CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Porsche

7 MIN

5 deportivos divertidos y de propulsión trasera que pueden ser tuyos por menos de 10.000 euros

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 20 Abr 2016
deportivos-baratos-traccion-trasera-3
deportivos-baratos-traccion-trasera-3

Propulsión trasera, motor atmosférico, y cambio manual, una potencia respetable. Una combinación casi extinta en el mercado - o mucho más cara de lo que un aficionado medio se puede permitir. Sin embargo, el mercado de segunda mano está repleto de deportivos apasionantes que cuestan una fracción de lo que costaban en su día. Tus facturas en gasolina y mantenimiento serán más altas, pero estos 5 deportivos de propulsión pondrán una sonrisa a diario en tu cara. Ah, cuestan menos de 10.000 euros.

1) Mazda RX-8: en torno a 8.000 euros

Quizá no sea un coche para todos los públicos, pero es pasional, divertido y tiene mucho más carácter que otros rivales.

El Mazda RX-8 es el último deportivo con motor rotativo fabricado por Mazda. Un coupé de cuatro plazas y 231 CV, con uno de los motores más especiales del planeta. Una excelente base para preparaciones de alto nivel, o simplemente para disfrutar del coche en una carretera de curvas en domingo. Se estira hasta más de 9.000 rpm y tiene una estética muy diferenciada. Es posible encontrar en el mercado de segunda mano unidades con menos de 100.000 km por precios de en torno a los 7.000€ - 8.000€.

No son coches exentos de desventajas: consumen mucha aceite, especialmente si se les "aprieta". Hay que estar encima con su consumo de aceite, una de las características propias de un motor rotativo, y que no indica problemas de motor. Los sellos del motor rotativo tienen una duración limitada, y toca abrir motor al cabo de unos 150.000 kilómetros. No son motores problemáticos, pero no se puede negar que tienen un apetito voraz por la gasolina. Teniendo todos estos detalles en cuenta, está claro que no es una máquina para todos los públicos... pero su público la disfrutará como enanos.

2) Porsche Boxster (986): en torno a 10.000 euros

Comprueba que el IMS ha sido reemplazado. Si no lo ha sido, deberás desembolsar más de 1.000 euros en taller.

Los Porsche Boxster son deportivos infravalorados en su primera generación. Fue el primer Porsche de motor central producido por la marca, y lo cierto es que los años han pasado factura a su diseño, cuyos rasgos concuerdan con los 996, una generación poco querida de los 911. Pero para gustos, hay colores y no se puede negar que son coches divertidos, potentes y con un bóxer atmosférico de seis cilindros en posición central. No muchos más coches ofrecen sensaciones a cielo abierto como los Porsche Boxster.

Las unidades más asequibles son anteriores al año 2000. Decántate por un ejemplar con caja de cambios manual, y si es posible, con el motor de 2,7 litros y 220 CV de potencia, más jugoso que el 2,5 litros de 204 CV. Al ser siempre descapotables, es necesario comprobar que la capota esté en buen estado, y que no tenga "goteras". Es recomendable que tenga sus revisiones pasadas en talleres Porsche. El Boxster recibió un lavado de cara ligero en 2002 y motores más potentes: esas unidades tienen un precio ya superior a los 10.000€.

3) BMW M3 E36: en torno a 10.000€

Es realmente complicado encontrar BMW M3 de la caja E36 en un estado de serie. Muchos han pasado por "malas manos".

Los BMW M3 son deportivos de verdad. Con un inconfundible sonido, procedente de sus motores de seis cilindros en línea, que desarrollaban hasta 321 CV en la generación E36. A pesar de ser los "patitos feos" de la saga M3, los E36 son realmente divertidos, potentes y con un gran potencial de revalorización futura. Lo más complicado es encontrar unidades en un estado de serie en el mercado de segunda mano. Los precios son dispares: se pueden encontrar ejemplares poco cuidados por 6.000€, y máquinas impecables por más de 15.000€.

La virtud está en el término medio, pero si quieres obtener un buen ejemplar por unos 10.000€, tendrás que negociar. Son coches que han pasado en muchos casos por malas manos, por lo que comprobar su estado mecánico en taller es vital. Si el VANOS ha sido reemplazado recientemente, mejor que mejor. Las unidades de 286 CV con motor de 3,0 litros son ligeramente más baratas que las unidades de 321 CV de 3,2 litros. Se ofreció en carrocerías descapotable y berlina también, siendo estas más asequibles que los coupés.

4) Porsche 944 S: en torno a los 8.000 euros

Abundan las piezas en desguaces, y su precio no es excesivo: muchos componentes se comparten con los 924 y 968.

Otro Porsche que quizá no se te había pasado por la cabeza. Los 924 son demasiado vetustos, y los 968 se han subido al tren de al especulación. Sin embargo, los 944 tienen precios aún asequibles. Aunque los S2 con motor de 3,0 litros y 211 CV se suben por encima de los 10.000 euros, es posible encontrar un Porsche 955 2.5 S de 190 CV por unos 7.500 euros tras un poco de negociación. Son deportivos tradicionales, de tres puertas, cuatro plazas y propulsión trasera. Con caja manual, un motor voluntarioso y un peso contenido.

No son los Porsche más atractivos del mundo, pero son futuros clásicos y su versión S es la más equilibrada por consumos y prestaciones. Son coches fiables y sólidos a pesar de tener unos 30 años, y si han sido correctamente mantenidos no deberían dar problemas. No obstante, son Porsche, y su mantenimiento en concesiones y talleres oficiales no es asequible. Vigila que la unidad que vayas a ver tenga la distribución hecha, y que no tiene pérdidas de fluidos en el motor, como cualquier otro clásico moderno.

5) Nissan 350Z: en torno a 10.000 euros

Uno de los deportivos pasionales más fiables y potentes de los últimos 10 años.

El Nissan 350Z es uno de mis coches favoritos de la pasada década. Está movido por un agudo V6 atmosférico de 3,5 litros, con componentes internos forjados y una potencia que llegó a los 313 CV. Las unidades más asequibles son las anteriores a 2006, con una potencia de 280 CV, aunque mecánicamente son prácticamente idénticas a las últimas unidades producidas. Es un coupé a la vieja usanza: propulsión trasera y caja de cambios manual de seis relaciones. Se vendió también con carrocería descapotable y capota de lona.

Aunque es ligeramente pesado, es dinámicamente muy equilibrado y tiene una fiabilidad a prueba de bombas, si bien peca de un consumo de combustible elevado y embragues que raramente pasan de los 70.000 km. Mejor compra una unidad que lo haya reemplazado recientemente. Su sonido es simplemente delicioso, con un trabajo de escape impecable. Es posible encontrar unidades con menos de 150.000 km por importes inferiores a los 12.000 euros, que con una buena negociación pueden quedarse en unos 10.000 euros.

Y si no quieres un deportivo de segunda mano, hemos preparado una guía de deportivos nuevos por menos de 30.000 euros. No te la pierdas.

En Diariomotor: