Formula Zero, un kart propulsado por una célula de combustible

 |  @omiguel  | 

Formula Zero es el nombre de una empresa holandesa de automovilismo y es, a su vez, el nombre de uno de sus proyectos estrella. El Formula Zero es la denominación de un kart que basa su propulsión en únicamente la energía generada por una célula de combustible de hidrógeno, el primero de su especie a nivel mundial. Emisiones contaminantes cero para el punto de comienzo de grandes pilotos y todo un reto en el que seguir trabajando, sobre todo para aumentar las prestaciones de este invento.

Como es de suponer, un kart debe de tener siempre una aceleración importante y un peso muy bajo para poder ser competitivo. Características más bien alejadas de lo que supone utilizar la energía eléctrica suministrada a través de las clásicas y pesadas baterías, como las que ahora se utilizan en automóviles híbridos o eléctricos puros. En lugar de de ello, han optado por almacenar y suministrar energía a través de capacitadores de alto rendimiento, cuyo peso es significativamente menor y su velocidad de descarga mayor.

Según la propia marca, los capacitadores que se integran en el Formula Zero permiten devolver 50 kW en 6 segundos y obtener energía sobrante de la célula de combustible y de parte de la producida en la frenada. Los datos oficiales aportados sitúan una potencia de 66 CV para el generador eléctrico, capaz de hacer alcanzar al kart los 110 km/h. El peso en vacío es de unos 285 kg.

Formula Zero

Dentro del proyecto Formula Zero se desarrolla una liga de carreras dónde únicamente pueden participar karts que utilicen células de combustible de hidrógeno. La primera carrera se celebró hace dos fines de semana en Holanda, constando de dos pruebas globales: carrera de resistencia y sprint. La primera consistió en seis vueltas de 533 metros cada vuelta y supone la prueba más dura para estos karts, teniendo que demostrar su durabilidad en trayecto.

Los problemas surgidos en estos casos son achacables principalmente al sobrecalentamiento del sistema, un punto por el que deben trabajar los ingenieros. La prueba de sprint se basó en la realización de la vuelta más rápida en el mismo circuito, alcanzándose un récord de 36 segundos. Según los expertos, son resultados todavía lejanos a sus hermanos en gasolina pero que sirven para crear expectactivas y seguir trabajando en estas tecnologías.

Vía: motorauthority

Más información: formulazero

En Diariomotor: Un kart de inspiración 722 GT: RENNtech SLRAsuntos interiores: bloggers y karts unidos por Michelin

Lee a continuación: The Ferrambo, una curiosa mezcla que incluye a Ferrari

Ver todos los comentarios 1