Prueba de contacto del Volkswagen Polo 1.4 Sport

Juanma Nuevo  |  @JuanmaNuevo  | 

En el pasado Salón de Frankfurt tuve la oportunidad de conducir durante algunos kilómetros varios modelos, alguno recién lanzado al mercado como el Volkswagen Polo.

La nueva generación de este modelo ha sido una de las últimas incorporaciones al segmento de los utilitarios que ahora sí se puede considerar que está completamente renovado. Todos sus rivales se han actualizado en los últimos dos años por lo que este modelo parte con la ventaja de conocer sus defectos y tener la posibilidad de solucionarlos.

Exterior

En primer lugar quiero comentar que aparte de ser la versión más equipada llamada Sport (Highline en Alemania), ésta unidad llevaba como opción llantas de aleación de 17” “Boavista” y el paquete Sport&Polo (que entre otros elementos incorpora las lunas traseras oscurecidas) que otorgan un atractivo extra al coche.

A simple vista y como suele suceder en cada generación de éste modelo, parece un Golf a escala. La calandra que contemplamos en el compacto que fue estrenada en el Scirocco se adapta a la perfección a éste pequeño Volkswagen. En general el diseño es continuista incluido un perfil muy parecido al de su predecesor con líneas rectas pero que hacen que el conjunto nos de la impresión de la robustez característica de la marca.

Interior

Una vez dentro no encontramos sorpresas. La habitabilidad sigue estando entre lo mejor del segmento tanto delante como detrás, los asientos son buenos y el diseño del salpicadero es el tradicional de Volkswagen : sobrio y sin innovar en absoluto, todo lo contrario que uno de sus rivales más fuertes, el Ford Fiesta.

Posiblemente, la ventaja de no complicarse en el diseño es que la ergonomía es muy buena, se accede a todos los mandos de manera intuitiva y cómoda. El cuadro de instrumentos es muy simple aunque suficiente, con el tacómetro y el velocímetro separados por una pantalla multifunción. Ahora se ilumina en blanco, un color que lo hace más legible y menos cansado para la vista que el azul que usaba anteriormente.

El maletero es prácticamente idéntico al anterior y sigue en la media del segmento con 280 litros de capacidad, aunque sus formas permiten que lo aprovechemos al máximo.

Dónde ha dado un paso más éste Polo y sigue siendo la referencia es en la calidad de ajustes y materiales. En la versión Sport el salpicadero está cubierto de un mullido blando de calidad excelente tanto visual como al tacto. No he podido compararlo con el plástico presente en la versión Advance por lo que no sé hasta que punto se nota la diferencia. Hasta en el volante apreciamos que es un coche bien terminado, otra cosa es el precio que hay que pagar por esto pero eso ya lo veremos más adelante.

La prueba

El motor que equipa el Polo que nos ocupa es el 1.4 85 CV y supone el término medio de las opciones disponibles en gasolina. El trayecto de la prueba consistía en unos 2 kilómetros por ciudad y unos 10 kilómetros por la Autobahn.

El ámbito urbano es lógicamente dónde mejor se desenvuelve y para ello cuenta con una dirección suave y un manejo del cambio preciso. Quizás lo peor sea tener que llevar el coche a revoluciones altas para que la respuesta sea más agil.

Saliendo a la vía rápida, noté que le cuesta ganar velocidad y alcanzar los 120 km/h. A esa velocidad el motor gira a unas 3.000 r.p.m. pero para mi sorpresa la insonorización es muy buena y el motor apenas se escucha. Habrá que esperar a probar las versiones diesel para confirmar ésta percepción. No obstante, aunque las prestaciones sólo son aceptables el coche va muy aplomado y la estabilidad también está a un gran nivel, tomando las curvas con gran facilidad. Para situaciones complicadas al igual que en el resto de la gama el control de estabilidad (ESP) es de serie, es un acierto de la marca incorporar en todas las versiones este elemento de seguridad que puede evitar un accidente.

El consumo medio oficial establece una media de 5,9 litros/100km. No pude comprobar éste dato y tampoco hubiera sido fiable por la brevedad del trayecto. El ordenador marcaba 7.9 l/100km pero desconozco con que uso se originó ese consumo.

Equipamiento

La versión Sport incorpora de serie:

Exterior

  • 4 llantas de aleación “Riverside” 6 J x 15 y neumáticos
    185/60 R15
  • Faros antiniebla con luz estática de giro
  • Parrilla del radiador negra con molduras cromadas

Interior

  • Asientos delanteros deportivos y regulables en altura con cajones
    integrados
  • Banco de asientos y respaldos traseros divididos en
    1/3, 2/3 plegables
  • Elementos decorativos interiores en cromo
  • Reposabrazos central delantero
  • Volante de tres radios en cuero con decoraciones en
    cromo

Seguridad

  • ABS
  • Airbags frontales de gran tamaño para el conductor y
    el acompañante
  • Airbags laterales y de cabeza para conductor y
    acompañante
  • Anclaje ISOFIX para dos sillas para niños en los asientos
    posteriores.
  • ESP
  • Control de presión de neumáticos

Funcional

  • Aire acondicionado Climatic con guantera refrigerada
  • Display multifunción con ordenador de a bordo
  • Elevalunas eléctricos delanteros y traseros
  • Radio-CD RCD 210 con reproductor de mp3, de
    2×20 W con 4 altavoces
  • Retrovisores exteriores térmicos con ajuste eléctrico

La unidad probada llevaba además el siguiente equipamiento opcional:

  • Pintura metalizada
  • Llantas de aleación “Boavista” de 17”
  • Paquete Sport & Polo: Llantas de aleación “Cartago” 16” (si no se elige ninguna medida superior), Tren de rodaje deportivo, Control de velocidad de crucero Tempomat, Sensor de parking trasero, Lunas traseras oscurecidas
  • Paquete Play&Polo: Conexión multimedia Media-In en guantera, climatizador automático Climatronic, espejo interior antideslumbrante, sensor de lluvia- y volante multifunción en cuero.
  • Radio RCD 510 con 6 altavoces, cargador de 6 CD’s y pantalla táctil de TFT con ranura para tarjetas de memoria SD.

Conclusiones y precio

El nuevo Volkswagen Polo es un coche que destaca en calidad de realización y habitabilidad. A las personas que valoren éstas cualidades en un utilitario les encantará. Con este motor, es una buena opción para aquellos conductores que realicen pocos kilómetros y sean en su mayoría por ciudad. Para quién haga más carretera le aconsejamos elegir el innovador 1.2 TSI de 105 CV o bien la versión diesel de igual potencia si hace muchos kilómetros.

Llega el momento delicado, el precio. Ya todos sabéis que es un coche caro, concretamente el 1.4 Sport de 5 puertas parte de los 14.935€ incluyendo la actual promoción de 1.210€ de descuento que ofrece Volkswagen. Con las opciones incluidas, se va a los 17.305€. Realmente es muy caro, cuesta como un compacto o como un Mini.

La calidad está a un gran nivel pero considero que no como para costar 2.000€ más de precio base que un Seat Ibiza con el que comparte motor y estructura. Por tanto la principal competencia la tiene en casa, ya que el español con un equipamiento parecido también en versión Sport parte de los 13.560€.

Otro de sus rivales hermanos de grupo es el Skoda Fabia que con el mismo motor, igualándolo en equipamiento y una habitabilidad igual de buena, se queda en 14.425€. Los compradores tienen la última palabra y en unos meses veremos qué resultados de ventas va cosechando.

Prueba de contacto del Volkswagen Polo 1.4 Sport

En Diariomotor: Volkswagen Polo 2009Volkswagen Polo en BarcelonaVolkswagen Polo, equipamiento y precios

Lee a continuación: Volkswagen Polo de tres puertas, equipamiento y precios

El Polo es el utilitario de Volkswagen, un turismo pequeño que está disponible sólo con carrocería de cinco puertas. Puede llevar mucho equipamiento y motores entre 80 y 115 CV.

Ver todos los comentarios 47