4 coches con los que merece la pena dar el salto, del diésel, al híbrido

 |  @davidvillarreal  | 

Cada vez son más los compradores que buscan coches con un coste por kilómetro contenido pero que, en vez de optar por la opción más socorrida, y extendida, hasta ahora, la del diésel, piensan en otras tecnologías, por ejemplo en los coches híbridos. Es cierto que los híbridos aún son una opción limitada, a productos muy concretos y, sobre todo, a marcas determinadas, entre las que destaca especialmente Toyota. En este caso, no vamos a entrar a valorar a los híbridos enchufables, un tipo de vehículos con unos requisitos particulares, como el de contar con punto de recarga. Vamos a ver 4 coches con los que merece la pena dar el salto, del diésel, al híbrido.

Toyota Yaris: un coche ideal para la ciudad, alternativa al diésel

Desde que lo probamos por primera vez en 2011, el Toyota Yaris Hybrid se convirtió en uno de nuestros coches favoritos para la ciudad. Es un híbrido muy económico, con unos consumos ínfimos en ciudad, suave y cómodo, sobre todo por el hecho de contar con una transmisión continuamente variable que implica no tener que cambiar de marchas, ni pisar el pedal del embrague, por supuesto. Por su baja potencia – 100 CV homologados – y la naturaleza de su sistema híbrido, es un coche que recomendamos sobre todo para ciudad, pero que no recomendaríamos para un uso intenso en carretera, donde un diésel de similar potencia puede rendir mejor.

Lo interesante del Toyota Yaris Hybrid es que puede resultar muy competitivo si comparamos precios con los diésel y, sobre todo, con otros coches automáticos de su categoría, del tamaño de un Renault Clio o un Ford Fiesta. Está disponible desde 15.950 euros (ver ofertas del Toyota Yaris Hybrid).

¿Por qué el Toyota Yaris Hybrid? Porque existen pocos coches tan cómodos en la ciudad, y tan interesantes, por su rendimiento y su bajo coste por kilómetro

Toyota Auris: el rey de los coches híbridos

El híbrido más vendido del mercado español es el Toyota Auris. El compacto japonés afronta la recta final de su comercialización, a la espera del relevo generacional, que llegará en unos meses, y que ahora se llamará, de nuevo, Toyota Corolla. El Toyota Auris es un coche muy completo, recomendable tanto para ciudad, como para carretera, dado que el motor que equipa ya entrega 140 CV de potencia. En cualquier caso, su hábitat natural, y donde podremos sacar el máximo rendimiento de su tecnología, es la ciudad.

El Toyota Auris Hybrid está disponible desde solo 19.350 euros. En estos momentos el Toyota Auris ya no dispone en su gama de otro motor que no sea el sistema híbrido de 140 CV de Toyota (ver precios y gama del Toyota Auris Hybrid).

¿Por qué Toyota Auris Hybrid? Porque es el coche híbrido más vendido, y tiene motivos para serlo, es cómodo, con un bajo coste por kilómetro, y de nuevo muy recomendable para la ciudad

Kia Niro: un crossover interesante como alternativa al diésel

Corea viene pegando fuerte. Kia es otra de las marcas que más tiempo lleva ofreciendo híbridos en su gama. El Kia Niro es un crossover híbrido que propicia una conducción más ágil y divertida y, a nuestro juicio, es más interesante y apropiado para conducir por carretera que los modelos de Toyota. Y la razón por la cual nos gusta tanto su rendimiento es un cambio automático de doble embrague, a diferencia del variador continuo de los Toyota, en un conjunto híbrido que entrega 141 CV de potencia.

El Kia Niro está disponible también con versión híbrida enchufable y pronto en versión eléctrica, en cualquier caso hablamos del híbrido no enchufable, que arranca en 19.900 euros (ver precios del Kia Niro).

¿Por qué Kia Niro? Porque su sistema híbrido nos ha encantado, y es quizás el más adecuado para salir a la carretera

Lexus IS: en el sedán de lujo también hay vida más allá del diésel

Decíamos que a la hora de hablar de híbridos, como no podía ser menos, Toyota tiene mucho protagonismo y, por extensión, su filial de lujo Lexus. El Lexus IS es un sedán de calidad, e híbrido. Nos gusta por su diseño moderno, por una calidad en los acabados y los materiales que avergonzaría a alguno de sus rivales. También nos gusta el rendimiento de su motor híbrido, que ya alcanza los 223 CV de potencia.

El Lexus IS 300h está disponible desde 35.900 euros, un precio muy correcto que, sin duda, hace que se ponga a la par, o incluso en condiciones más competitivas, que sus rivales diésel con motores en el entorno de los 200 CV de potencia (ver precios del Lexus IS 300h).

¿Por qué Lexus IS? Porque es un sedán de lujo, de dimensiones contenidas, con una calidad percibida que enrojecería a alguno de sus rivales, con un precio equiparable al de sus rivales diésel

Lee a continuación: El Toyota Yaris GR Sport es un utilitario de estética y puesta a punto deportiva ¡y motor híbrido!

El Toyota Yaris es un utilitario disponible en carrocería de 5 puertas y 5 plazas. Es el primer polivalente del mercado que cuenta con versión híbrida.

Ver todos los comentarios 8
  • jorge

    La noticia no es cierta. Los híbridos y eleeléctri consumen mucho más. Ya que a todos hay que cambiarle la batería en pocos años y estás no son de 80€, estás de 3000€ en adelante.

    • José María Ferri Azorín

      Depende de la refrigeración de la batería, en baterías refrigeradas por líquido en 200.000 km, en los peores casos, han perdido un 10 o 12% de capacidad. Si van refrigeradas por aire, ahí te doy la razón, en 200.000 km pueden haber perdido tranquilamente un 20 o 25 % de capacidad… (o más). Claro, las primeras son muy caras, las segundas, más asequibles y cercanas a todos los bolsillos…

    • Sandro

      Jorge, se nota que tienen mucha experiencia en tecnología híbrida y sabes de lo que hablas.
      Lástima de no disponer de tus sabios consejos hace tres años, que fue cuando me compré un híbrido.
      Hasta entonces he tenido 8 coches diésel, con mas de 1,5 millones de kilómetros entre ellos.
      La experiencia con todos ellos ha sido satisfactoria. Averías diversas de todo tipo, turbos, egrs, embragues, inyectores, filtros de partículas, volantes bi-masa, y el mas económico el del ultimo modelo con la avería de la caja DSG, pero todo ello compensado con la gran economía que proporciona el gasoil.
      Mi gran desgracia fue comprar un híbrido. Un coche que no tiene caja de cambios, turbo, EGR, etc, pero que tiene eso que tu dices, una batería que vale un riñón.
      Después de tres años con el híbrido he tenido la mala suerte de que no se me ha roto ni la batería, y encima el fabricante me dice que no me preocupe, que tiene 10 años de garantía. Para mas inri, al no utilizar apenas los frenos por culpa de la frenada regenerativa, las pastillas y los frenos me voy a fastidiar sin poder cambiarlas por lo menos en 300mil km, que ya es mala suerte.
      Lo mas triste es que encima el consumo medio de mi coche es de 5,5 l., haciendo un 80 % carretera, y 20% ciudad, que para ser un coche automático y de gasolina es un consumo desorbitado. Ah, se me olvidaba, y encima la mala prensa dice que son los coches mas fiables del mercado, que narices sabrán ellos.
      Ya te digo, para mi próximo coche me dejaré aconsejar por expertos en híbridos como tu.
      Saludos.

  • Alejandro

    Los Toyota CHR tienen un consumo de un 3.8 real, y sus baterías están garantizadas por diez años. Una buena opción a la hora de comprar un híbrido. Y este no es enchufable.

    • facile

      Buena opción, estoy de acuerdo. Lo del consumo, depende. El que mencionas es el homologado, poco real. Según SpritMonitor, que suele dar estadísticas bastante fiables, 5,3.

      https://www.spritmonitor.de/en/overview/49-Toyota/1563-C-HR.html?fueltype=2&powerunit=2

      • El Tio la Vara

        “Lo del consumo, depende” estoy de acuerdo contigo. Depende de como sepas aprovechar la eficiencia del sistema híbrido, pero lo de poco real no estoy de acuerdo. Si sabes conducir de manera eficiente se puede conseguir el 3,8 l/100.

        • Smat

          Hombre, se puede conseguir, y seguro que en esa media de 5.3 en spirtmonitor se incluye más de uno que incluso lo rebaja, no obstante, para un usuario medio (que use el vehiculo en diferentes entornos, cargado y no esté obsesionado con la eficiencia), un consumo en torno a 5 (esos 5.3) es lo esperable. Por ejemplo, mi hermano tiene un rav 4 hybrid y sin ser yo ningun experto, te aseguro que en urbano he hecho parciales de poco más de 4, sin embargo los 6.89 que salen de media en spirtmonitor son más ajustados al consumo real del uso habitual del coche.

          Dicho esto, y más allá de la pegatina ECO, el ahorro viene de olvidarte de turbos, egr, fap, inyectores, embragues…de eso y de gastar algo menos de rueda y mucho menos de freno o pagar menos impuestos, al final el consumo es solo un factor más en el coste de mantenimiento de un coche.

  • Smat

    Respecto al lexus, recientemente tuve oportunidad de probarlo y me parece un coche de dinamica ejemplar, en serio, la carrocería se sujeta bastante mejor que un 320d f30 (conozco bien el coche), la dirección es directa aunque poco informativa (en esto el bmw es mejor), el empuje lineal, no es salvaje pero más que holgado, su peculiar cambio requiere adaptación, pero es muy suave y silencioso en la mayoría de las ocasiones, un coche fiable y de calidad, al k final creo que optaré por un A4 Tfsi (o no 😉), porque me parece más completo, pero consciente de que en aspectos tan importantes como dinamica, calidad mecánica y fiablidad el lexus lo supera.