Peugeot 308, presentación y prueba en Francia: un gran salto en diseño y calidad

 |  @HerraizM  | 

¿Y la alternativa llegada desde Japón? No te pierdas nuestra prueba del Mazda 3

Peugeot lanza un pilar fundamental en su gama. Lanza su nuevo compacto. El sucesor del 306, del 307, el sucesor de una larga familia con el 3 encabezando su denominación que nos deja ahora con un nuevo Peugeot 308, manteniendo la denominación respecto a su predecesor, dispuesto a afianzar el importante salto al frente de la marca francesa.

Viajamos hasta Francia para conocer de primera mano todos los detalles de este nuevo Peugeot 308, para ver qué tal luce en directo el nuevo compacto francés, por supuesto también para probar qué tal se desenvuelve dinámicamente, pero un par de preguntas están en el aire desde el mismísimo momento en el que embarcamos en el avión… ¿será capaz de superar al Volkswagen Golf?¿es tan palpable el cambio de esta renovada Peugeot?

Acompáñanos, ponemos rumbo al Franco-Condado para poner a prueba al nuevo Peugeot 308. Muchos ojos están pendientes de él. Tiene una gran responsabilidad para la marca francesa y por si fuera poco, además de enfrentarse a la referencia del segmento, al Volkswagen Golf, desde Japón llega un nuevo Mazda 3.


El 208 ha sido el encargado de encabezar la evolución de la marca, te contamos todos los detalles en nuestro prueba del Peugeot 208

A la primera pregunta que formulaba unas líneas más arriba, a la pregunta de si ha superado al Volkswagen Golf, a quien le confiero la referencia del segmento, le daré respuesta mejor al final de esta prueba. A la segunda, a la pregunta de si es palpable el cambio en la marca francesa, mi respuesta es un rotundo sí. Un SÍ con mayúsculas. En diseño tanto exterior como interior, en calidades, en dinámica…

El Peugeot 208 ya dio buena cuenta de ello. Ya era notable el salto. El nuevo enfoque. Una línea más elegante. Un acabado superior, con habitáculo con un muy buen ajuste, muy buen diseño y muy buenas calidades. Tanto que si al Golf lo considero el referente entre los compactos, al 208 lo posiciono entre los escalones más altos cuando de recomendar un utilitario se trata.

Ahora bien, con las altas expectativas creadas por el 208, ¿será capaz de satisfacerlas el 308?

Su exterior: apostando por la elegancia de una línea sobria

El Peugeot 308 ha ganado en sobriedad. Ha ganado en una nueva línea, en una nueva filosofía de diseño que nos lleva a pensar en una imagen más seria. Más recta, más sencilla, más clara. Una doble parrilla frontal, con un diseño para la superior visto ya en el 208, acompañada por unas nuevas ópticas delanteras donde se pone una importante nota de color al dotarlas de una línea afilada, reforzada por la presencia de las luces diurnas en led (en los acabados superiores nos encontramos además con faros con tecnología Full LED). Los toques cromados de esta parrilla ayudan notablemente, contando con este mismo acabado en los marcos de las ventanillas y en la parrilla inferior.

Podemos definir a este diseño como más conservador. Aunque las ópticas traseras se empeñen en llevarnos la contraria. Si las delanteras recurrían a un diseño afilado, las traseras optan por unas proporciones más redondeadas, hasta que al encenderse las luces hacen acto de presencia 3 líneas en LED que aportan una importante firma visual a la zaga de este compacto. Mentando la zaga y más viéndolo en directo que en fotografías, los pasos de rueda posteriores aportan cierta sensación de anchura que me recordó a una sensación similar a la que tuve con el Mercedes Clase A.

En cifras el Peugeot 308 cuenta con una longitud de 4.253 mm, una anchura de 1.863 mm y una altura de 1.457 mm, contando con una distancia entre ejes de 2.620 mm. Respecto al anterior 308, recordemos que a diferencia de generaciones posteriores se ha mantenido la denominación, nos encontramos con que es más bajo y más corto frente al 1.49 metros de alto y los 4.27 metros de largo de la anterior generación. Sorprende muy a su favor la cifra de peso, con un total de 1.090 kg para la versión más liviana (el 1.6 HDi de 92 caballos) y de 1.165 kg para la motorización más pesada (las alternativas THP).

Sin duda la mejor forma de resumir el diseño exterior del nuevo Peugeot 308 es apelando al toque de cuidada sencillez con el que se ha dotado su línea, una línea que al mismo tiempo cuenta con detalles modernos, como sus ópticas o el acabado de la parrilla, donde además del logo del león nos encontramos con la inscripción de Peugeot. Mención aparte para la insignia posterior, con una bonita tipografía para el emblema de 308.

Una versión familiar sí… pero sin renovación para el cabrio presente por ahora

El Peugeot 308 sólo se comercializa con carrocería de 5 puertas. No entra en los planes por ahora de la marca francesa una carrocería de 3 puertas. Durante la presentación se confirmó la llegada de la versión familiar, una nueva generación del Peugeot 308 SW, pero sin detallarse fecha de llegada ¿lo veremos en el próximo Salón de París?¿llegará antes y estará en Ginebra?

Sobre el relevo generacional del Peugeot 308 CC, la variante descapotable del Peugeot 308, no hay nada confirmado por ahora salvo que el actual modelo, el actual Peugeot 308 CC todavía será el encargado de ofrecer la alternativa descapotable de la gama Peugeot 308.

En cuanto a versiones deportivas hay una visión bastante positiva del Peugeot 308 R presentado en Frankfurt, aunque antes tendremos que conocer a un Peugeot 308 GT que debería llegar movido por el bloque THP de 200 caballos. Ante la pregunta de posibles alternativas híbridas desde Peugeot nos apuntaron a que la plataforma modular EMP2 está perfectamente adaptada a la posible presencia de una mecánica híbrida, descartándose la idea de una mecánica 100% eléctrica.

Su habitáculo: calidad y una pantalla táctil para controlar todo

La filosofía del exterior, de la sencillez de líneas de la mano de detalles modernos, de la sobriedad y de un aura de bastante calidad está igualmente presente en su habitáculo, de nuevo, siguiendo la estela del Peugeot 208, a quien podemos considerar verdadero precursor de esta nueva línea y filosofía de la marca francesa.

Al abrir la puerta del Peugeot 308 nos topas de lleno con un volante que recurre a unas dimensiones muy contenidas. Más pequeño, más compacto, que el volante de cualquier otro coche (a no ser que nos vayamos a extremos como el volante, más propio de un kart, del Caterham Seven). Unas dimensiones contenidas para un volante que a título personal me gusta bastante, más allá de por sus medidas, por su calidad y buen acabado, sin entrar todavía en analizar el tacto de su dirección, bastante bueno dicho sea de paso y adelantándonos al análisis dinámico.

Tras este volante uno de los puntos más críticos, su instrumentación. Su posición retrasada llevó al Peugeot 208 a recibir no pocas críticas al taparse en algunos casos algún detalle de la instrumentación por el volante. En el caso del Peugeot 308 y con mi postura de conducción (midiendo 1.80 metros), el volante queda próximo a la parte inferior de las esferas, pero no oculta ni dificulta la visión de ningún elemento. Al conjunto del puesto de conducción Peugeot lo ha denominado i-Cockpit.

La instrumentación cuenta con un diseño bastante elegante en dos esferas ovaladas, por un lado, a la izquierda, con el indicador del combustible y el velocímetro, por otro, el indicador de la temperatura y el cuentarevoluciones… un cuentarevolciones que luce además un particular diseño invertido, yendo la aguja de derecha a izquierda. Al principio sorprende… sorprende mucho, a los pocos kilómetros te habitúas perfectamente. Según Peugeot este diseño se ha elegido para que la posición de las agujas, su convergencia, lleve a centrar al conductor más aún la visión en la carretera. Entre medias de ambas esferas nos encontramos con una pantalla digital donde se ubica el ordenador de a bordo.

Dejando a un lado el conjunto volante-instrumentación, nos encontramos con una consola central donde se recurre a una presencia mínima de elementos, unido esto a un salpicadero sólo interrumpido por la pantalla central, enmarcada por un acertado conjunto entre el cromado y los aireadores. 5 botones y una ruleta para la consola central que hace que nos preguntemos inmediatamente desde donde se controlan las funciones de la climatización, trasladadas ahora a la pantalla táctil (de 9.7 pulgadas) donde nos encontramos además de con estos ajustes de la climatización, con un proceso de uso algo más lento que los clásicos mandos, con el navegador, información del coche o un sistema de aplicaciones donde el concepto de smartphone está más que presente. Cabe destacar entre estas aplicaciones la de Coyote, informándonos de la presencia de radares, tanto fijos como aquellos radares móviles que hayan sido señalados por los usuarios, también nos encontramos con la Guía Michelin o una aplicación de gasolineras.

Si el aspecto es bueno el acabado es aún mejor. Superficie blanda para el salpicadero y como única parte negativa el plástico duro de la consola central… aunque muestra un ajuste excelente y a la vista está bien resuelto. Tanto por materiales como por diseño y ajuste el nuevo Peugeot 308 vuelve a sorprenderme muy gratamente.

Los asientos ofrecen un buen nivel de confort y un buen acabado, sobre todo los asientos en cuero calefactados y con ajuste electrónico (con memoria) que probamos en alguna de las unidades presentes (también probamos los asientos en tela). La habitabilidad de las plazas delanteras es bastante buena, siendo correcta en las plazas traseras donde podemos encontrar alguna limitación en el espacio disponible para las piernas, aunque con un conductor de 1.80 metros y un ocupante de las plazas traseras también de 1.80 metros no hay pega. Su maletero ofrece un muy buen espacio de carga, alcanzando una capacidad de 470 litros.

Me convence el diseño, innovando desde la sobriedad y la ausencia de cualquier elemento superfluo. Me convence su instrumentación, aún siendo consciente de que será uno de los puntos más criticados. Me gusta en definitiva el interior del Peugeot 308.

Un enorme salto en su diseño exterior e interior, un enorme salto en calidad y tecnología, pero… ¿y su dinámica?

Visto el análisis exterior e interior del 308 no te pierdas la segunda parte de la presentación y prueba del nuevo Peugeot 308, donde por supuesto analizaremos su dinámica, la importancia de la nueva plataforma EMP2, su gama, su precio y las previsiones para España, donde tendrá un precio de partida de 13.900 euros.

En Diariomotor: Peugeot 308 en Frankfurt 2013: el Golf francés se presenta en AlemaniaPeugeot 308 R: todos los detallesPeugeot 308: el compacto galo se renueva por completo

Lee a continuación: Peugeot 308 en Frankfurt 2013: el Golf francés se presenta en Alemania

Solicita tu oferta desde 14.950 €
  • Pablo

    No discuto calidad, pero gran salto en diseño? Personalmente me parece uno de los Peugeot con menos personalidad que he visto.

  • Oliver

    Sin llegar a decir que no me guste, no me termina de convencer. Creo que han hecho mejor trabajo con el 208 (quizá el de mejor diseño de su categoría) que con este 308, que les ha quedado soso, con una calandra anodina, y de formas generales poco sugerentes. Lo de la instrumentación en alto no me parece mal (además, me gusta llevar el volante tirando a bajo y el asiento tirando a alto), pero creo que han desaprovechado espacio entre la cúpula (el límite inferior de nuestra visión de la carretera) y los relojes y la pantalla de información, en una de las fotos se aprecia perfectamente esto. Por último, me resulta curioso algo que ya sucede en algún que otro Psa: las luces de techo de las plazas traseras iluminan de maravilla la bandeja posterior, pero no las plazas traseras.

  • HN3+

    Será perfecto con algo tan simple como adaptar el interior del 508.

  • CabeCholo

    Para mi es el coche del momento. Un cambio muy necesario y en una dirección muy acertada. Personalmente me recuerda a lo que debió suponer en su día el 306, con una apuesta mayor por la calidad eso sí.

    • Jordi

      El interior es moderno e innovador, el exterior sobrio y que a todo el mundo le puede gustar. Es una mezcla interesante.

  • ESPIRIT

    Es un coche que afirmo, no me compraría, no me dice nada. Es como los Toyotas últimamente son diseños que no me estimulan nada, me parece un diseño invisible, no te van a decir que feo coche por dios, pero tampoco llamaras la atención .
    Creo que la parrilla no calza bien con el diseño, tiene algo raro y no sé que es

  • Jordi

    No hay duda de que Peugeot cuando saca un nuevo modelo se mira con lupa porque siempre se espera que sea de la parte alta de su categoría, con este 308 creo que no hay duda de que está.

    Con la versión R en la calle, el THP 200CV, y el HDi de 180cv la gama quedará muy interesante.

    Por cierto, yo tampoco tuve ningún problema para ver las esferas en el 208, lo que muchos no saben es que hay que ajustar el vilante y asiento en altura…

  • Mike Gonzalez

    no me gusta nada… hay coches de su categoria muchisimo mas llamativos y actuales a pesar de tener diseños mas “antiguos”
    y por dentro mas de lo mismo, el diseño no me convence para nada, no da sensacion de salpicadero, sino de que han tirado los diferentes elementos y segun han caido, ahi se quedaron

    • Jordi

      Este 308 aguantará bien el paso de los años, en cambio, esos diseños llamativos a los que das importancia, en 4 años quedan desfasados.

  • alexyn

    Ha mejoado en calidad, sobre todo en el interior, pero ha perdido personalidad. Podía haberse parecido un poco más al 208 por fuera. No todo vale para competir con el Golf.

  • alex

    Desde mi punto de vista peugeot esta ganando en calidad y la sobriedad que lo esta caracterizando lo esta diferenciando bien (ya lo hizo tambien con el 508) dentro de psa, ya que peugeot siempre ha apuntado y debe aegior haciendolo, a ser la ”premiun” del grupo. Creo que el diseño es acertado aunque como pasa tambien con el golf, si no ves el modelo con el mejor equipamiento (llantas, etc.) pues sencillamente no te llama. Quizas lo que no termino de encajar son algunos DS de citroen y si realmente es rentable…

  • David

    La verdad es que el exterior es anodino y no dice mucho, aunque yo siempre digo que hasta que no se vea en la calle no me fio de las fotos, la calidad no se si habrá mejorado, yo tuve un 406 y la verdad que la calidad me pareció buenísima, con 13 años no le sonaba nada, ni un grillo y de motor mejor imposible. En cuanto al interior es que no me gusta nada, me parecen unos pegotes de relojes tirados y una consola que me desagrada, creo que la del actual esta mil veces más lograda, en fin, últimamente a los fabricantes les ha dado por las consolas minimalistas con un botón y tira de rueda, para mi donde esté una consola inclinada, llena de botones que se quite esta pobreza de diseño.

  • Pingback: Peugeot estrena Efficient Tronic Gearbox (ETG), el nuevo cambio manual pilotado de PSA | Diariomotor()