Mercedes Clase S 500 Plug-In Hybrid: tecnología híbrida enchufable como revolución para la berlina de lujo

 |  @davidvillarreal  | 

De arriba abajo, del más distinguido al más sencillo, del más grande al más pequeño. Mercedes-Benz afronta la llegada de sus primeros híbridos enchufables, empezando por el más distinguido, el más lujoso y el más representativo, el Mercedes Clase S 500 Plug-In Hybrid. Sabemos que Mercedes-Benz quiere dotar con mecánicas híbridas enchufables a buena parte de su gama, empezando por las berlinas. Y te contaremos cómo un mastodonte 5,25 metros de longitud y 442 CV de potencia es capaz de homologar solo 2,8 litros/100 kilómetros. Y también la razón por la cual creemos que dentro de poco una berlina de lujo no se entenderá sin una mecánica híbrida enchufable.

El nuevo Mercedes Clase S 500 Plug-In Hybrid llega a los concesionarios con un precio de 112.200 euros. En otras palabras, este híbrido enchufable será 12.300 euros más caro que un Clase S 400 Hybrid – no enchufable – de 333 CV. Una diferencia insignificante en una berlina de muy alta gama, especialmente si tenemos en cuenta el aporte que ofrece la tecnología Plug-In Hybrid a este modelo.

La tecnología híbrida del nuevo Mercedes Clase S 500 Plug-In Hybrid

La clave del Clase S 500 Plug-In Hybrid será su capacidad de recorrer más de 30 kilómetros y a velocidades de hasta 140 km/h sin consumir combustible, únicamente con la energía eléctrica acumulada en sus baterías.

El Mercedes Clase S 500 Plug-In Hybrid, como el Clase S 400 Hybrid, hará uso de un motor de seis cilindros en uve y 2.996 cm3, sobrealimentado por partida doble mediante dos turbos y capaz de desarrollar independientemente 333 CV de potencia y 480 Nm de par máximo. Solidario a este, un cambio automático de 7 relaciones. Por otro lado tenemos un embrague adicional que intermedia entre el motor térmico y un motor eléctrico de 85 kW de potencia, un embrague capaz de desacoplar el motor de combustión y conseguir la que sin lugar a dudas representa la mayor ventaja de este modelo frente al resto de híbridos de la gama Clase S, una pequeña autonomía eléctrica. La potencia conjunta del sistema es de 442 CV.

Sin consumir una sola gota de combustible, el S 500 Plug-In Hybrid puede recorrer aproximadamente 33 kilómetros en modo eléctrico. Esa es la razón por la cual habría conseguido homologar un consumo ridículo, de solo 2,8 litros/100 kilómetros – según las peculiaridades de homologación de estos híbridos enchufables. Y eso no es todo, en modo eléctrico el Clase S es capaz de alcanzar velocidades de hasta 140 km/h, más que suficiente para moverse con seguridad por las autopistas europeas.

El tiempo de carga de las baterías (de un 20% a un 100%) conlleva algo más de 4 horas en una toma de corriente de 220 voltios y 8 Amperios, aunque ese periodo puede acortarse a la mitad utilizando un punto de recarga de 16 Amperios.

Mercedes-Benz asegura que cubrirá cualquier deficiencia técnica que se produzca durante un periodo de seis años O 100.000 kilómetros, lo que suceda antes. También promete ofrecer a sus clientes un compromiso de rendimiento durante todo ese tiempo para la batería y los demás componentes del módulo híbrido enchufable. Las baterías suponen un peso añadido de 114 kilogramos y un volumen de 96 litros, su capacidad energética es de 8,7 kWh, que viene a ser algo más de un tercio de la energía que puede acumular un Nissan Leaf, por poner un ejemplo.

Mercedes-Benz también ha previsto que en los próximos años puedan iniciar la instalación de sistemas de recarga por inducción, tan cómodos que son capaces de recargar las baterías sin necesidad de un enchufe físico. El Mercedes Clase S 500 Plug-In Hybrid será el modelo que utilicen para las pruebas iniciales de estos sistemas.

Entre otras funciones, el Mercedes Clase S 500 Plug-In Hybrid contará con una gestión energética anticipativa, en función de las condiciones del tráfico y la orografía del terreno. Es decir, será capaz de hacer la gestión óptima de la energía que disponemos en las baterías para asegurar el menor consumo de combustible para llegar a nuestro destino.

También contará con funciones avanzadas de preclimatización. Cuando el usuario esté pensando iniciar un viaje puede enviar la hora de partida y el destino desde su propio teléfono móvil, utilizando connect me. De esa forma, a su llegada al coche, este se habrá encargado de conectar con anticipación el climatizador para que los pasajeros se encuentren con una temperatura agradable.

Con todo lo dicho, parece que la tecnología híbrida enchufable supondrá un antes y un después para las grandes berlinas de lujo. Por un lado, tenemos el reto medioambiental, el de normativas anticontaminación severas y ciudades que limitarán el acceso o gravarán con grandes impuestos a los vehículos más contaminantes. Por el otro, tenemos el tema del confort, la suavidad de rodadura de un eléctrico en ciudad. Y por último, sus prestaciones. Con un 0 a 100 km/h en 5,2 segundos es casi tan rápido como un Mercedes Clase S 500 con motor V8 de 455 CV de potencia, que además es 10.700 euros más caro.

Fuente: Mercedes-Benz
En Diariomotor: Mercedes Clase S, a prueba: la berlina más lujosa y tecnológica del mercado

Lee a continuación: Bentley Mulsanne 2015: una leve puesta al día para la berlina de ultralujo

Es el tope de la gama Mercedes y también una referencia tecnológica mundial para la industria del automóvil. No es poco.

Ver todos los comentarios 1