Este Ferrari 250 GT LWB California Spider Competizione podría alcanzar los 17 millones de dólares en subasta

 |  @sergioalvarez88  | 

En ocasiones, salen a subasta coches muy especiales. Aunque existe un consenso en que los precios medios de las subastas de clásicos han reducido su precio – os lo contamos en este artículo – los coches más especiales del planeta siguen comandando precios astronómicos, bien entrados en las ocho cifras. Es el caso de este Ferrari 250 GT LWB California Spider Competizione carrozado por Scaglietti, que será subastado el próximo 6 de diciembre por RM Sotheby’s en Nueva York. La casa de subasta espera un precio de venta de entre 14 y 17 millones de dólares. ¿Qué tiene de especial este precioso Ferrari clásico?

En primer lugar, es parte de una época dorada para el automóvil deportivo. A finales de los años 50 y principios de los 60, tanto equipos oficiales, como equipos privados y particulares acudían regularmente a los circuitos, a competir no solo en eventos organizados como las afamadas SCCA Series de California, sino en carreras de resistencia de la altura de las 24 Horas de Le Mans. Algunos individuos acudían con coches de calle, preparados para competir, coches como los Ferrari 250 GT, Chevrolet Corvette o Jaguar E-Type. Es precisamente el caso de este Ferrari 250 GT LWB California Spider Competizione.

El coche perteneció a Bob Grossman, distribuidor oficial de Ferrari en la costa este de EE.UU., con quién compitió en muchos eventos de la SCCA.

Luigi Chinetti era un distribuidor oficial de Ferrari en EE.UU., y en 1959 presentó a las 24 Horas de Le Mans tres contendientes, un Ferrari 250 Testa Rossa, un 250 GT LWB Berlinetta y este fantástico 250 GT Spider de batalla larga. Fue el segundo de sólo ocho 250 GT California Spider construidos con una carrocería de aluminio, y fue dotado con especificaciones Competizione desde fábrica. Entre las mejoras de esta preparación oficial se encontraba un motor Tipo 128F potenciado: un 3.0 V12 atmosférico capaz de desarrollar 262,5 CV a 7.300 rpm, dotado de nuevos árboles de levas y tres carburadores Weber 40 DLC6.

Además, tenía un tanque de combustible de competición con un filtro externo. El coche llegó a Le Mans apenas terminado, con una mano de pintura apenas cubriendo la imprimación y los asientos cubiertos con telas, ya que no había dado tiempo a tapizarlos. Había sido construido solo 5 días antes del gran evento y con todo, consiguió terminar en quinto puesto general en el Circuit de Le Sarthe. Tras Le Mans, el coche fue enviado a EE.UU., donde compitió en diferentes eventos de la SCCA en 1959 y 1960. Tras este periodo en competición, el coche fue cambiando de manos, y en 1981 fue completamente restaurado… por primera vez.

Sólo ocho unidades de los California Spider de batalla larga fueron carrozadas en aluminio por Scaglietti. Es una verdadera obra de arte rodante.

Este espectacular ejemplar ganó diversos concursos de elegancia, compitió cuatro veces en el Monterey Historics, rodó en el Cavallino Classic de 2008 y una vez más, fue completamente restaurado en 2011. El coche recibió en 2008 una certificación de autenticidad de Ferrari Classiche, que verificó que todos sus componentes mecánicos eran “matching numbers” – es decir, que no habían sido reemplazados o mejorados por algún propietario. El coche no ha dejado de cosechar elogios y premios desde entonces, y su actual propietario confirma el perfecto estado mecánico y estético de este clásico.

Ahora bien, su cambio de manos no será en absoluto asequible.

Lee a continuación: La conmovedora historia del Renault R8 Gordini de Anthony es un caso más de pasión por el motor que pasa de padres a hijos [Vídeo]