Desmitificando los récords en Nürburgring: no demuestran nada y a la vez demuestran mucho

 |  @davidvillarreal  | 

Si estás pensando en adquirir un deportivo, el último detalle en el que deberías fijarte es en el tiempo que ha conseguido en Nürburgring, incluso si estás pensando en esa adquisición para marcar vueltas rápidas en tandas. ¿Por qué hemos de desmitificar los récords en Nürburgring? Para empezar porque generalmente esos récords se consiguen en unas condiciones, y con una preparación, que está muy lejos del alcance de la mayoría de los mortales. Es decir, que ese récord – como el conseguido estos días por el Volkswagen Golf – difícilmente podrás replicarlo (ver los 7 “secretos” que las marcas no quieren que conozcas sobre sus vueltas rápidas en Nürburgring). ¿Qué tiene el Volkswagen Golf GTI Clubsport S que no tengan sus rivales, las versiones más deportivas del SEAT León, el Honda Civic y el Renault Mégane, para que su récord marque la diferencia?

En general creemos que los récords de vuelta rápida en el Nordschleife no tienen sentido precisamente porque un deportivo ha de ofrecer mucho más que prestaciones y precisión para ser el más rápido en un circuito. Una vuelta rápida no debería ser el único aspecto que se valore en un deportivo, ¿qué hay de la diversión? ¿qué hay de su capacidad para ofrecer unas prestaciones adecuadas para su conducción en el mundo real, fuera de los circuitos?

Es deseable que un deportivo sea rápido, lo cual va implícito en su naturaleza. Pero estaréis conmigo en que habrá factores que influyan mucho más que una diferencia de unos segundos, en una vuelta rápida de casi 8 minutos, para condicionarnos a escoger un deportivo u otro. Aún así, las vueltas rápidas en Nürburgring sí sirven para algo. Sirven como estrategia publicitaria para las marcas, que por ello invierten bastantes recursos en poner a punto sus coches, y convocar a un equipo de probadores y pilotos durante una o varias jornadas, para batir el récord. E incluso crean versiones ad hoc para batir dicho récord.

¿Qué merito tiene que el Volkswagen Golf GTI Clubsport S haya conseguido el mejor tiempo de un tracción delantera en Nürburgring?

Con una producción limitada a 400 unidades es muy probable que jamás te encuentres con un Volkswagen Golf GTI Clubsport S por la calle. Con 310 CV de potencia, y su puesta a punto, será más potente que un GTI Clubsport, y mucho más potente que un GTI normal y corriente. Ahora piénsalo detenidamente, ¿cuántos Volkswagen Golf GTI verás por la calle con neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2, un semi-slick más enfocado a los circuitos que a la calle (aunque esté homologado para la calle), como los utilizados para batir este récord?

Para considerar la seriedad de un récord, como mínimo el deportivo que pretende batirlo ha de contar con equipamiento de serie. Hecha la ley, hecha la trampa. Los fabricantes han hallado la solución homologado ediciones especiales con una puesta a punto muy radical, y alejada de la naturaleza original del modelo que se derivan. Por no hablar de la preparación que conlleva un récord de este tipo. Jordi Gené llegó a rodar más de 9.000 kilómetros en Nürburgring para prepararse, y finalmente batir el récord del SEAT León Cupra.

Es evidente que un récord en Nürburgring demuestra muy poco, prácticamente nada.

Pero sí es cierto que estas vueltas rápidas demuestran mucho más de lo que habitualmente transmiten sus récords.

No sé a vosotros, pero a mí no deja de sorprenderme que un Volkswagen Golf GTI de tracción delantera sea capaz de marcar un tiempo similar (y mejor) al del antiguo BMW M3 GTS, el antiguo BMW M3 CSL, el BMW M4, y muchos deportivos muy potentes y exóticos con nombres como Ferrari o Lamborghini. Que un Volkswagen Golf GTI con unas pequeñas mejoras y unos buenos neumáticos (porque en el fondo eso es lo que es un Golf GTI Clubsport S) sea capaz de conseguir unos tiempos tan impresionantes como estos, superando a algunos de los mejores deportivos de las últimas décadas.

En Diariomotor:

Lee a continuación: Los 4 deportivos de tracción delantera más rápidos en Nürburgring (en vídeo)

  • Lo que demuestra una vez más la importancia de las gomas, si quieres hacer buenos tiempos en un track day, te montas unos neumáticos especiales y un set adecuado de amortiguadores y muelles en lugar de andar haciendo el anormal con la electrónica. Personalmente, como no me dan nada por batir records en trackdays, prefiero un trasto que me permita divertirme sin ser un riesgo para la salud pública, algo que si me da un susto lo controle sin problemas y que pueda rozar sus límites porque no son a 200 kmh. Me quedo con un lento mx5 con un mantenimiento contenido, y si me voy a circuito a hacer tiempos ya le montaré gomas absurdas

  • Paco Tce

    Pues a mí sí que me gustan estos “piques” entre marcas por ver quién es el más rápido, y sabéis por qué?? porque es algo que se debería seguir haciendo en el mundo de la competición y ya está olvidado, estas luchas sirven para que año tras año las marcas se apuren más y afinen los chasis de los nuevos modelos, hagan mejores neumáticos, instalen mejores frenos, etc. y al final aunque parezca que no todo eso termina repercutiendo de una forma u otra en los modelos de calle.