Hemos probado el SEAT Arona y nos ha gustado, pero ¿como para pagar por él tanto o más que por un SEAT León?

 |  @davidvillarreal  | 

Últimamente me estoy volviendo repetitivo. Lo reconozco. La actualidad y los lanzamientos más recientes nos están llevando a probar decenas de SUV, como el último producto de SEAT y su gran novedad este año. La mayoría de las pruebas que publicamos, precisamente por esa coincidencia temporal de lanzamientos, son SUV. Y aunque he de deciros que cada vez nos sorprenden más, y que estamos conociendo productos realmente buenos, mi conclusión es siempre la misma. ¿Merece la pena pagar más por un coche que está un peldaño por debajo que otro, únicamente porque este sea un SUV? ¿Merece la pena pagar por un SEAT Arona tanto como por un SEAT León? E insistimos en que en esta prueba del SEAT Arona tenemos la misma duda de siempre. El SEAT Arona es un gran producto, y una opción muy competitiva en su categoría – ver guía de SUV pequeños. Lo que aún no tenemos tan claro es que merezca la pena pagar por él tanto como por un SEAT León.

El SEAT Arona no ha hecho otra cosa que confirmarnos algo que ya os contábamos cuando probamos por primera vez el SEAT Ibiza. La plataforma MQB A0 del Grupo Volkswagen, orientada a utilitarios, y el buen trabajo de puesta a punto realizado por SEAT en Martorell, han conseguido que los pequeños de SEAT se conviertan en turismos ágiles, cómodos y hasta divertidos en su conducción. Aún siendo más alto y un poquito más largo, el SEAT Arona apenas cuenta con vicios propios de un SUV. No hay demasiadas inercias y su manejo, aún con un puesto de conducción más alto, e incluso un diseño de salpicadero que prima viajar con la base del asiento más alta, conduciéndolo no notamos tanto la diferencia entre un Ibiza y un Arona.

Tanto SEAT Arona, como SEAT Ibiza, son ágiles y gozan de una buena estabilidad, de manera que no tienen mucho que envidiar a su hermano mayor, el SEAT León

Y es más, tanto el Ibiza, como el Arona, cuentan con una puesta a punto en la que la conducción está más próxima que nunca a un buen compacto como el SEAT León. Algo que se aprecia sobre todo en la estabilidad que tienen en carretera, o a la sensación de aplomo que transmite su eje trasero, especialmente en curvas muy cerradas. Y esa sensación está aún más presente en una versión más enfocada a la deportividad, como es el SEAT Arona FR que verás en las imágenes de nuestra prueba.

La calidad percibida en un SEAT León, a nuestro juicio, es superior de la presente al subir a bordo de un SEAT Arona. Aquí también es cierto que hemos de tener muy en cuenta que el Arona ha tomado un rumbo de diseño interior diferente al de su hermano mayor. En el Arona nos encontramos con acabados muy visuales y llamativos, como algunos de los coloridos que hay disponibles para la zona central del salpicadero, si bien es cierto ha sido revestida de un material sencillo, plástico duro, salvo en versiones que como las FR recurren a un material mullido con una costura visible en rojo.

El diseño del Arona es más desenfadado y juvenil, frente al diseño de un SEAT León, más sobrio, pero con una calidad percibida más que aceptable y unos ajustes muy buenos.

Con materiales más sencillos, el SEAT Arona ha buscado un diseño interior más desenfadado, juvenil y colorido que el del SEAT León

Aún siendo un coche muy compacto, con solo 4,14 metros de longitud, el SEAT Arona ha aprovechado excelentemente el espacio. Las plazas traseras son cómodas y muy accesibles gracias a ese extra de altura que propone su diseño crossover, y aunque no llegan a ser tan amplias como las de un SEAT León, no tendrían tanto que envidiarle al compacto. Y la altura extra, de nuevo, también hace que exista una gran sensación de amplitud interior.

La gran jugada maestra de SEAT, y quizás una de las razones más importantes para justificar la compra de un SEAT Arona, está en que hayan conseguido un maletero realmente amplio con capacidad de carga para 400 litros. Eso son 45 litros más que los ofrecidos por el SEAT Ibiza, e incluso 20 litros más que un SEAT León en configuración de 5 puertas y motor diésel o gasolina.

Y es ahí, en la necesidad de espacio que puede tener un cliente para hacer la compra, o meter el carrito del bebé, donde si creemos que el SEAT Arona ha conseguido erigirse como una alternativa sólida, como SUV pequeño, a un turismo compacto como el SEAT León.

El SEAT Arona ha conseguido ofrecer un maletero realmente amplio para su tamaño y esa quizás sea su mejor virtud y una razón de peso para justificar su precio frente al del SEAT León

Al respecto de su diseño, poco podemos decir de este SEAT Arona más allá de lo que ya aprecias en estas imágenes. La mayoría de los clientes necesitan que su coche les entre por los ojos para acabar comprándolo, es decir, el diseño exterior es un factor muy importante en las compras que hacemos. E indiscutiblemente, este SEAT Arona goza de un diseño muy atractivo, más allá del hecho de tener una estética de SUV, especialmente si vamos hacia las versiones más equipadas. Y esto sí que es un factor muy a tener en cuenta.

Estos días os hemos contado que un SEAT Arona, de serie, y con los precios gancho de las ofertas del SEAT Arona que vemos estos días en la publicidad, no tiene nada que ver con el FR de las imágenes que ilustran esta entrada.

También os contábamos que una de las características más llamativas del SEAT Arona, su acabado bicolor, no está disponible en la versión más básica, el Reference. Y que según la configuración que escojamos, implicará pagar por ello un extra. Ver cuánto cuesta el acabado bicolor del SEAT Arona.

En cuanto a motores solo encontraremos diferencias importantes si buscamos una mecánica realmente potente, porque el SEAT Arona carece de ellas. Los motores de gasolina y tres cilindros son siempre un acierto, como el 1.0 TSI de 115 CV de potencia, que empuja fuerte en bajo y medio régimen, es suave, y sus consumos pueden llegar a ser bastante bajos. Aún más nos gusta el 1.5 TSI EVO de 150 CV de potencia, pero es significativamente más caro, y solo está disponible en la versión más equipada de la gama, el FR.

El SEAT Arona no busca un enfoque tan campero como el que podemos encontrar en algunas versiones de su hermano mayor, el SEAT Ateca. Y de hecho no estará disponible, por ejemplo, con versiones de tracción total.

Actualmente la gama de motores del SEAT Arona se articula en torno a motores diésel y gasolina de entre 95 CV y los 150 CV del 1.5 TSI EVO, estando disponible tanto con cambio manual, como con cambio automático DSG7.

El motor 1.0 TSI de 115 CV es, sin duda, una de las opciones más recomendables, con potencia suficiente para hacer que el SEAT Arona que lo equipe sea un coche con garantías en ciudad y carretera

En cuanto a equipamiento, el SEAT Arona tampoco tiene que envidiarle nada a sus hermanos mayores. No le faltarán tecnologías como el asistente de frenada en ciudad (Front Assist), el asistente de arranque en pendiente (Hill Hold Control), de serie en todos los acabados, o detector de fatiga, sensores de lluvia y luces, sistema de frenada multicolisión, sistema de aparcamiento asistido Park Assist, control de crucero adaptativo ACC con función Stop&Go, etcétera.

En cuanto a entretenimiento y conectividad, dispone de pantalla táctil a color de hasta 8 pulgadas, Full Link, cámara de visión trasera y hasta sistema de sonido Beats Audio.

En unos meses estará disponible con instrumentación digital, e incluso con el asistente con reconocimiento de voz Amazon Alexa.

El SEAT Arona no tiene mucho que envidiar a su hermano mayor, el SEAT León

Con todo lo que hemos visto hasta ahora, no hay duda de que SEAT ha hecho un gran trabajo para que esa diferencia que siempre existe entre un pequeño SUV, y un compacto, que nos obliga a recapacitar al respecto de la idoneidad de pagar tanto o más por el SUV pequeño, que por el compacto, se minimice hasta prácticamente desaparecer. En cualquier caso, las diferencias de precios entre Arona y León dependerán mucho de la oferta existente en cada momento, y de las configuraciones de motor y equipamiento que escojamos.

Las ofertas actuales de SEAT Arona y SEAT León arrancan por debajo de los 14.000€, en precios similares. Pero os recomendamos leer la letra pequeña y nuestros artículos sobre la oferta del SEAT Arona y la oferta del SEAT León, para constatar las diferencias existentes y que en algunos casos es recomendable pagar algo más por estos coches que el precio que se anuncia.

Pero lo que no admite discusión es que SEAT ha creado un gran producto, que perfectamente puede plantar batalla a los más vendidos de su categoría, en la que domina el Renault Captur y triunfan, completando el top 3, el Peugeot 2008 y el Nissan Juke.

Lee a continuación: ¿Esperando la llegada del Volvo XC40? Su producción acaba de arrancar en la fábrica de Volvo en Gante

  • Txesz

    Tiene su punto, y eso de que siendo más pequeño ofrezca más maletero que un Leon… Imagino que sin perder espacio para las plazas traseras respecto al Ibiza.

    Sin embargo lo que es imperdonable en estos 2 modelos, Arona e Ibiza, es que no cuenten con los asideros interiores del techo. No veo que sentido tiene eliminarlos por completo. Ni la regulación en altura de los cinturones delanteros.

    Curioso que un Ibiza 6L básico, el Stella, si tenía esos elementos.