¡Que alguien pare a Hennessey! el sedán más rápido del mundo está en camino. Foto 1 de 3.