Da positivo en un control de alcoholemia tras usar gel hidroalcohólico para desinfectarse las manos

José Luis Gómez  |  @jlgomez1995  | 
Multa Trafico Tiempo Guardia Civil Control Alcoholemia

El COVID-19 ha cambiado radicalmente radicalmente nuestra forma de vida, alterando nuestro día a día y nuestras costumbres. Una de ellas es la de seguir una escrupulosa higiene de manos para evitar contagios, consistiendo dicha higiene en el lavado frecuente de las mismas mediante agua y jabón, y en otros muchos casos usando los llamados geles desinfectantes o soluciones hidroalcohólicas. Ahora bien, ¿cabe la posibilidad de dar un falso positivo en un test de alcoholemia por usar esas soluciones? La respuesta es sí, y no es algo nuevo.

José Antonio León, reportero abstemio ha dado un falso positivo

José Antonio León, reportero habitual del programa "Sálvame", alertaba mediante un tuit el pasado 23 de agosto que los geles hidroalcohólicos pueden dar positivos en los controles de alcoholemia, tal y como le había sucedido a él (recordemos que León es abstemio confeso). En concreto, el valor arrojado por el etilómetro en un primer test fue de 0,35 mg/l en aire aspirado, cifras que en sucesivas pruebas bajaron hasta los 0,03 mg/l y 0,0 mg/l.

El origen de este falso positivo de encontraba en la solución hidroalcohólica usada para desinfectarse las manos justo antes de manipular la boquilla desechable, la cual habría desprendido vapores que fueron que quedaron tanto en las vías respiratorias del reportero como en la boquilla, siendo el alcohol presente en esos vapores el responsable de la alta tasa de alcoholemia.

Estudios previos ya advertían de ello

No obstante, y aunque este hecho pueda parecer un descubrimiento fortuito, ya existían estudios previos que apuntaban a la posibilidad de falsos positivos en pruebas de alcoholemia por parte del colectivo sanitario, quienes usan frecuentemente estas soluciones hidroalcohólicas desde que en 1966 fueran inventadas por la entonces estudiante de enfermería Lupe Hernández en Bakersfield (California).

Según Hipertextual, un artículo publicado en la revista American Journal of Infection Control aconsejaba al personal sanitario usar agua y jabón para la desinfeción de manos si tenían que someterse a un test de alcoholemia en los siguientes 15 minutos, ya que tras varias pruebas se detectó en todas ellas la presencia de alcohol en el aliento de los profesionales hasta un minuto después de haber usado la solución.

En esta misma línea apunta otro estudio publicado por la revista Canadian Journal of Anaesthesia, en el cual 6 de los 10 anestesistas voluntarios para un ensayo dieron positivo en la prueba respiratoria, aunque en ninguno de ellos se detectó restos de alcohol en sangre tras el correspondiente análisis, ni tampoco en orina.

Hasta tres pruebas para confirmar un positivo

Si te ves en la misma situación por la que pasó José Antonio León hace poco más de una semana no deberías por qué preocuparte. En primer lugar, tras un resultado positivo arrojado por el etilómetro portátil se realiza una segunda prueba en el furgón de atestados usando otro etilómetro, llamado evidencial, de mayor precisión, y siempre transcurrido un intervalo de tiempo superior a 10 minutos. Si esta segunda prueba también es positiva serás sancionado, aunque puedes solicitar que te trasladen al centro de salud más cercano para que te realicen un análisis en sangre cuyos gastos deberás abonar. Si este tercer resultado fuese negativo esos gastos te sería devueltos, y obviamente no serías sancionado. Así pues, esta última prueba demostraría tu inocencia si no has consumido alcohol y que el responsable es el gel desinfectante.

Lee a continuación: Escondía su matrícula como James Bond: la última artimaña cazada por la DGT

Ver todos los comentarios 0