Maserati aguarda impaciente el efecto revulsivo Quattroporte

 |  @davidvillarreal  | 

Maserati pone “toda la carne en el asador” con una inversión de más de 1.200 millones de euros y el inestimable apoyo de Chrysler, que como veremos a continuación será crucial para la marca del tridente, con el objetivo de protagonizar un crecimiento casi exponencial, liderado primero por el nuevo Maserati Quattroporte, y más tarde por la ofensiva de productos más extensa e importante que haya vivido en sus casi cien años de historia.

A lo largo de 2013 se esperan vender como mínimo 13.000 unidades del nuevo Maserati Quattroporte, lo cual sería todo un éxito si tenemos en cuenta que en los primeros nueve meses de este año las ventas totales de Maserati (incluyendo otros modelos) fueron de sólo 4.700 unidades.

Pero en el Grupo Fiat la ambición no tiene límites, y el objetivo final sería llegar a más de 50.000 Maserati vendidos en 2015 (prácticamente multiplicarían por diez sus ventas), un crecimiento brutal y sin precedentes, si tenemos en cuenta que en el año pasado sólo se vendieron 6.159 coches.

Maserati Ghibli: una berlina de acceso más económica que el Quattroporte

El Ghibli bien podría haber sido el buque insignia de Alfa Romeo, pero desde ahora será el mini-Quattroporte.

Obviamente este crecimiento de las ventas no tendría sentido ni sería posible sin la llegada de nuevos modelos populares y con un mayor tirón comercial que el propio Quattroporte. De hecho la marca italiana estrenará una segunda berlina más pequeña, denominada Maserati Ghibli, que con un precio más económico y un enfoque más cotidiano, tratará de rivalizar con las versiones de gama alta de berlinas como el Audi A6, el BMW Serie 5 o el Mercedes Clase E.

El Ghibli será esa berlina de gama alta que perfectamente se podría haber convertido en el buque insignia de Alfa Romeo, pero respondiendo a los intereses del Grupo Fiat terminará como el modelo de acceso a la gama Maserati.

Con viento de Levante llegaría en 2014 el Cayenne de Maserati

El Maserati Levante, con plataforma Jeep, podría incluso fabricarse en Estados Unidos.

Por último tampoco nos podemos olvidar del esperado Maserati Levante, un SUV que pretende repetir el éxito del Porsche Cayenne para convertirse de aquí a 2015 en el verdadero revulsivo de Maserati. Nos queda por saber hasta qué punto este primo hermano del Jeep Grand Cherokee compartirá elementos estructurales, y vicios y virtudes, con su hermano norteamericano.

Pero una cosa tenemos clara y es que si su precio sigue la línea del Cayenne y mantiene el diseño del prototipo Maserati Kubang que vimos en el Salón de Frankfurt en 2011.

Vista lateral del Porsche Panamera (arriba) y el nuevo Maserati Quattroporte (abajo)

Fuente: Autonews
En Diariomotor: Maserati espera multiplicar sus ventas por diez en cinco años | Nuevo Maserati Quattroporte, llega la berlina del tridente | Plan de producto de Fiat hasta 2016: la apuesta por Alfa Romeo y Maserati

Lee a continuación: Maserati Quattroporte 2013, todos los detalles

Solicita tu oferta desde 109.900 €
  • Auguro batacazo comercial.

  • nombre

    es que lo enfocan mal, si quieren vender a lo bruto tienen que ofrecerlo con unn 2.4 diesel de 210cv como el del alfa 159.

    y sino, vender los que sean como coche de lujo auténtico.

    que también pueden hacer lo que audi con el a3, un bravo con logo de maserati

    o porsche con el cayenne…que son vw tdi …un mb clase a….

    porque tienen el problema de que hay gente que seguramente no sepa que exista maserati todavía, pero eso ni es de lujo ni es ná

    pero claro, si porsche estaba en el límite de llegar a competir con ferrari o lamborghini…por nombre ahora que un porsche es un suv diesel ni te cuento…

    es la cuestión, ser una marca de lujo de verdad o una de aparentar para gente sin mucho dinero.

  • kaytex

    El Maserati le gana al Porsche en diseño pero por mucho, menudo lateral.

  • Pingback: El Maserati Levante se deja ver en bocetos, listo para ser presentado este año()