Fiat 500 1.3 Multijet Lounge, a prueba (III)

Y llegamos a la tercera y última parte de la prueba del Fiat 500 1.3 Multijet. En la primera parte os hablamos de nuestras impresiones de habitabilidad y ergonomía, mientras que en la segunda parte os hemos contado todo lo posible sobre sus cualidades dinámicas. A bote pronto, podemos concluir que es un coche sorprendentemente amplio y capaz a pesar de algunos pequeños fallos de habitabilidad. De su dinnámica apenas hay queja, gasta muy poco y es muy divertido de conducir.

En esta tercera parte analizaremos su equipamiento de serie y lo pondremos cara a cara con algunos rivales potenciales. El acabado que equipa nuestra unidad es el Lounge, el tope de gama, aunque el acabado by Diesel es más especial en cuanto a tapicería y algunos detalles. Nuestra unidad venía cargada de equipamiento extra como faros de xenón o tapicería de cuero, entre otros. Además, los vinilos de carrocería aportaban un toque de personalización a un conjunto de capricho.

Equipamiento

De serie en el acabado Lounge

  • Airbags frontales, laterales, de cabeza y de rodilla (sólo conductor)
  • ABS+EBD
  • Faros antiniebla
  • Dirección asistida eléctrica

Fiat 500 1.3 Multijet Lounge, a prueba

  • Ordenador de a bordo: se muestra en el centro de la instrumentación. Tiene dos odómetros parciales, con funciones de consumo medio, instantáneo, velocidad media, tiempo de viaje y autonomía. Se acciona mediante un botón junto a la palanca del intermitente. Tiene función de limitador de velocidad, nos avisa si superamos una velocidad fijada por nosotros.
  • Faros antiniebla
  • Volante multifunción
  • Elevalunas eléctricos delanteros
  • Fijaciones ISOFIX traseras
  • Espejos regulables eléctricamente
  • Volante regulable en altura
  • Aire acondicionado
  • Función de arranque y parada Stop&Start

Fiat 500 1.3 Multijet Lounge, a prueba

  • Sistema de infotainment Blue&Me: básicamente, concentra el equipo de sonido y la conexión Bluetooth para el teléfono en un único dispositivo. Una vez hemos asociado nuestro teléfono al sistema podemos darle órdenes de voz y emplear el manos libres Bluetooth. El problema es que no reconoce demasiado bien las órdenes y es un poco engorroso de usar y configurar. El equipo de sonido cuenta con CD, MP3 y entrada USB. Las emisoras, canciones, etc. aparecen reflejadas en la pantalla central del ordenador de a bordo.
  • Kit de cromados: paragolpes, tubo de escape, manillas
  • Volante forrado en cuero
  • Rueda de repuesto tipo galleta
  • Equipo de sonido con seis altavoces

Equipamiento opcional

Como podéis ver, el equipamiento de serie es generoso pero no es nada del otro mundo. La diferencia la marcan las opciones, y estas son las que nuestro coche equipaba.

  • Faros de xenón (+690€): son xenón sencillo e iluminan muy bien. Un problema de esta unidad en concreto ha sido que los faros se apagaban al accionar el chisca de los limpiaparabrisas. Es un fallo de la unidad en concreto y parece algún tipo de cortocircuito.

Fiat 500 1.3 Multijet Lounge, a prueba
Fiat 500 1.3 Multijet Lounge, a prueba

  • Llantas de 16 pulgadas (+200€)
  • Retrovisor interior electrocrómico (+110€)
  • Climatizador automático monozona (+300€)
  • Tapicería de cuero (+970€)
  • Palanca de cambios en cuero (+50€)
  • Preinstalación de navegador portátil (+60€)
  • Equipo de sonido premium Interscope, 6 altavoces y subwoofer (+360€)
  • Vinilos de carrocería

Con todos estos extras, la factura total del coche se aproxima peligrosamente a los 19.000€. No es un precio en absoluto barato, pero es el precio a pagar por tener uno de los utilitarios más personalizados y exclusivos que podemos comprarnos hoy en día.

Seguridad

Como antes os comentamos, el equipamiento de seguridad del Fiat 500 es muy alto para la categoría de urbanos en la que se mueve. Aunque no tiene ESP de serie, puede equiparlo. Tiene ABS+EBD y nada menos que 7 airbags (frontales, laterales, de cortina y de rodilla para el conductor). Cuando realizó las primeras pruebas EuroNCAP en 2007 fue el primer urbano en lograr cinco estrellas en los test de choque del instituto europeo, con 35 puntos sobre un máximo de 37 puntos.

Fiat 500 1.3 Multijet Lounge, a prueba

Su protección a los ocupantes delanteros fue sobresaliente, aunque sólo obtuvo dos estrellas en la protección al peatón. No ha pasado las pruebas de EuroNCAP bajo el nuevo sistema de evaluación, pero no obtendría cinco estrellas al no montar ESP de serie en toda la gama. Como curiosidad, un Fiat 500 fue estrellado contra un Audi Q7 por el ADAC para comprobar los efectos de un choque entre dos vehículos muy dispares. No salieron bien parados ni el SUV ni el pequeño italiano.

Precio y rivales

El Fiat 500 1.3 Multijet 95 CV Stop&Start Lounge (es larga la denominación) cuesta en concesionario 15.650€. Si sumamos el precio de los extras, obtenemos un coche que aproximadamente se queda a 500€ de los 19.000€. Entre sus principales competidores está, cómo no, el Mini de BMW. La versión que rivaliza con nuestro 500 es el Mini Cooper D. Viene equipada con un motor 1.6 turbodiésel de origen Ford-PSA que entrega 109 CV de potencia y 240 Nm de par. El consumo medio homologado es de 3.9 l/100 km.

Fiat 500 1.3 Multijet Lounge, a prueba

Con respecto al Fiat 500, es un coche más grande – tanto por dimensiones como por peso – y pertenece a un segmento superior. Su dinámica es de las mejores que he podido probar (hay una prueba pendiente de un Cooper S) y sus acabados son magníficos pero su precio sin extras es de 20.700€. Si igualamos el equipamiento al del Fiat 500 ya que el Mini viene poco equipado de serie, nos damos de bruces con un precio que marea en un utilitario: casi 25.000€. Es el precio de la personalización y lo chic.

Otro posible competidor para el Fiat 500 es el Ford Ka. Aunque a priori no lo consideraríamos, emplea la misma plataforma que el 500 y es idéntico en cuanto a dimensiones. Es también muy vistoso, pero su diseño exterior no tiene el toque retro que sí tiene el 500 y que tanto enamora. A nivel de calidades es ligeramente inferior al 500. Sin embargo, con el acabado Titanium+ y un equipamiento muy parecido (aunque no puede llevar xenón) su precio no llega a los 15.000€. Lo hemos configurado con el motor 1.3 TDCi de 75 CV.

Fiat 500 1.3 Multijet Lounge, a prueba

A nivel de dinámica y prestaciones debería ser muy similar al Fiat, aunque no está disponible con el motor de 95 CV ni el sistema Stop&Start. Un posible comprador del Fiat 500 también podría barajar un Citroën DS3. Es aún más grande que el Mini de BMW - mide 3.94 metros y pesa 1.165 kg – pero también tiene un aire especial gracias a su diseño, según Citroën anti-retro. Lo que subyace es que es un utilitario premium con amplias opciones de personalización, que entre en competencia parcial con el Fiat 500.

Equipado con el motor 1.6 HDi de 112 CV, el DS3 consume una media de 4.5 l/100 km y tiene unas prestaciones ligeramente superiores a las del Fiat. De serie cuenta con un equipamiento muy completo al que sólo habría que añadir el xenón (que no puede llevar ni en opción) y la tapicería de cuero. Su precio es de 20.545€. Es más caro que el 500, pero es obviamente más grande y es un coche en teoría con una dinámica al nivel del pequeño Fiat. Quizá tenga un rival en su propia casa.

Fiat 500 1.3 Multijet Lounge, a prueba

Y ese rival es el propio Fiat 500, pero equipado con el motor 1.4 de 100 CV. Este atmosférico tiene unas prestaciones casi calcadas al diésel, solo puede montar el sistema Stop&Start en opción y sus consumos son de por sí superiores: la media es de 6.1 l/100 km y esto ya le hace pagar Impuesto de Matriculación. Con el mismo acabado el gasolina es 1.000€ más barato, cuesta 14.650€ sin extras. El turbodiésel compensa a partir de los 40.000 km con los actuales precios del combustible.

Pero habrá quien lo prefiera, pues es un motor menos complicado, más fiable y mucho más silencioso. ¿Qué conclusión podemos sacar? La compra de un Fiat 500 tiene un fuerte componente pasional y aunque podamos analizar sus rivales más próximos una parte de nuestro corazón siempre va a tirar hacia un coche u otro: tiene que entrarnos por los ojos, y el 500 es un especialista en eso.

Conclusiones

Hay pocos coches como el Fiat 500. Un urbano casi premium, con un toque retro de diseño y un equipamiento que puede marear si sacamos la chequera. Aunque su habitabilidad no es perfecta, es muy divertido de conducir y su motor diésel tiene unas prestaciones y consumos excelentes. Entre las carencias de seguridad, no monta ESP de serie. Sin embargo, se nos olvida rápido puesto que rueda muy seguro. Quizá también se nos olvide por lo bonito que es y lo que cuesta dejar de mirarlo. Muy recomendable.

A destacar

  • Consumos
  • Diversión al volante
  • Diseño y calidades

Fiat 500 1.3 Multijet Lounge, a prueba

A mejorar

  • Ausencia de ESP de serie
  • Precio elevado
  • No tiene luz en el maletero

Fiat 500 1.3 Multijet Lounge, a prueba

Imágenes: Sergio Álvarez
En Diariomotor: Fiat actualiza los 500 y 500C con un nuevo 1.3 MJet-2 de 95 CV

Vídeo destacado del Fiat 500

Lee a continuación: Fiat 500 1.3 Multijet Lounge, a prueba (II)

El Fiat 500 es un vehículo urbano de 3,55 metros de longitud disponible en una única carrocería de tres puertas, aunque con la posibilidad de escoger una variante descapotable con techo de lona denominada Fiat 500c.

Ver todos los comentarios 16

El Fiat 500 es un vehículo urbano de 3,55 metros de longitud disponible en una única carrocería de tres puertas, aunque con la posibilidad de escoger una variante descapotable con techo de lona denominada Fiat 500c.