Kia Telluride Concept, el prototipo híbrido que curará tu jet lag

 |  @sergioalvarez88  | 

El Kia Telluride ha sido una de las sorpresas de los coreanos en este Salón de Detroit. Este prototipo anticipa la visión de un gran SUV por parte de Kia, diseñado para competir con coches de la talla del Chevrolet Tahoe, aunque por posicionamiento, a Kia le gustaría competir con los Range Rover. Con un aspecto exterior similar a vehículos como el Bentley Bentayga, el Telluride es un vehículo híbrido con algunas soluciones muy innovadoras. Si causa una buena impresión, Kia incluso podría producirlo en serie. ¿Cómo te quedas?

Su diseño parece una amalgama de diseños ya conocidos, una mezcla un tanto extraña en nuestra opinión.

Construido sobre la plataforma del nuevo Kia Sorento, el Telluride Concept se articula como un gran SUV, cuyo tren propulsor es un sistema híbrido enchufable. El motor de gasolina es un 3.5 V6 con 270 CV de potencia, asociado a un motor eléctrico de 170 CV. La potencia total del sistema es de 400 CV, y gracias a ello, este SUV de cinco metros calzado con llantas de 22 pulgadas es capaz de consumir apenas 7 l/100 km en el ciclo de autopista estadounidense. Descubrimos que es prototipo muy tecnológico al entrar en su habitáculo.

El conductor maneja todos los sistemas de infoentrentenimiento a partir de varias pantallas, también disponibles para los pasajeros de la segunda fila. Su control se denomina “Swipe Command”, un nombre elaborado para un avanzado sistema de control gestual. Kia ha usado por primera vez piezas imprimidas en 3D de producción en masa para este vehículo, anticipando futuras técnicas de producción. Este SUV tiene siete plazas, en una configuración de asientos idéntica a la de un gran monovolumen.

Si el público demuestra un gran interés por un SUV grande, Kia podría valorar su producción en masa.

Los dos asientos centrales son butacones independientes, con una tercera fila en forma de banco, desplegable tras la fila central. Sus asientos centrales se pueden reclinar casi completamente, y están imbuidos en varios sensores que monitorizan nuestras constantes vitales. Si detectan que tenemos jet-lag – tras un vuelo intercontinental por ejemplo – en el techo, el sistema Light Emitted Rejuvenation nos agraciará con un juego de luces terapéuticas que curará nuestro jet-lag. Teóricamente.

Si esto funciona, quiero que un Telluride me venga a buscar al aeropuerto. Es una solución de prototipo, pero demuestra que la salud se va abriendo paso poco a poco en el mundo del automóvil como Audi también nos ha demostrado. Estéticamente, el Kia Telluride es… atípico. No esperábamos un gran SUV con un diseño que parece inspirado en multitud de rivales de su segmento. A pesar de tener una imagen fuerte y personalidad – esa enorme calandra y ópticas LED – su aspecto es muy similar al de un Range Rover.

La apertura de sus puertas traseras es tipo suicida y su superficie acristalada, angulosa. En la zaga tenemos unas ópticas bastante similares a las de un Volvo XC90 y un pilar D también ciertamente similar. No deja de ser un prototipo, así que os preguntamos vuestra opinión. ¿Debería Kia producir un coche así?

Fuente: Carscoops
En Diariomotor:

Lee a continuación: Audi h-tron quattro: un laboratorio sobre ruedas, semi-autónomo y de hidrógeno

  • TheMustang12

    mi opinion, no producirlo y rediseñar el Sportage

    • Carlos Andres

      no creo amigo, este es para segmento F….mas ultra full size

  • nuevoenesto

    Sí deben producirlo. Tal cual se ve.

  • LUIS ANGEL

    El producirlo sería una mala decisión, además el frente está fuertemente inspirado en la imagen de marca de Rolls Royce, además de los parecidos ya mencionados con otras marcas, hace que sea un vehículo sin identidad, que queda fuera de la linea de diseño de KIA.

    • Carlos Andres

      no creo Señor/tio/My Lord, la calandra/parrilla tiene la identidad de nariz de tigre implementada para Kia y su nueva Imagen de marca.

  • GT