CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
SUV

4 MIN

¿Híbrido o eléctrico? El truco CERO emisiones del nuevo Nissan Qashqai e-Power

David Clavero | @ClaveroD | 23 Ene 2021
Nissan Qashqai 2021 Camuflado 04
Nissan Qashqai 2021 Camuflado 04

El Nissan Qashqai 2021 promete revolucionar el mundo de los coches híbridos gracias al sistema e-Power. Con el punto de mira puesto en coches como el Toyota RAV4, el Peugeot 3008 Hybrid4 o el Honda CR-V Hybrid, el nuevo Qashqai e-Power plantea una forma diferente de entender el motor híbrido gasolina. Esta tecnología promete una importante mejora en el consumo de combustible, pero además plantea la posibilidad de beneficiarse de la etiqueta cero emisiones ya que el motor de gasolina jamás moverá las ruedas.

Qashqai e-Power: la diferencia entre híbrido en serie y eléctrico de autonomía extendida

Para entender dónde está el "truco" del que se puede beneficiar el nuevo Nissan Qashqai, lo primero que tenemos que aclarar es qué diferencias existen entre un híbrido en serie y un eléctrico de autonomía extendida, dos conceptos que se confuden a menudo y que ni siquiera la legislación alcanza a aclarar. En el caso del híbrido en serie, lo que nos encontramos es un coche cuya propulsión es realizada únicamente por un motor eléctrico, estando alimentado por unas baterías y éstas por un motor de combustión interna que actúa como generador eléctrico. La autonomía eléctrica del híbrido en serie depende de dos factores, primero de la capacidad de la propia batería que alimenta el motor eléctrico, y segundo de la disponibilidad de enchufe para recargar las baterías.

Pese a las muchas pérdidas por transformación energética, Nissan asegura que el sistema e-Power será muy eficiente

Por lo tanto, el Nissan Qashqai e-Power es un híbrido en serie, siendo un coche que solo puede propulsarse por su motor eléctrico, pero cuya energía proviene única y exclusivamente de la gasolina quemada por su generador, pues no podrá ser recargado a través de una toma de recarga externa. Como alternativa a esta configuración estaría el híbrido en paralelo, el sistema empleado por el común de los fabricantes, combinando motor térmico y eléctrico a través de una transmisión para poder impulsar un vehículo con uno de los motores o ambos de forma simultánea.

6
FOTOS
VER TODASVER TODAS

¿Pero por qué el Nissan Qashqai e-Power podría recibir la etiqueta cero emisiones? A falta aún de conocer que autonomía eléctrica ofrecerá el Qashqai e-Power, la particularidad de moverse únicamente con el impulso de un motor eléctrico le podría valer para ser considerado erróneamente como vehículo eléctrico de autonomía extendida, una tipología de vehículos muy pocas veces usada por los fabricantes más allá de casos como el del Opel Ampera/Chevrolet Volt, el BMW i3 Rex o el futuro Mazda MX-30 con motor rototativo.

En un eléctrico de autonomía extendida la propulsión también es siempre gracias a un motor eléctrico, contando con una autonomía eléctrica amplia procurada por la batería, pero pudiendo recargar la batería mediante una toma de carga o un generador, generador que por regla general es un motor de combustión interna. Digamos que este tipo de coches usan el extensor de autonomía como sistema de emergencia, no siendo planteados para funcionar de forma permanente ya que su misión es la de moverse con cero emisiones reales todo cuanto sea posible.

El problema está en la etiqueta CERO de la DGT

Si nos ceñimos a los criterios que emplea la DGT para determinar qué tipo de sistemas de propulsión se benefician de la etiqueta cero emisiones, nos encontraríamos que el Nissan Qashqai e-Power cumple a la perfección estos requisitos, pues su propulsión es 100% eléctrica por mucho que esté funcionando su motor gasolina permanentemente. Esto obviamente sería una consideración bastante polémica, tal y como ya sucede con los microhíbridos y la etiqueta ECO, y es que todo hace pensar que el sistema e-Power del Qashqai ofrecerá una autonomía eléctrica muy reducida que solo podrá recargarse quemando gasolina. En definitiva, lo que Nissan ha conseguido es crear un generador a gasolina que promete ser muy eficiente, pero que necesitará quemar combustible de forma más o menos constante para mover el motor eléctrico que está conectado a las ruedas delanteras.