CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Motos

5 MIN

Si te gustan las Café Racer, te encantará esta BMW R 1150 R con sabor italiano

Pablo López-Chaves | 4 Dic 2020
Moto Bmw R 1150 R Boxer Cafe Racer22
Moto Bmw R 1150 R Boxer Cafe Racer22

Pocas cosas en el mundo del motor pueden compararse a la sensación de pilotar una obra única, poseída por un carácter especial y moldeada al gusto de su dueño. Para ello, no basta tener buen gusto, recursos y contar un equipo de profesionales, sino además guardar en el garaje una buena base para transformar. Y para muestra, esta variante Rockster de la BMW R 1150 R "Boxer Racer" construida por North East Custom's lleva el espíritu Café Racer a un nuevo nivel. Lee e inspírate.

27
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Lo hemos comentado en multitud de ocasiones: el mundo de la customización vive en nuestros días una nueva época dorada. Existen multitud de ejemplos en estilo café racer, brat style, scrambler, flat track o bobber, por citar solo unos pocos, de casi cualquier modelo que haya tenido cierto renombre en el mercado hace años.

Si disfrutas como un niño viendo las maravillas que pueden llegar a hacerse con motos supuestamente antiguas que recobran de nuevo el espíritu derrochando estilo y personalidad, esta Rockster demuestra que las BMW pueden dar mucha guerra años después de haber sido descatalogadas

BMW R 1150: una base ideal para un proyecto Café Racer

Tal es el tirón de este mundillo que la mayoría de marcas importantes cuenta con una línea "retro" pensada para la personalización. Sin embargo, nada como una moto veterana bien cuidada y, sobre todo, tratada por manos expertas para ver auténticas obras de arte.

Es el caso de esta imponente Boxer Racer, que aprovecha las virtudes de una moto como la BMW R 1150 R. A pesar de no sonar tanto como las icónicas  R80 y R100, ésta es una opción muy interesante al ser la última de las bóxer "clásicas" hechas en el país teutón, encontrarse a buen precio y relativamente bien cuidada en el mercado de segunda mano e incorporar algunas características de sus hermanas más modernas.

Entre sus numerosas variantes, esta Rockster fue lanzada en 2003 con faros asimétricos, un patrón de colores digamos osado y una rueda trasera más ancha.

La edición pasó a la historia sin pena ni gloria pero uno de sus poseedores, conocedor de la bestia que se ocultaba bajo su estrafalaria piel rayada, decidió darle una segunda vida

Este sabio propietario del norte de Italia confió su querida R a los chicos de North East Custom's, un taller de constructores afincado en Padua. Allí se pusieron manos a la obra ideando una nueva estética capaz de partir cuellos y una mejora a nivel mecánico perfecta para quemar el asfalto en circuito, sacando lo mejor de este robusto bóxer.

Esta BMW R 1150 R "Boxer Racer" luce ahora con toda la gloria que en su momento no tuvo

Basta mirar las fotos para darse cuenta de la increíble transformación: conservando el característico tanque de combustible, el manillar y el inconfundible bloque motor como señas de identidad, los hermanos Diego y Riccardo Coppiello añadieron un nuevo asiento más afilado y un colín artesanal en aluminio con luces de freno integradas y un escueto portamatrículas adornado con intermitentes reducidos a su mínima expresión.

A pesar de que el resultado detrás quizá carezca de un punto de agresividad para algunos, las líneas maestras del diseño ya estaban resueltas y tocaba trabajar a fondo en la parte delantera

Ésta requirió realizar una nueva careta frontal tipo góndola en torno a una faro redondo Led de JW Speaker, coronado por dentro por un nuevo cuentakilómetros digital de Motogadget. Todo ello requirió desarrollar una nueva estructura de soporte que integrase con limpieza los componentes y el cableado del modo más compacto posible y sin obstaculizar el sistema de suspensión Telelever propio de las bóxer de BMW.

Detalles como los intermitentes integrados en las empuñaduras, los guardabarros de carbono o los paneles laterales muestran el cuidado y el amor por el arte derrochado en una pieza digna de adornar un museo

Una BMW Boxer con colores de guerra para brillar en la calle y en el circuito

Afortunadamente, esta maravilla no ha sido alumbrada para irse marchitando dentro de una vitrina y el proyecto tuvo siempre en mente la sed de emociones fuertes de su dueño. Así, los hermanos Coppiello conservaron lo esencial del bloque motor pero pusieron un par de filtros K&N, una nueva centralita Rapid Bike pensada para exprimir el bóxer al máximo y una agresiva línea de escape Virex.

La parte ciclo tampoco se queda atrás, con un nuevo subchasis, suspensiones Öhlins, bombas de freno y embrague Braking o unos radicales neumáticos Pirelli Supercorsa BSBs que suplican ser llevados a sangre y fuego.

Con estas armas, esta singular BMW Café Racer merecía llevar los colores de batalla de la casa alemana, exhibiendo además una elegante pintura dorada para las barras delanteras y las llantas. El resultado derrocha fuerza y magnetismo por los cuatro costados

Nosotros nos imaginamos a su feliz propietario surcando las sinuosas carreteras del norte de Italia con un atardecer dorado y una sonrisa radiante bajo las gafas de sol. Y tú, ¿no sueñas también con algo parecido?

Fuente: Wesley Reineke via BMW Newsletter. Fotos de Filippo Molena via North East Custom