CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Volkswagen

19 MIN

Prueba del Volkswagen Scirocco 2.0 TDI, segunda parte

Óscar Miguel | @omiguel | 22 Abr 2009
Fotos de la prueba del Volkswagen Scirocco 2.0 TDI
Fotos de la prueba del Volkswagen Scirocco 2.0 TDI

Para continuar con la prueba del Scirocco, después de una primera parte cuyo contenido se centra en las sensaciones aportadas, analizamos con cierta profundidad el equipamiento y sus funcionalidades.

Básicamente la idea es ahondar en las posibilidades que ofrece el equipamiento tecnológico de este ejemplar, intentando apreciar los mejores y peores aspectos de cada uno de ellos. Algunos de los comentarios tienen un carácter personal así que desde luego se aceptan comentarios y críticas.

Prueba del Volkswagen Scirocco 2.0 TDI

Prueba de equipamiento

Climatronic

El climatizador automático que posee el Scirocco es la versión más avanzada con la que cuenta Volkswagen dentro del rango de climatización automática bizonal. Es decir, cuenta con diferente regulación para el conductor y para el acompañante.

Además de los mandos típicos para el calentamiento a la luneta trasera, el desempañado del parabrisas o la direccionalidad del aire hacia pies, pecho y hacia el parabrisas nuevamente permite configurar la temperatura de forma automática para el habitáculo o separando la zona del conductor y de acompañante.

Con el moto Dual activado se pueden elegir temperaturas diferentes para cada lado, que se regularán de forma automática si está activado el testigo Auto, escogiéndose automáticamente el caudal y la distribución del aire para adecuarse a las temperaturas marcadas. Para temperaturas bajas, el botón AC (Air Conditioned) permite fijar la utilización de la refrigeración por compresor.

El rango de temperaturas oscila entre 16 y 29.5 grados centígrados, Por debajo de este valor (LO) la refrigeración funciona al máximo sin regular la temperatura y por encima de él (HI) la calefacción funciona a máxima potencia igualmente sin controlar el valor de la temperatura.

En modo manual se puede jugar con los distribuidores de aire en pies, pecho y parabrisas ajustando además la temperatura de forma igualmente manual. La regulación de la refrigeración también se puede utilizar en este modo.

La recirculación de aire dentro del habitáculo es una cómoda función que evita tomar aire del exterior. Puede cambiarse de forma manual con un simple botón para activar o desactivar y marcar su funcionamiento automático pulsando varias veces seguidas el botón.

Prueba del Volkswagen Scirocco 2.0 TDI

RCD 510 Dynaudio MP3 Cargador de 6 CDs

Este equipo de sonido cuenta con radio, lectura de todo tipo de CD, interpretación de archivos MP3 y WMA, cargador de 6 CDs, ecualizador, soporte de audio digital y entrada auxiliar por minijack, USB y tarjeta de memoria SD.

Menú RADIO

El menú principal de la radio consta de un un panel en el que se pueden localizar las emisoras, de 6 en 6 entre las almacenadas en la memoria, el tipo de banda (FM-AM) y la lista de emisoras que se pueden sintonizar. Éstas se pueden almacenar manteniendo pulsada la tecla numerada que se quiere asociar con la emisora hasta un máximo de 42.

Permite además el cambio manual de la frecuencia de las emisoras con el botón derecho rotativo. En un menú extras se permite elegir el modo Scan (Radio Data System) y el Radiotext, opción para el cambio automático de frecuencia al sintonizar emisoras regionales que soporten RDS.

La radio también cuenta con el sistema DAB (Digital Audio Broadcasting) para sintonizar emisores digitales, que ofrecen una mayor calidad de sonido y menor sensibilidad ante las interferencias.

Menú TP

Reproducción de boletines de tráfico de una emisora que lo soporte, que aparecerán en una una ventana emergente con un aviso, permitiendo eludir el mensaje o cancelar la recepción de mensajes. Si la emisora sintonizada no ofrece información de tráfico pero sí la función EON (Enhanced Other Network), se reproducirán informaciones de tráfico de otra emisora durante la reproducción de la fuente de audio.

Prueba del Volkswagen Scirocco 2.0 TDI

Menú TIM

Este sistema permite memorizar automáticamente los boletines de tráfico hasta que aparecen nuevos mensajes sobre el estado del mismo, con una duración total de cuatro minutos. El equipo puede memorizar estos mensajes incluso si el vehículo está parado. Al igual que el otro caso, dado el nivel prácticamente nulo de mensajes de tráfico enviados en nuestro país es una opción que se utilizará muy poco.

Menú MEDIA

A través de esta selección se accede a las diferentes fuentes de sonido que acepta:

  • Interfaz táctil, pantalla LCD de 7 pulgadas.
  • Unidad de CD interna de la propia ranura tiene capacidad para 6 CDs para reproducir Cd-Rom, R o RW, en formato Cd-Da, MP3 y WMA.
  • Ranura para tarjetas de memoria SD y MMC con una capacidad hasta 2GB, manejo de los archivos mediante el interfaz táctil.
  • Cable USB dentro del reposabrazos, manejo de los archivos mediante el interfaz táctil.
  • Entrada de sonido auxiliar minijack situada en el reposabrazos.

En general es un equipo de sonido muy completo, al que se le puede modificar los canales de ecualización, idiomas, iluminación, etc. Algunos aspectos a reseñar como incovenientes sería la baja sensibilidad táctil de la pantalla o el hecho de que no se pueda buscar mediante palabras clave las canciones en los diferentes medios.

Prueba del Volkswagen Scirocco 2.0 TDI

Ordenador de a bordo (display multifunción y principales parámetros configurables)

El display multifunción se encuentra en el medio de la consola del conductor y dispone de la información más interesante en relación con el comportamiento del vehículo. Desde este punto y gracias a los mandos situados en el volante se visualiza un gran número de información y se manejan ciertos parámetros configurables.

Los apartados principales son el de los parámetros del viaje, la reproducción en la radio y el menú de configuración, realizando los botones de la rueda de dirección una función u otra según el menú que se esté manejando. Hay ocho mandos en el volante, dos en cada radio cercano a la posición de las manos.

El menú del ordenador de viaje permite obtener información sobre el desarrollo del viaje: duración del viaje, consumo actual de carburante, consumo medio de combustible, autonomía restante, kilometraje recorrido, velocidad media y la advertencia de velocidad. Este apartado es configurable e implica que suene una alarma visual y auditiva cuando rebasemos la velocidad memorizada.

El menú de Audio incluye la información y el manejo de las funciones de reproducción de radio y música. La cadena de radio o el título de la canción que actualmente se está reproduciendo aparecen en el centro del pequeño display. Como manejo sencillo, los botones de flechas en la izquierda del volante controlan el volumen y los de la derecha sirven para avanzar o retroceder de sintonía o de canción. Esta navegación depende directamente de algunas configuraciones como si se realiza un recorrido aleatorio entre las canciones o no.

Prueba del Volkswagen Scirocco 2.0 TDI

El menú de configuración sirve directamente para cambiar los parámetros de varios aspectos del vehículo, que lógicamente no está disponible mientras el coche se encuentra en movimiento. Un submenú básico aúna los dos principales subgrupos de opciones, bajo el nombre de “Confort” y de “Luces y Visibilidad”, más otros elementos como el manejo de la hora del sistema, el ajuste de la conducción si se utilizan o no neumáticos de invierno, el idioma del display, las unidades a utilizar (para la temperatura, la velocidad, el consumo, etc), fijar los parámetros globales al valor original de fábrica o apagar el propio display.

Merecen mención especial los dos primeros grupos de opciones. En el apartado de Confort se pueden configurar los siguientes aspectos:

  • Apertura de las puertas: se puede marcar la apertura individual de puertas con lo que es necesario desbloquear cada una de ellas por separado o no y hay un bloqueo-desbloqueo único. También se puede elegir si se realiza el bloqueo de puertas automático, a realizar cuando se sobrepasan los 15 km/h, o si se realiza la apertura automática de bloqueos cuando se saca la llave del encendido.
    • Confort: este submenú permite activar la apertura y cerradura de las ventanillas durante el desbloqueo o bloqueo de las puertas. Es decir, que al realizar el desbloqueo las ventanillas bajen ligeramente para facilitar la apertura de la misma y vuelvan a subir cuando se bloqueo los pestillos. Esto afecta también cuando se abren las puertas, que en caso de no estar marcada esta opción bajan y suben la ventanilla al abrirlas o cerrarlas de forma automática. También permite este submenú activar la función anterior sólo para el conductor.
      • Inclinación retrovisores: mediante esta función activada el retrovisor del acompañante se inclina al poner la marcha atrás para poder vislumbrar los bordillos o demás obstáculos durante el aparcamiento.
        • Regulación retrovisores: esta opción permite obligar a que el retrovisor derecho se sincronice cuando se está ajustando la inclinación del retrovisor izquierdo. En general es un sistema efectivo pero habitualmente hay que realizar una corrección del derecho de forma manual.
        • Prueba del Volkswagen Scirocco 2.0 TDI

          En el apartado de Luces y Visibilidad se atiende a todo lo que tiene que ver con estos dos primordiales aspectos:

          • Coming Home: permite ajustar el tiempo en segundos que permanecen encendidos los faros una vez se bloquea el vehículo, pudiéndose además desactivar si se desea.
            • Leaving Home: permite ajustar el tiempo en segundos que permanecen encendidos los faros una vez se desbloquea el vehículo, pudiéndose además desactivar si se desea.
              • Luz reposapiés: cuando se abren las puertas se pueden encender unas luces situadas en la zona de los pies para el piloto y el copiloto cuando se abren las puertas, pudiendo ajustar su activación y el tiempo en segundos que permanecen encendidos.
                • Intermitentes de confort: esta opción permite, al activarse, realizar un intermitencia de tres iteraciones para el lado elegido con tan sólo un toque de la maneta. Para ello hay que activar la opción y desplazar la maneta hacia arriba o abajo, según si se quiere activar el intermitente de la derecha o de la izquierda respectivamente, y pulsar sin que enganche la maneta.
                • Hay otros dos menús disponibles: el Estado del vehículo, un menú que muestra mensajes cuando hay alguna información o algún fallo en el vehículo, y el menú de Navegación, que está disponible únicamente cuando el equipo tiene un sistema de navegación y no era este el caso.

                  El ordenador de a bordo es cómodo y su iluminación en rojo, a juego con la del resto del interior, facilita bastante la visión. Aún así sería deseable poder ajustar la fuente de letra para usar una mayor, especialmente pensando en las personas con visión más reducida.

                  Prueba del Volkswagen Scirocco 2.0 TDI

                  Control de velocidad de crucero Tempomat

                  A pesar de que a muchos les parezca un equipamiento absurdo el control de velocidad suele aportar bastante comodidad cuando realizamos un viaje relativamente largo. El Tempomat, el control/limitador de velocidad, que lleva el Scirocco, tiene un funcionamiento más que sencillo.

                  Todos los controles del mismo se concentran en una maneta situada a la izquierda por detrás del volante. En la parte superior tiene el botón de encendido, cancelar y apagado mientras que en la izquierda, en el lateral de la maneta, tiene dos botones: el inferior memoriza la velocidad actual para guardarla como velocidad de crucero mientras que el superior borra la velocidad premarcada anteriormente.

                  Probado en el mejor lugar, la autopista, ofrece una comodidad máxima para circular dentro del rango habitual: 120-140 km/h. La sexta marcha es más que suficiente para rodar entre esos niveles sin que el coche exija reducir la relación e igualmente sin que pida una marcha más larga. La autopista AP9 por la que probé el Tempomat ofrece todo una variante de curvas y pendientes de hasta un 6-7 % y con la regulación a 130 km/h el Scirocco se comporta suave aunque contundente cuando debe forzar la aceleración hasta la velocidad deseada.

                  Prueba del Volkswagen Scirocco 2.0 TDI

                  Se puede desactivar el Tempomat del todo a través del switch superior o realizar una de estas dos acciones, desembragar o pisar el freno. Si se tiene activado y se pisa más a fondo el pedal del acelerador se aumenta la velocidad y al soltarlo vuelve a la velocidad premarcada, no se desactiva el Tempomat siempre y cuando no se sobrepase esa velocidad en 10 km/h durante más de cinco minutos.

                  También es posible aumentar la velocidad premarcada manteniendo el botón superior del lateral hasta que se alcance la velocidad elegida e igualmente reducir la misma manteniendo el botón inferior del lateral hasta el menor valor que deseamos. El rango de funcionamiento arranca desde los 30 km/h hasta la velocidad máxima que pueda alcanzar según la marcha elegida.

                  No es difícil hacerse a este sistema para adaptar la velocidad y lo más a utilizar suele ser la opción de marcado de nueva velocidad. Como bien anuncia el manual hay que tener cuidado al marcar una velocidad que sea demasiado alta para la vía por la que circulamos, esto es de sentido común pero cabe remarcarlo pues el Scirocco trata de acercarse a la velocidad de crucero lo antes posible.

                  Prueba del Volkswagen Scirocco 2.0 TDI

                  Asistente de arranque en cuesta AutoHold

                  Para los iniciados la ayuda a la hora de manejar el embrague será útil en cuestas ascendentes. Este asistente, cuando detecta una rampa de estas características, mantiene durante aproximadamente 2 segundos el freno accionado después de que hayamos soltado el pedal con esta función. De esta manera resulta más sencillo arrancar el vehículo pues supone un tiempo suficiente para calibrar el embrague y la aceleración suficiente para enfrentarse a la pendiente en ascenso.

                  Si no se realiza la aceleración y el embragado el freno se soltará paulatinamente hasta su soltado completo. El funcionamiento de este sistema es muy pragmático pero adolece de una pequeña desventaja. Si la aceleración no es especialmente notable, en torno a las 1.500 rpm, el asistente ofrece resistencia hasta la terminación de esos segundos a pesar de que se realice la aceleración con lo que es sencillo calarlo sino tenemos un buen tacto con el embrague.

                  De todas formas, una vez que se tiene una cierta experiencia y control sobre el embrague tan sólo es útil en cuestas muy pronunciadas en las que rápidamente el coche se va hacia atrás (o hacia delante). Esta función no es desconectable a través de un botón o una llave y es válida para ascender hacia adelante o hacia atrás.

                  Prueba del Volkswagen Scirocco 2.0 TDI

                  Control de distancia de aparcamiento (ParkPilot)

                  Para facilitar al aparcamiento el Pack Premium incluye el sensor de aparcamiento, cuya función es facilitar la detección de objetos situados en la parte trasera del vehículo durante la maniobra de aparcamiento. Básicamente consta de una serie de sensores situados en la zaga que registran si hay objetos situados a una cierta distancia y que abarcan además buena parte de los laterales.

                  Se activa automáticamente al poner la palanca de cambios en la posición de marcha atrás y las detecciones que realiza las muestra de dos formas diferentes: con un pitido variable, con mayor frecuencia cuanto más cerca está el obstáculo, y con la visión de la situación probable del obstáculo en la pantalla. Se muestra en este caso una imagen de la parte trasera del Scirocco y un borde anaranjado mostrando el obstáculo.

                  Aunque muchos lo hagamos de manera automática, el Scirocco lo hace por nosotros: nada más poner la marcha atrás reduce el volumen de la música para que nos podamos concentrar en la maniobra. La principal desventaja, a mi modo de ver, del sensor de aparcamiento reside en a pantalla: se muestran los bloques de posibles objetos y la parte trasera del Scirocco, aunque al no ser proporcional la distancia desde el objeto marcado hasta la zaga del coche no nos debemos fiar de esta ayuda completamente.

                  Aunque no deberíamos hacerlo en ningún caso que para eso están los retrovisores o el “giro de cuello” (menos recomendable en según que casos).

                  prueba-volkswagen-scirocco-20tdi-exterior-lavacolla-12.jpg

                  Faros Bi-Xenón con Luz de Viraje

                  Este Scirocco estaba equipado con los faros Bi-Xenón, es decir luces de xenón para cruce y largas. La visibilidad que aporta este tipo de luz es más alta que con los faros halógenos convencionales. A mayores hay que indicar que cuenta con varias ayudas extra:

                  Ajuste de altura: el ajuste de la altura de las luces se realiza por peso, es decir que según la carga que tenga entre pasajeros y maletas y según la inclinación del vehículo regula la altura para mantener un horizonte fijo y evitar tanto la falta de visión como el deslumbramiento a otros vehículos.

                  Luz de viraje: este sistema utiliza unas luces extras, situadas por debajo de las principales, para iluminar la parte interior de la curva a la que se dirige el Scirocco. Su practicidad es innegable para transcurrir por zonas urbanas poco iluminadas. Con la luz de viraje es más sencillo cruzar calles estrechas pues los bordes de las casas u objetos laterales quedan mejor iluminados. Funciona hasta los 40 km/h. Esta luz de viraje se enciende además al accionar el intermitente en la dirección que marca el mismo.

                  Prueba del Volkswagen Scirocco 2.0 TDI

                  Luces diurnas: el Scirocco con luces Bi-Xenón cuenta con luces diurnas, aunque no de tipo LED. Ofrecen mayor visibilidad a otros conductores sobre la posición del vehículo aunque en momentos de gran iluminación no aportan demasiado.

                  Sensor automático de luces: el Scirocco con esta opción de faros incorpora el encendido automático de luces, regulable mediante una rueda situada a la izquierda del volante con estas posiciones:

                  Prueba del Volkswagen Scirocco 2.0 TDI, posición del mando de las luces

                  Las luces de antiniebla delanteras se conectan tirando del mando una vez hacia uno mismo mientras que las traseras se conectan con otra posición más.

                  Es criticable la adaptación a la luminosidad exterior en algunos casos, pues por ejemplo al circular por caminos extraurbanos con poca luz y claros de sol la iluminación se desconecta de forma intermitente. De todas modos, en general tiene un funcionamiento correcto desde el ocaso.

                  Prueba del Volkswagen Scirocco 2.0 TDI

                  Sensor automático de lluvia

                  Formando parte del equipamiento de serie se encuentra el sensor automático de lluvia. Su utilización es bastante sencilla y con un sólo mando a la derecha, por detrás del volante, congrega varias funciones.

                  Moviendo en vertical la maneta situada a la derecha, partimos de una posición “cero” en la que no funciona el limpiaparabrisas. Presionando hacia abajo con un toque se realiza un sencillo barrido mientras que una posición hacia arriba se activa el sensor automático del limpia. En esta posición un switch situado encima de la maneta regula de izquierda a derecha la sensibilidad del sensor, de menor a mayor.

                  Si regulamos otra posición hacia arriba la maneta se marca un barrido lento pero constante del limpiaparabrisas, que puede aumentar su velocidad hasta el máximo moviendo una última posición en vertical. En estos dos casos no hay ninguna adaptación y simplemente se repite el barrido. Tirando de la maneta hacia el volante se obtiene el lavado del parabrisas.

                  Prueba del Volkswagen Scirocco 2.0 TDI

                  Para utilizar el limpialuneta trasero simplemente hay que empujar hacia fuera del volante la maneta para realizar un sencillo barrido. Manteniendo en otra posición hacia fuera del volante se marca el barrido automático y una iteración del lavado de la luneta trasera.

                  Al contar con luces Bi-Xenón es necesario la inclusión del lava faros, que se activa automáticamente al encender el vehículo si se conectan las luces de cruce o de carretera y se tira de la maneta del limpiaparabrisas una vez hacia el volante. Si se desea repetir tan sólo es necesario accionar dos veces el lavado del parabrisas.

                  Lo cierto es que es bastante lioso hacerse con el funcionamiento sin realizar un montón de pruebas por lo que se abren dos escenarios diferentes: algunos optarán por el automatismo directo, con los pequeños fallos que tiene (velocidad excesiva con cierta cantidad de agua por ejemplo), mientras que otros se decantarán por el modo manual. Personalmente, al vivir en una zona de lluvia con mucha intermitencia la ayuda del modo automático me parece muy interesante.

                  Prueba del Volkswagen Scirocco 2.0 TDI

                  Retrovisor interior electro-crómico

                  Este tipo de retrovisor realiza una importante función evitando en períodos de baja iluminación que las luces del vehículo al que precedemos nos deslumbren a través del retrovisor interior. Activándolo el espejo variará su tonalidad hacia más oscura cuando detecte un cierto nivel de luminosidad desde la parte trasera evitando el deslumbramiento y los reflejos incómodos.

                  Es totalmente desactivable con un simple botón situado en el propio retrovisor. Lo mejor es que también se adapta a la dirección de las ruedas, girando el espejo ligeramente para aumentar la visibilidad aunque este aspecto sigue supeditado a la calidad de visión a través de la luneta trasera.

                  Si hay un aspecto criticable de este retrovisor es que es muy rígido y no es sencillo moverlo a la posición adecuada. Ello tiene por otro lado la ventaja de que es más tolerante a pequeños golpes que se le den por descuido.

                  Prueba del Volkswagen Scirocco 2.0 TDI

                  Retrovisores externos eléctricos, retráctiles y calefactados

                  Los retrovisores externos cuentan con un accionamiento totalmente eléctrico gracias a una rueda situada al lado del tirador de la puerta del conductor. Tiene cinco posiciones a tener en cuenta, de izquierda a derecha:

                  • R: posicionando el indicador de la rueda en este punto y presionándola, se podrá configurar la inclinación del espejo derecho.
                  • 0: esta es la posición por defecto, sin función.
                  • L: posicionando el indicador de la rueda en este punto y presionándola, se podrá configurar la inclinación del espejo izquierdo.
                  • Replegado: girando la rueda hasta esta posición se pliegan automáticamente los retrovisores. Para desplegarlos sólo hay que mover el mando hacia cualquier otra posición.
                  • Calefacción: girando la rueda hasta esta posición se calientan los retrovisores, pudiéndose desactivar situando la rueda en las posiciones R, 0 o L.
                  • Hay una forma de configurar la inclinación de los espejos derecho e izquierdo a la vez, marcándolo en el menú Comfort del ordenador de a bordo. De esta forma se arranca la configuración en la posición L y el retrovisor derecho sincronizará su posición. Si ésta no es adecuada se puede reconfigurar posicionando la rueda en la R.

                    El calentamiento de los retrovisores es muy rápido y se complementa con el soplado del aire hacia la zona de la luna lateral por la que se mira al retrovisor. Es algo de desear cuando se desea arrancar rápidamente cogiendo coche con mucha condensación. Personalmente encontré poco útil la sincronización de los espejos puesto que prácticamente en todos los pruebas que hice tuve que modificar el derecho manualmente.

                    Prueba del Volkswagen Scirocco 2.0 TDI

                    En la tercera parte el análisis corresponde a los datos técnicos en profundidad, los pros y contras del Scirocco y un repaso de sus principales contrincantes.

                    • Prueba del Volkswagen Scirocco 2.0 TDI, primera parte
                    • Prueba del Volkswagen Scirocco 2.0 TDI, tercera parte
                    • Volkswagen Scirocco 1.4 TSI de 160 CV vs 2.0 TDI de 140 CV, mini prueba y comparativa (I)
                    • Volkswagen Scirocco 1.4 TSI de 160 CV vs 2.0 TDI de 140 CV, mini prueba y comparativa (II)
                    • Volkswagen Golf GTI contra Volkswagen Scirocco 2.0 TSI, pelea entre hermanos (I)
                    • Volkswagen Golf GTI contra Volkswagen Scirocco 2.0 TSI, pelea entre hermanos (II)
                    • Volkswagen Golf GTI contra Volkswagen Scirocco 2.0 TSI, pelea entre hermanos (III)
                    • Volkswagen Golf R, a prueba (I)
                    • Volkswagen Golf R, a prueba (II)
                    • Volkswagen Golf R, a prueba (III)
                    • Prueba del Volkswagen Scirocco 2.0 TDI, exteriores

                      64
                      FOTOS
                      VER TODASVER TODAS

                      Prueba del Volkswagen Scirocco 2.0 TDI, interiores

                      En Diariomotor: Volkswagen Scirocco