Prototipo clásico: Mercedes NAFA Concept, el antecesor de los Clase A y el smart

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 

Corría el año 1981, y Europa se hallaba sumida en plena segunda crisis del petróleo. Con los precios del crudo por las nubes, una tendencia creciente al aumento de tamaño de los núcleos urbanos y nuevas necesidades de movilidad, Mercedes presentaba el NAFA Concept. NAFA es una abreviatura de “Nahverkehrsfahrzeug”, para los no legos en alemán, “coche para el tráfico suburbano”. Un pequeño utilitario para desplazarse cómodamente al trabajo en la ciudad.

Sólamente medía 2,5 metros de largo, y tenía un metro y medio tanto de ancho como de alto. Sus puertas eran correderas, y era un biplaza con un pequeño maletero. Siempre con la protección al conductor en mente, se construyó una célula de seguridad y un chasis de doble fondo. ¿Os suena de algo? El Mercedes Clase A tenía un chasis de doble fondo y el smart fortwo lleva una célula de seguridad. El pequeño Mercedes NAFA Concept estaba movido por un motor de gasolina y pequeña cilindrada.

Prototipo clásico: Mercedes NAFA Concept, el antecesor de los Clase A y el smart

Su tracción era delantera y empleaba una caja de cambios automática. A pesar de su tamaño contenido, llevaba aire acondicionado, dirección asistida y cinturones de seguridad con pretensores. Su superficie acristalada era muy grande, lo que permitía una excelente visibilidad hacia todas direcciones, que es lo que se desea en un vehículo eminentemente urbano. Además, la postura de conducción estaba más elevada de lo habitual, casi a la altura de lo que hoy consideraríamos SUV.

Tenía cuatro ruedas directrices, por ello su maniobrabilidad era excelente y podía aparcar en prácticamente cualquier espacio urbano. Sobre su aspecto ya no vamos a discutir demasiado, cuadriculado, ochentero y en general feo, incluso para los cánones de principios de los 80. Nos quedamos con la relevancia histórica de este pequeñín, que dió paso a una exitosa generación de vehículos, con soluciones inteligentes adaptadas al tráfico urbano.

Fuente: Mercedes
En Diariomotor: Prototipo clásico: Ghia Saetta (1996), los orígenes del Ford Ka | Prototipo clásico: Renault Ludo (1994)

Lee a continuación: Plymouth XNR: así imaginaban el deportivo del futuro en los 60

Ver todos los comentarios 8
  • Anónimo

    Con respecto al tu último párrafo, pues no te voy a decir que no, oye. Pero no se puede negar que todos los prototipos ochenteros tienen un algo especial. son cómo las películas antiguas de ciencia ficción, tienen muchísimo encanto. Y seguro que si viésemos alguna foto del coche por dentro, esta imagen nos vendría instantáneamente a la cabeza ;)

  • Anónimo

    Es como el videoclip de Bohemian Rhapsody o la peli de Superman I, un diseño que parece desfasado, pero tiene una chispa especial.

    • Rest

      Sí, señor.

  • enzo099

    Parece un cochecito para discapacitados, pero estos prototipos tienen algo que me gusta...

  • Mike

    A mi me parece el prototipo del papamovil

    • kaytex

      Jajaja, tienes razón, al ver la primera foto es lo que he pensado. :-D
      Genial la foto de la evolución de los tres modelos!

      "[...] llevaba aire acondicionado, dirección asistida y cinturones de seguridad con pretensores"

      ¡¡¡Alucinante!!! Un Peugeot 205 de 1995 que heredé tenía AC y DA, pero eran extras, y éste los tenía en 1981, menuda pasada!

      Como odio esa moda de los coches de color beige, son todos horribles, afea hasta un superdeportivo.

  • sat

    Hay fotos del interior, hay que saber buscarlas.

    http://www.todayandtomorrow.net/wp-content/uploads/2010/11/nafa_3.jpg

  • Yep

    El carro para el señor cara de papa!!