comscore
MENÚ
Diariomotor
SEAT

8 MIN

El dilema CUPRA, presente y futuro: ¿SEAT deportivos o coches premium?

Cupra Gama 2020 1020 01

La madurez de CUPRA es ya una realidad, y tras probar los nuevos CUPRA León y CUPRA Formentor podemos decir con rotundidad que ahora sí, CUPRA es una marca independiente con todas las de la ley. Pero ello no quita para que el lanzamiento de una CUPRA separada de SEAT no sea una desafío, más aún cuando el objetivo está fijado en subir el listón en prestaciones, pero también en exclusividad y rentabilidad. De esta forma hoy analizamos qué es CUPRA en la actualidad y hacia dónde se dirige, descubriendo así si seguimos estando ante coches SEAT más deportivos o si de verdad CUPRA ha comenzado esa reconversión a fabricante aspiracional, hacia firma premium.

Con 2 años y medio de vida, CUPRA ya puede presumir de tener 4 coches en su gama, 3 de ellos totalmente nuevos y 1 propio

Fue en Febrero de 2018 cuando CUPRA hizo oficial la escisión de SEAT para comenzar a recorrer su propio camino en solitario, una senda tan arriesgada como ambiciosa, dejando de ser la firma que acompañaba a los SEAT más deportivos para convertirse en un fabricante con identidad propia, aunque con un único modelo, el CUPRA Ateca. Ahora esa apuesta consigue la plena madurez con una gama compuesta por cuatro tipos de carrocería diferentes y uno de esos coches de desarrollo 100% propio. Con el lanzamiento del Formentor, por primera vez no podrás compárte un CUPRA en una versión más modesta y asequible bajo el logotipo de SEAT, una idea que a futuro irá a más con el lanzamiento de un CUPRA el-Born que nació como proyecto SEAT, pero que finalmente ha terminado como modelo único para CUPRA.

97
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Ante este escenario, y tras haber probado toda la gama CUPRA en la actualidad, lo que nos ha quedado claro es que la apuesta de CUPRA no es un farol y paso a paso se dirigen hacia ese objetivo de ser un fabricante de peso dentro del Grupo Volkswagen. Ya en 2021 pretenden facturar 1.000 millones de euros, y aunque al lado de SEAT esto suponga apenas un 10%, lo cierto es que es una fotografía importante que nos permitirá conocer la rentabilidad de sus productos, algo que es uno de los grandes pilares en los que se basó la reconversión de CUPRA. Reduciendo al absurdo, no hay que olvidar que el objetivo de CUPRA es ganar más dinero con cada coche fabricado, ofreciendo algo a cambio sí, pero aumentando los márgenes que al final es el objetivo de todo fabricante. El aumento de la oferta permitirá luchar por esa meta, especialmente con el Formentor, un coche en el que CUPRA tiene depositadas muchas esperanzas ya que pretende multiplicar por cinco las ventas actuales de la marca en España (7.000 coches).

¿Qué ofrece CUPRA a sus clientes a día de hoy

Conocidos los planes de CUPRA y los números que la acompañan, toca hablar de nuestra experiencia en vivo y en directo con sus coches. Como decíamos, ya hemos puesto a prueba a toda la gama CUPRA, comenzando por el CUPRA Ateca 2020 y pasando recientemente por los CUPRA León y CUPRA Formentor. Y tal y como cabía esperar, el ADN SEAT sigue estando muy presente, algo evidente en un fabricante que emplea como base coches de la gama SEAT. Pero es que incluso en el Formentor, el primer coche 100% CUPRA, sigue notándose - aunque menos -, los lazos con SEAT. Esto no es un problema, sino un handicap, pues lo que consigue CUPRA es vender productos muy concretos en cuanto a motores, puesta a punto y estética. Si ya no existe un SEAT León CUPRA, no te queda otra que dar el salto al CUPRA León para hacerte con un León deportivo.

CUPRA ha comenzado a diferenciarse de SEAT con el Formentor, una apuesta que irá a más con el CUPRA el-Born

Por lo tanto, la idea de fabricar los SEAT más deportivos se mantiene vigente, y en mi opinión es una estrategia acertada. La trayectoria de versiones CUPRA no podía interrumpirse, y aunque ahora esa filosoía se ha transformado, los clientes de este tipo de coches siguen teniendo donde acudir. Y esto nos lleva a entender que el tacto de conducción e imagen deportiva es una parte muy importante del ADN de la marca, posiblemente su mayor valor, además de la mejor herramienta para eliminar prejuicios. ¿Cuál es el problema? Pues que la transformación en marca independiente se ha producido con un cambio de filosofía, una idea que en esencia nos recuerda a la fórmula Volkswagen para ser siempre ese aspirante a premium que se permite vender coches a un mayor precio que su competencia directa. Ahora, acceder a un CUPRA León supondrá un desembolso extra si lo comparamos con el anterior SEAT León CUPRA equivalente, aunque a cambio la marca ofrece una mayor oferta de motorizaciones, una imagen diferenciada y una terminación algo más cuidada.

* CUPRA Ibiza Concept

Todo ello se enmarca en una imagen que pretende ser más exclusiva, pues aunque las similitudes entre SEAT y CUPRA están ahí, si quieres ciertos motores o acabados para un SEAT León o Ateca, no te queda otra que dar el salto a CUPRA. Como daño colateral también nos hemos encontrado la eliminación de un posible CUPRA Ibiza, un coche que bajo el logotipo de SEAT cosechó bastante éxito, pero que ya no tiene cabida en un fabricante que quiere subir un peldaño en posicionamiento.

Paradójicamente, el CUPRA más barato hoy es el Formentor ya que se ofrece con motores de 150 CV

Y esta idea va a más en el caso del Formentor, un coche fabricado en España, basado en la misma plataforma MQB Evo que sus hermanos, pero dotado de un diseño exterior propio y un planteamiento que le permiten disfrutar de ese extra de diferenciación que necesitaba CUPRA en su gama (ver prueba del CUPRA Formentor). Por lo tanto, en el caso del SUV coupé es donde más evidente se hace esa separación, y en donde más se entiende la estrategia de CUPRA. Por lo menos hasta que llegas al interior y descubres un habitáculo idéntico al de un SEAT/CUPRA León. No me malentendáis, pero tras un acierto total como el del diseño exterior, no termina de encajar un interior tan similar al resto de modelos SEAT y CUPRA. A ello sumamos una gama de motores que soprendentemente arrancará en 150 CV, dejando al Formentor a precios de 30.000 euros y convirtiéndolo por ende en el coche más barato de CUPRA hoy. Es cierto que no habrá un SEAT Formentor donde encajar motores más modestos, pero esta estrategia nos choca en un coche creado para ser buque insignia y en una marca que pretende aumentar su caché.

Para terminar no podía faltar un aspecto tan importante como el de la calidad de fabricación y materiales, un punto crucial cuando queremos saber cuál es el objetivo real de un fabricante y sus modelos. Y aquí CUPRA ha hecho los deberes, sin grandes florituras, pero sí sabiendo colocarse un peldaño por encima de SEAT para convertirse en una firma aspirante a premium. Detalles con personalidad, notables ajustes y buenos materiales demuestran su posicionamiento. Tras probar los CUPRA León y CUPRA Formentor, los lanzamientos más recientes de la marca, puedo asegurar que están a un nivel similar al de sus homólogos de Volkswagen o incluso Audi, aunque ello no quita para que echemos de menos algo más de ambición a la hora de usar materiales y diseños más premium.

¿Qué le falta aún a CUPRA?

La evolución de CUPRA seguirá adelante, de eso que no nos quepa la menor duda. Y sabiendo que CUPRA ya no solo significa hablar de SEAT deportivos, sino también de coches con aspiraciones premium y precios más elevados, toca saber qué necesita la marca para consolidar su estrategia de futuro . Y aquí hay tres pilares fundamentales que son la diferenciación, la personalización y la imagen de marca. La primera se consigue apostando por coches cada vez más personales, como Formentor o el-Born, y apostando por una mayor calidad percibida, aumentando cada vez más la brecha con SEAT. En segundo lugar, el lanzamiento de un programa de personalización se hace obligado en CUPRA, un sistema que permita a los clientes dejar volar su imaginación y dinero para crear coches a medida a través de un catálogo de pinturas, tapizados, materiales, etc. Es un negocio en auge que aporta valor al cliente y en no menor medida a la marca. Y para terminar el más difícil de todos, consolidar su imagen de marca, algo que CUPRA está trabajando desde sus inicios, pero que requiere tiempo, esfuerzo y dinero, ya que implica desde la experiencia marca-cliente, hasta la experiencia con el coche a lo largo de toda su vida.

* CUPRA el-Born

Vídeo destacado del CUPRA Formentor