comscore
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Deportivos

6 MIN

¿Qué deportivos podrás comprarte si te toca la lotería este año?

Como cada año, los niños de San Ildefonso cantan los números, corren ríos de champán y cava entre los pocos afortunados que se llevarán un “pellizquito” y el resto nos conformaremos con tener salud que, como siempre, al final es lo que cuenta. Y como cada año, nos ilusionaremos con la posibilidad de hacer realidad nuestros sueños, de comprarnos ese deportivo que siempre quisimos en nuestro garaje gracias a los premios de la Lotería de Navidad.

El gordo: Ferrari, Lamborghini y otros deportivos de altos vuelos (400.000 euros)

Ha sido un año excelente para los apasionados de los superdeportivos y aún más para aquellos que pudieron permitirse reservar un McLaren P1, un LaFerrari o un 918 Spyder, las máquinas más rápidas y alucinantes que serán la referencia durante la próxima década. Por desgracia, ni todo el oro del mundo, ni todas las series del gordo, te permitirían acceder a la reserva de uno de estos deportivos. Todas las unidades han sido adjudicadas, con precios que superan con creces el gordo de la lotería de este año (LaFerrari: cuatro décimos, McLaren P1: tres décimos, Porsche 918 Spyder: dos décimos).

En cualquier caso, existen máquinas más mundanas que bien podrían pagarse con el premio gordo después de impuestos. Por su exclusividad y por ese toque de clásico moderno, bien podríamos invertir los más de 300.000 euros que costará el nuevo Mercedes SLS AMG Black Series, el canto del cisne de un deportivo que pronto nos dejará. Bajo ese halo de exclusividad, y sobre todo de deportividad, el Ferrari 458 Speciale se erige como otra de las opciones más interesantes.

Tampoco nos olvidemos de que ya se pueden ir formalizando reservas del nuevo Lamborghini Huracán LP610-4, aunque como mínimo tendrás que esperar un año para recibir tu flamante Lambo, puesto que las entregas comenzarán a realizarse a finales de 2014. Otro candidato interesante es el Porsche 911 Turbo S (223.967 euros). No te dejes engañar por su pose elegante y el toque familiar del 911, uno de los deportivos más populares en Europa. Un Turbo S siempre garantiza prestaciones dignas de los mejores deportivos, por no hablar del toque intemporal de su silueta y el tacto mágico de su conducción, virtudes que nunca pasan de moda.

El segundo premio: buscando un deportivo de ensueño (125.000 euros)

Por algo más de 100.000 euros, no podrás acceder a un flamante superdeportivo recién matriculado, pero sí a máquinas que definitivamente están fuera del alcance de la mayoría de los mortales. Aunque Chevrolet atraviese por uno de sus peores momentos, anunciada su desaparición de Europa, el Corvette seguirá comercializándose en el Viejo Continente durante los próximos años. Recordemos que en Estados Unidos ya disfrutan del nuevo Corvette Stingray, un deportivo de altos vuelos “asequible” que bajo la radicalidad que caracteriza a los productos norteamericanos, ha sabido aprender de la herencia de los europeos mejorando considerablemente el diseño del habitáculo, la calidad de los materiales y su dotación tecnológica.

Estirando tu presupuesto también podrás acceder a un Porsche 911 GT3 (157.857 euros), una de las máquinas más radicales de Stuttgart. Hablamos de un deportivo extremadamente rápido, con tracción trasera, potencia a raudales (475 CV) procedentes de un bóxer de seis cilindros atmosférico. Es una pena que Porsche haya desechado la posibilidad de adquirir un GT3 con cambio manual y la única opción disponible sea un PDK (cambio de doble embrague) con sutiles mejoras para preservar su espíritu de coche de circuito, pero en cualquier caso, y hasta la llegada del GT2 Turbo, esta será la cara más deportiva y radical del nuevo 911 (991).

Con un presupuesto holgado, el actualizado Audi R8 con motor de ocho cilindros también puede ser una buena alternativa. Recordemos que el Audi R8 es probablemente el deportivo más exótico que podemos pagar con 138.400 euros, con motor central posterior y la garantía de que atraeremos la mirada de todos allá donde vayamos.

Tampoco olvides que el lanzamiento de los nuevos BMW M3 y BMW M4 Coupé se producirá el próximo año. BMW es una de las pocas marcas que nos daría la confianza suficiente para comprar a ciegas y muy pocos dudarán de que el nuevo M4, con el recién estrenado motor de seis cilindros sobrealimentado, se convertirá en uno de los mejores coupés deportivos que el dinero puede pagar.

El tercer premio: ¿deportivo alemán o furia japonesa? (50.000 euros)

Con un presupuesto de 50.000 euros, entramos en el universo de los deportivos más mundanos, pero no por ello menos interesantes. Tal vez estemos insistiendo demasiado en el catálogo de Porsche, pero no es menos cierto que los de Stuttgart han renovado su catálogo este año con alternativas para todos los gustos y bolsillos. Sobre los 50.000 euros, exactamente en 57.461 euros y sin volvernos locos con extras realmente caros, el Porsche Cayman siempre es una alternativa muy a tener en cuenta.

Por otro lado, tampoco podemos olvidarnos de las opciones que nos llegan del País del Sol Naciente. A precio de Cayman tenemos un Nissan 370Z NISMO, la versión más macarra e irreverente del biplaza nipón. Un trasera potente y juguetón que saca el piloto que llevas dentro.

También existen otras alternativas la mar de interesantes, como el socorrido Audi TTS, que además goza de dos pequeñas plazas traseras.

Cuarto premio: un pequeño GTI (20.000 euros)

Si empezamos hablando de Ferrari y Lamborghini, nuestra elección para el cuarto premio de la lotería de navidad puede parecer poco menos que un premio de consolación. Nada más lejos de la realidad. Entre deportivos de alta alcurnia y el convencimiento popular de que para divertirte necesitas invertir demasiados euros en un trasera potente, este año descubríamos con agrado que los pequeños GTI viven su edad dorada y que 2013 fue un gran año por el estreno de los nuevos Ford Fiesta ST, Peugeot 208 GTI y Renault Clio RS.

Por algo más de 20.000 euros podemos gozar de un pequeño deportivo, relativamente discreto, práctico para el día a día y, lo más importante, para todos los bolsillos. Un producto que no sea demasiado caro, que esté bien equipado y encima goce de unos consumos bastante razonables.

De entre todos ellos nos quedamos con el Ford Fiesta ST, por ser el que más profundizó en esa dualidad de “deportivo para todo” y el más divertido y radical junto con el Clio RS, que se diferenció por su carrocería de cinco puertas y su cambio automático, de doble embrague.

En la hemeroteca: ¿Qué deportivos puedes comprarte si te toca la lotería? [2012]