, con diferencia los más cómodos del segmento. No cambian su espuma de 15 mm de grosor ni su diseño, pero ahora, sí pueden tapizarse en una elegante Alcantara de color gris.

El C4 X está construido sobre la plataforma CMP, no la EMP. Es una plataforma más pequeña.

El maletero del Citroën C4 X es el principal punto de diferenciación. El acceso a la boca de carga es correcto, aunque es relativamente alto - está a 74 cm del suelo. La boca de carga es ancha para un coche de cuatro puertas y amplia. El maletero no tiene una forma demasiado regular y la boca de carga no está enrasada con el piso de carga, pero cubica 510 litros de volumen, con independencia de la mecánica del coche. Esto son 130 litros más que el Citroën C4 compacto, que por otra parte, cuenta con un mejor acceso a la carga. Con todo, los asientos traseros son abatibles y también hay una trampilla practicable tras el reposabrazos central.

Mecánicas del Citroën C4 X

La gama de motores del Citroën C4 X se compone por mecánicas muy conocidas en la gama. Por una parte, contaremos con dos motores 1.2 PureTech de gasolina. Dos tricilíndricos turboalimentados de 102 CV y 131 CV de potencia. Además, habrá un motor diésel, un interesante 1.5 BlueHDi de 131 CV, que es, bajo mi opinión, el que mejor casa con la filosofía del coche y el más eficiente en consumo y emisiones de dióxido de carbono. Todos ellos, a excepción del gasolina menos potente, únicamente asociado a un cambio manual de seis relaciones, se asociarán a un cambio automático EAT8 de ocho relaciones.

No hay cambio manual en el motor diésel ni en el gasolina mas potente.

A mayores, habrá un Citroën ë-C4 X 100% eléctrico. Tiene una potencia de 136 CV y su batería de 50 kWh de capacidad le otorga una autonomía de 360 km, según el ciclo combinado WLTP. Es compatible con recarga rápida de hasta 100 kW de potencia, recuperando el 80% de su carga, en condiciones óptimas, en 30 minutos. Este es uno de los grandes puntos de diferenciación con respecto a sus rivales teóricos, que pueden tener mecánicas enchufables en su gama, pero en la mayor parte de casos, carecen de versiones 100% eléctricas.

En resumen

Citroën ha querido jugar varias cartas con el C4 X. Por una parte, quiere apelar al corazón con un diseño bastante personal, pero por otra parte, su calidad y empaque interior son propios de un segmento inferior, y toma decisiones difíciles de entender en cuanto a la practicidad: tiene un gran maletero, pero resulta difícil pensar en que Citroën no haya alargado su batalla o integrado un portón de maletero y una quinta puerta pensando en mercados como el europeo. A nivel práctico un Citroën C5 Aircross es una compra más recomendable, y un Citroën C5 X tiene mucha más presencia, además de ser más cómodo y gozar de una gama mecánica más variada.

Fabricado en Villaverde (Madrid), llegará al mercado a finales del presente año.

Sin embargo, el C4 X será a priori bastante más barato, al ser un segmento C, y hay que reconocer que llama más la atención que un C4. Con respecto al Peugeot 408 o el Renault Arkana, ya habéis visto que el único punto en común, es, en verdad, una carrocería tipo fastback. Aunque ambos coches tienen un posicionamiento superior, mejores calidades y a priori una dinámica más emocionante... el C4 X juega la carta de la comodidad y el espacio, y aunque carece de versiones enchufables, a cambio, cuenta con una alternativa 100% eléctrica.

92
FOTOS

Vídeo destacado del Citroën C4