24 Horas de Le Mans: los neumáticos también ganan carreras

 |  @davidvillarreal  | 

Le Mans lo ganan pilotos, pero sobre todo equipos. Por supuesto también los fabricantes, que a fin de cuentas han estado trabajando durante más de 365 días para conseguir que su coche sea el más rápido y fiable en la pista. Pero los neumáticos también deben considerarse como un factor clave en la victoria en Le Mans. El neumático tiene que enfrentarse a 24 horas de carrera, al intenso calor del día y el fresco de la noche, y probablemente a la lluvia y la niebla.

Por si no fuera poco, las prestaciones de los neumáticos no sirven para nada si no se cuida su durabilidad y resistencia. Pensemos que durante 24 horas se está rodando a una media superior a los 200 km/h (incluyendo paradas en boxes) y que los neumáticos deben durar todo lo posible para evitar perder tiempo en su sustitución. Un equipo, por razones de seguridad, no puede cambiar neumáticos mientras está repostando (aunque sí puede hacerlo en el mismo paso por boxes) y el tiempo en que los dos mecánicos sustituyen las cuatro ruedas es superior a los 20 segundos.

¿Sabías que Audi ganó Le Mans en 2011 por 13,85 segundos de diferencia respecto al Peugeot que cruzó tras ellos la bandera a cuadros?

Michelin copará la clase reina de la carrera, la de los LMP1

En Le Mans no se puede repostar y cambiar neumáticos a la vez, aunque sí en la misma entrada a boxes. Un neumático tarda en cambiarse aproximadamente 20 segundos. La victoria en 2011 se decidió por menos de 14 segundos.

Aunque Michelin aún no tenga su propia curva en Le Mans, será el protagonista de este año por proveer a los ocho prototipos LMP1 que lucharán por ser los más rápidos en esta épica carrera de resistencia. Nos consta que Michelin ha trabajado codo con codo junto con Audi y Toyota para proporcionarles un neumático que se adapte a los requisitos de una carrera de resistencia tan exigente como esta. Este fin de semana acudiremos a Le Mans y seremos partícipes de lo que allí suceda, invitados precisamente por Michelin. Por lo que cualquier duda o cuestión que os surja acerca del tema trataremos de solucionarla con los responsables que trabajarán duro para que sus clientes queden satisfechos.

Nunca sabes lo que te podrás encontrar en Le Mans, pero ante la duda y la falta de predicciones fiables a largo plazo, lo mejor es que te prepares para lo peor del clima continental, con intensas variaciones en la temperatura que se agravan con el día y la noche, y lo peor del clima oceánico, con lluvias por doquier. Los LMP1 dispondrán de tres compuestos lisos, para bajas temperaturas y para altas temperaturas de compuesto blando y medio. También dispondrán de un neumático para lluvia intermedio y neumáticos con surcos para lluvia y lluvia muy intensa que podrán tallarse en plena carrera para adaptar los surcos a las condiciones del asfalto.

¿Es tan diferente un neumático de resistencia en Le Mans que los utilizados en Fórmula 1?

En la última carrera de Fórmula 1 cada juego de neumáticos duró de media 150 kilómetros. El año pasado el Audi LMP1 hacía cinco stints (más de 700 kilómetros) con un mismo juego de neumáticos.

Otro detalle muy interesante será que cada cliente contará con neumáticos a la medida de su coche y adaptados a las características o prestaciones que busquen potenciar. De ahí que sea tan importante el trabajo que realiza Michelin con cada fabricante en las pruebas que se realizan a lo largo del año.

Durante las 24 Horas de Le Mans el LMP1 de Audi aguantó con un mismo juego de neumáticos durante cinco stints, es decir, más de 700 kilómetros. En el pasado Gran Premio de Canadá la mayoría de los pilotos recorrieron algo más de 300 kilómetros con dos juegos de neumáticos.

Michelin también estará presente en la categoría LMP2, aunque en este caso ni monopolizará las participaciones de Le Mans ni será la marca que calzará a la mayoría de los coches. Habrá tres tipos de neumáticos lisos (blandos, intermedios e intermedios algo más duros), un intermedio de lluvia y un neumático de lluvia con surcos sobre que no podrán tallarse. La práctica totalidad de los GTE Pro y GTE AM, con marcas como Aston Martin, Ferrari, Chevrolet y Porsche, contarán con neumáticos Michelin.

Dunlop se reserva sus cartas para asegurar la victoria en LMP2

Los neumáticos que emplearán los LMP1 del año que viene estarán basados, probablemente, en los LMP2 de este año.

Pero si acaso creías que estaría fuera de este juego la marca que hoy en día se enorgullece de la decoración de una de las curvas más famosas del circuito, que por supuesto lleva su nombre, os hablaremos de Dunlop. Dieciocho de los veintidós coches que competirán en la categoría de prototipos LMP2 estarán calzados con neumáticos Dunlop. Esta categoría es mucho más exigente, si cabe, por la restricción de costes y la máxima prioridad en la durabilidad del neumático.

Dunlop ha llevado a cabo intensos tests con sus equipos y clientes en el circuito de Motorland Aragón, recorriendo tres veces la distancia total de las 24 Horas de Le Mans. Es el año de su 125 aniversario y por supuesto no quieren que Michelin les agüe la fiesta. Dunlop tendrá una representación predominante en la categoría LMP2, pero siendo los neumáticos un factor verdaderamente importante en la victoria final, tendremos que estar muy atentos a las reacciones que despierta en los pilotos cada neumático y su durabilidad.

Aunque Dunlop ha centrado su trabajo en la categoría LMP2, también contará con equipo propio – JMW Motorsport Ferrari – en la GTE Pro (uno de sus pilotos será un tal Kobayashi…) En el año de su 125 aniversario Dunlop lanzó una campaña por la cual los entusiastas de la marca y de la carrera podían enviar sus diseños. El elegido sería el encargado de vestir a este Ferrari 458 GT2, llevarse unas entradas para la carrera y una bolsa de viaje de mil euros.

¿Qué cambios experimentarán los neumáticos el año que viene?

La estricta limitación energética de Le Mans obligará, también a los fabricantes de neumáticos, a mejorar la eficiencia de su producto.

El próximo fin de semana habrá tensión, también entre los ingenieros y responsables de Dunlop y Michelin. No obstante, cuando leas estas líneas ambas marcas ya estarán trabajando duro para desarrollar el neumático con el que competirán el año que viene. Echaos las manos a la cabeza, llorad si queréis, pero a partir del año que viene será muy importante que estos neumáticos ahorren combustible. Le Mans se correrá con “neumáticos de baja resistencia a la rodadura”, no tal y como los entendemos en los turismos de calle, pero sí optimizados para ayudar a lograr un consumo menor del coche.

¿Y por qué razón será tan importante esa ayuda extra del neumático? Por la sencilla razón de que en 2014 se impondrá un estricto límite energético por vuelta para los LMP1 que se contabilizará mediante teniendo en cuenta el consumo de combustible del coche. Los diésel y los híbridos serán más importantes que nunca, como también todos aquellos sistemas de recuperación de energía que ayuden a ahorrar.

Según la nueva normativa los nuevos LMP1 utilizarán ruedas más pequeñas, similares a las de los LMP2 actuales y más cercanas a deportivos de calle. Sin ir más lejos, los nuevos neumáticos 31/71-18 equivaldrían al 335/35ZR18 de un SRT Viper GTS, por poner un ejemplo. Por lo tanto ya podemos ir haciéndonos una ligera idea de que la evolución del neumático del LMP1 para 2014 partirá de los LMP2 que estarán este año en Le Mans.

Fuente: Dunlop | Michelin
En Diariomotor: Marc Gené se sincera antes de Le Mans: “Mi momento de mayor alegría, y también de mayor miedo, lo he vivido en Le Mans

Lee a continuación: Historias de las 24 Horas de Le Mans: el desastre que cambiaría la historia del automovilismo

Ver todos los comentarios 4