comscore
MENÚ
Diariomotor
SUV

4 MIN

El Mercedes-Benz EQC ya es una realidad: 450 kilómetros de autonomía para atacar a Tesla

Mercedes EQC

Después de meses de espera, de continuos adelantos y teasers, Mercedes-Benz ha desvelado, de una vez por todas, su primer modelo 100% eléctrico de producción. Ya es una realidad el Mercedes-Benz EQC, el arma más afilada con la que la firma alemana quiere competir con el Tesla Model X y el inminente Audi e-tron quattro. Saluda al Mercedes-Benz EQC 2019, el inicio de una nueva era para la marca de la estrella.

Lo eléctrico está de moda. Los SUV, también. ¿Por qué no mezclar ambos ingredientes en la coctelera para asegurar el tiro? Que se lo digan a Tesla con su Tesla Model X o a Jaguar, que con su Jaguar I-PACE, que se ha marcado el tanto de convertirse en el primer fabricante premium europeo que construye un SUV 100% eléctrico.

24
FOTOS
VER TODASVER TODAS

El diseño del Mercedes-Benz EQC: clásico sí, modernista también

Mercedes ha buscado llamar la atención con el Mercedes-Benz EQC ya desde el primer momento. Son varios los detalles que lo delatan: es el primer SUV de la firma de la estrella que cuenta con una parrilla tan grande, con una firma lumínica que recorre todo el ancho del vehículo tanto delante como detrás o con una superficie acristalada lateral tan tendida.

El Mercedes-Benz EQC es un SUV de 4.76 metros de largo, situándose de esta manera entre los Mercedes GLC y Mercedes GLE actuales. Sus proporciones son muy equilibradas, con líneas relativamente limpias aunque con un toque modernista: detalles azules, una nueva tipografía para la nomenclatura del modelo...

En el interior la línea de diseño es similar a la que inauguró ya hace unos meses la nueva generación del Mercedes Clase A: un aspecto limpio y minimalista, con líneas sencillas y fluidas para crear un habitáculo con un profundo aspecto tecnológico y una agradable sensación de calidez. Superficies brillantes se combinan con otras de aspecto anodizado, materiales como el metal se combinan con el cuero.

Tecnología punta al servicio del rendimiento: así es el Mercedes-Benz EQC

En el apartado técnico Mercedes ha decidido crear el Mercedes-Benz EQC a partir de una nueva plataforma especialmente desarrollada para vehículos eléctricos, con un suelo plano que acoge las baterías y dos ejes situados en los extremos, con un motor eléctrico acoplado a cada uno de ellos. El Mercedes-Benz EQC es, por tanto, un SUV con tracción integral permanente.

Con una potencia total de 300 kW (404 CV) y 765 NM de par, el Mercedes-Benz EQC avanza gracias a una transmisión sin etapas para lograr una aceleración completamente fluida, siendo capaz de completar la maniobra de 0 a 100 km/h en 5.1 segundos, alcanzando además una velocidad máxima limitada electrónicamente a 180 km/h.

La autonomía de su batería de 80 kWh ronda, según el fabricante, los 450 kilómetros homologados en ciclo NEDC, por lo que se espera que, en la realidad, la cifra se acerque a los 380-400 kilómetros con cada carga, carga que puede realizarse incluso a 110 kW, siendo capaz de pasar del 10% al 80% de carga en tan sólo 40 minutos. Las primeras entregas están previstas para mediados de 2019.

El Mercedes-Benz EQC marca el inicio de una nueva etapa

La movilidad eléctrica se ha convertido en uno de los escaparates más importantes para las marcas de automóviles. Tal es así que algunas, como Mercedes, han decidido directamente crear una nueva submarca destinada únicamente a servir de paraguas para todos los modelos eléctricos que fabriquen. La submarca EQ se estrena de esta manera con el Mercedes-Benz EQC, al que le seguirán los Mercedes EQA, con carrocería de compacto, y el Mercedes EQS, una gran berlina eléctrica posicionada a la altura de un Mercedes CLS.

Fuente: Mercedes-Benz

Vídeo destacado del Mercedes EQC