Maserati llegará a septiembre con los deberes hechos y el triple de ventas que en todo 2012

 |  @davidvillarreal  | 

Cuando apenas se han iniciado las reservas del nuevo Maserati Ghibli, el verdadero revulsivo de la marca para los próximos años, la marca italiana ya se frota las manos ante el aluvión de ventas que aún está por llegar. Si en 2012 apenas se llegaron a vender 6.288 coches, a finales de julio ya se habían cerrado más de 17.000 reservas, de las que al menos la mitad se corresponderían con el nuevo Maserati Quattroporte.

A juzgar por las cifras de Maserati no dudamos que 2013 será un año de récord para la marca del tridente. Pero según las expectativas que se han planteado en los últimos años, lo mejor aún está por llegar. El objetivo de Maserati es alcanzar las 50.000 ventas anuales, objetivo nada descabellado si tenemos en cuenta que en breve el Maserati Ghibli tendrá que compartir protagonismo con otra de las estrellas que aún está por llegar, el Maserati Levante, una suerte de SUV deportivo que causó muy buenas sensaciones en su presentación en el Salón de Frankfurt de 2011.

Las reservas del Maserati Ghibli ya están batiendo todos los récords, por no hablar del efecto que está teniendo en las ventas el nuevo Maserati Quattroporte que ya ha vendido más de 8.000 unidades en lo que llevamos de año. ¿Cómo conseguirá Maserati multiplicar sus ventas por diez en cinco años?

Las cifras que maneja Maserati son como mínimo sorprendentes. En 2010 apenas se superaron las 5.000 ventas y en 2015 se espera que superen con creces las 50.000 unidades. Para entonces las operaciones se habrían multiplicado por diez. Únicamente las reservas del Maserati Ghibli, que a mediados de junio ya superaban las 2.000, ya habrían podido superar todas las ventas que realizó Maserati a lo largo de todo el año 2012.

Definitivamente el lanzamiento del Maserati Ghibli, también con el primer motor diésel de la marca, tenía mucho sentido. Aún habrá quien alce sus manos a la cabeza y se rasgue las vestiduras ante un Maserati con motor de gasóleo, pero lo cierto es que el éxito de un modelo de volumen como este será la única garantía de que en el futuro sigamos disfrutando de máquinas tan espectaculares como la de nuestra última prueba, el Maserati GranTurismo Sport.

Maserati necesitaba muchas ventas y beneficios que justificasen seguir fabricando productos muy deportivos y pasionales, esos que seguirán estando al alcance de muy pocos. Y por descabellado que parezca, con la garantía de que Maserati tendrá las cuentas saneadas por mucho tiempo, ¿por qué no seguir soñando con un sucesor para el Maserati MC12 con los genes de LaFerrari?

Fuente: Automotive News
En Diariomotor: Maserati busca vender 50.000 unidades al año: ¿cómo lo conseguirán?

Lee a continuación: Maserati busca vender 50.000 unidades al año: ¿cómo lo conseguirán?

Solicita tu oferta desde 76.500 €