CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Destacado

5 MIN

Alfa Romeo Giulietta 1.4 Turbo MultiAir 170 CV Distinctive, a prueba (I)

David Villarreal | @davidvillarreal | 28 Feb 2011
Alfa Giulietta 1.4 Turbo 170 CV
Alfa Giulietta 1.4 Turbo 170 CV

El Alfa Romeo Giulietta es el nuevo modelo compacto del biscione, sucesor del Alfa 147 y heredero del nombre femenino que Alfa Romeo ya utilizó en algunos de sus modelos en los años 50 y 70. El nuevo Giulietta comparte tan sólo algunas de las piezas con el Fiat Bravo y el Lancia Delta y se presenta con una carrocería compacta y de cinco puertas. Ésta carrocería será la única disponible a lo largo de toda su vida comercial.

Nuestro sujeto de pruebas es un Alfa Romeo Giulietta 1.4 Multiair Turbo 170 CV, una alternativa de gasolina que por prestaciones y precio se sitúa como la gama “intermedia” y tan sólo un escalón por debajo del más potente comercializado hasta ahora, el Quadrifoglio Verde 1.750 TBi 235 CV. La gama Giulietta está compuesta por motores diésel y gasolina entre los 105 CV y los 235 CV, a los que posiblemente (aún no está confirmado) en los próximos años se podría unir una versión aún más potente y deportiva con las siglas GTA.

Diseño italiano, exterior

Basta un primer vistazo a su silueta para percatarse de que una de las prioridades de Alfa Romeo ha sido la de dotar al Giulietta de un diseño atractivo y de esa elegancia que tanto promulga la industria automovilística italiana. Ahí tenemos su frontal perfectamente perfilado con una pequeña parrilla, unas sugerentes entradas de aire, sus faros con iluminación diurna LED que también hace presencia en los pilotos traseros y el difusor sobre el que se incrustan las salidas de escape (en el 1.4 Multiair únicamente una).

Por fuera goza de muchos detalles que revelan su calidad, véanse los tiradores de las puertas delanteras metálicos y cromados. Pero también de otros detalles que desentonan con el resto, por ejemplo los tiradores de las puertas traseras, que si bien se han situado en el vértice de la ventanilla para no romper la línea lateral de este cinco puertas que aspira a “coupé-compacto”, penaliza demasiado su calidad el hecho de que éstos sean de plástico negro y nos transmitan cierta sensación de fragilidad.

Su diseño a buen seguro supondrá un aliciente extra para aquellos que busquen un compacto moderno de calidad que trate de distinguirse en cierta medida de otros compactos cuya silueta es ya muy habitual en nuestras ciudades por su veteranía en el mercado, véanse los Volkswagen Golf, Seat León, Audi A3 o BMW Serie 1, entre otros.

Diseño atractivo por lo tanto para el Alfa Giulietta y también una carrocería que ligeramente ha crecido respecto al antiguo Alfa 147, sobretodo en longitud (unos 12 cm) y en anchura (7 cm). Las cotas y el espacio en el habitáculo, también de carga, han mejorado respecto a su predecesor. Aún así, tal vez por la imposición del diseño, en algunas de sus cotas sigue estando por debajo de sus competidores, incluso del propio Fiat Bravo, “hermano” del Grupo Fiat con el que comparte plataforma algunas piezas.

En el habitáculo

El puesto de conducción en altura libre respecto al techo y anchura no es el mejor de su segmento. Pero lo cierto es que la comodidad de los asientos delanteros de piel y calefactados (opcionales con el acabado Distinctive), el reposabrazos y todos los controles del cuadro de mandos y el salpicadero van adelantándonos que se trata de un vehículo enfocado sobretodo al conductor, a su comodidad y a la de sus ocupantes y a ciertas concesiones a la deportividad, con unos asientos que disponen del suficiente apoyo lumbar (para soportar muchas horas al volante) y lateral (para mantener la espalda recta en fuertes apoyos laterales).

Las plazas traseras por su parte en anchura, espacio para las piernas y sobretodo altura respecto al techo también siguen estando un escalón por debajo de lo visto en su segmento. Una vez más se demuestra, como en otros de sus modelos, que la prioridad de Alfa Romeo no ha sido la de ofrecer las mejores cotas y habitabilidad del mercado sino sobretodo centrarse en el diseño, la distinción y la deportividad.

Pero el Alfa Giulietta también es un vehículo de detalles. Pequeños y curiosos detalles como los pulsadores del salpicadero (para activar el bloqueo de puertas, la iluminación antiniebla…) en forma de palanca, la interfaz del climatizador con ruletas o el propio manettino que nos permite cambiar los presets del vehículo y cambiar su comportamiento por completo en ciertos aspectos (tacto del acelerador, control de tracción y estabilidad, tacto de la dirección…)

Si os ha gustado esta primera parte de la prueba del Alfa Giulietta id tomando sitio para la segunda entrega que os ofreceremos mañana en la que por fin accionaremos el contacto y daremos rienda suelta a los 170 CV del motor 1.4 Multiair Turbo de nuestra unidad de pruebas.

38
FOTOS
VER TODASVER TODAS

En Diariomotor: Alfa Romeo Giulietta, a fondo | Alfa Giulietta, ¿mejor que Focus y Golf? | Alfa 159 2.0 JTDm Elegante ECO, a prueba