La mayor inversión de la historia de Audi se dedicará sobre todo al desarrollo de nuevos modelos

 |  @davidvillarreal  | 

Haber vendido 1,5 millones de coches en 2013 no es suficiente para Audi. Se trata de un hito histórico, cifras espectaculares para cualquier marca y aún más para un constructor con un claro enfoque premium que además se engloba en un grupo automovilístico aún mayor, el Grupo Volkswagen. Aún así, en los próximos años Audi aspira a lograr un nuevo hito y superar los 2 millones de unidades anuales, objetivo que probablemente verán cumplido si se materializa la oleada de productos que han preparado entre 2014 y 2018.

Audi anuncia que desembolsarán 22.000 millones de euros, una importante inversión que en su mayoría (alrededor del 70%) se dedicará al desarrollo de nuevos modelos y tecnologías aplicables a toda su línea de productos. El resto se emplearán en expandir su red de fábricas repartidas por todo el mundo y sobre todo mejorar y ampliar las ya existentes, con especial atención a las de casa, a las factorías de Ingolstadt y Neckarslum. Audi sigue apostando por Alemania, aunque en breve inicie su producción en Foshan (China), en 2015 en Sao José dos Pinhais (Brasil), en 2016 en San José Chiapa (México) y siga expandiendo el centro de Györ (Hungría).

Nuevos productos y renovación del catálogo. El nuevo Audi TT llega en 2014

Una de las claves de su crecimiento ha sido, es y será la expansión hacia nuevos nichos del mercado, como el que inaugurará el futuro Audi Q1.

Hacia el año 2020, el catálogo de Audi, que actualmente se compone de 49 modelos, habrá crecido hasta los 60. Uno de los productos más destacados de los cuales teníamos constancia oficial hace tan solo unas semanas, será el nuevo Audi Q1, un pequeño crossover con unas expectativas de ventas bastante altas, especialmente en Europa. En 2014 llegará también el nuevo Audi TT Coupé, la tercera generación de este coupé deportivo, de uno de los productos más importantes – sobre todo por imagen – para Audi.

Audi reconoce también que uno de los pilares fundamentales de su trabajo de I+D, y de la dotación presupuestaria que se acaba de anunciar, pasará por mejorar la eficiencia de todos sus coches para enfrentarse a normativas de emisiones más exigentes. En este caso, la línea a seguir la marcarán los automóviles que utilicen energías alternativas (híbridos y eléctricos sobre todo), el proceso de aligeramiento (habrá más modelos, como el nuevo Audi A4, que harán un uso extenso del aluminio) y el aprovechamiento de mecánicas y plataformas compartidas del Grupo Volkswagen, que – por qué no decirlo – garantizarán también que el coste de fabricar y comercializar un Audi no se eleve para amortizar la inversión en I+D.

Fuente: Audi
En Diariomotor: Audi anuncia oficialmente el lanzamiento del Audi Q1 en 2016: el “Juke” de Ingolstadt

Lee a continuación: Audi SQ2, SQ4 y Q9, registradas las denominaciones de los próximos SUV de Ingolstadt

  • AB

    Audi anuncia que desembolsarán 22.000 millones de euros… Veintidos mil millones de euros… fabricar coches es un negocio caro, si tuvieramos esto en cuenta nos explicaríamos perfectamente que ha pasado con SAAB o Volvo y pasa con Alfa o Lancia… y muchos otros.